Consultar

Derecho, Jurisprudencia, Información

Caracteristicas De Las Obligaciones Como Titulos De Credito?

Caracteristicas De Las Obligaciones Como Titulos De Credito
Características de los títulos de crédito – El derecho cambiario suele regular aspectos como la forma y contenido de los títulos de crédito, los requisitos para su validez, los derechos y obligaciones de las partes involucradas, las acciones legales en caso de incumplimiento, la transferencia de los títulos y los efectos jurídicos que generan.

Poseen reconocimiento legal.Representan una obligación de pago entre las partes involucradas.El incumplimiento puede acarrear consecuencias legales.Son instrumentos transferibles, lo que implica que los derechos de pago pueden ser cedidos.Pueden generar intereses.Son emitidos con una fecha o plazos específicos en los cuales deben ser reembolsados por el emisor.Pueden ser cotizados en bolsa o emitidos para inversores privados.Los titulares de los títulos pueden tener derecho sobre los activos generales del emisor o sobre activos específicos designados por el emisor.

¿Cuáles son las obligaciones de los títulos de crédito?

Resumen – De acuerdo al artículo 208 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito (LGTOC), las obligaciones son títulos de crédito que representan la participación individual de sus tenedores («Obligacionistas») en un crédito colectivo constituido a cargo de la sociedad anónima que la emite («Emisora»).

¿Cuáles son las características de un título?

El título debe tener las características siguientes: Ser atractivo, de modo que describa el contenido del artículo en forma específica, clara, exacta, breve, y concisa. Posibilitar que el lector identifique el tema con facilidad. Permitir una indización precisa del material.

¿Qué características señala que los títulos de crédito son documentos necesarios para ejercitar el derecho que en ellos se consignan?

Los títulos de crédito como prueba preestablecida ‘son documentos necesarios para ejercitar el derecho literal que en ellos se consigna’ de acuerdo con el artículo 5o. de la citada Ley, lo cual significa que estos documentos se caracterizan por consignar una deuda cierta, exigible y líquida y que, por sí solos,

¿Qué es la obligación de crédito?

¿Qué es el crédito? – Este término se refiere al «derecho que tiene una persona acreedora a recibir de otra deudora una cantidad en numerario». Es decir, nos indica que una persona puede prestar dinero a otra, con la obligación de que este último la devuelva en los términos y condiciones que se han acordado previamente.

Los que se imputan a personas físicas y no vienen de sus ejercicios empresariales. Los que provienen de socios o asociados, que son personas físicas o sociedades que habitan en el extranjero. Los créditos que son a cargo de empleados y funcionarios. Los pagos eventuales de impuestos. Los títulos de crédito que indican la posesión de bienes. El dinero en caja.

¿Cómo se emiten las obligaciones?

Diferencia entre emisión de obligaciones y emisión de acciones – Asimismo, es conveniente señalar la distinción entre lo que conocemos como «emisión de obligaciones» y lo que llamamos «emisión de acciones». Por el hecho de llamarse «emisión» puede confundirnos, pero como veremos a continuación, es sencillo comprender las diferencias.

Así, una emisión de obligaciones, como decíamos, es un acto mediante el que una empresa obtiene financiación. La empresa, mediante este acto, contrae un préstamo que se divide en títulos, los cuales son adquiridos en el mercado por parte de inversores que compran dicho título a cambio de un rendimiento.

Por otro lado, la emisión de acciones es un acto mediante el que una empresa obtiene financiación. Sin embargo, no se emite una deuda (como en la emisión de obligaciones), sino un porcentaje de la empresa que se comercializa y es adquirido por inversores.

¿Cuáles son los elementos de los títulos de crédito?

¿Qué son los títulos de crédito? – Primero que nada, lo que debes saber es que los títulos de crédito son documentos. Estos le otorgan a una persona los derechos sobre una obligación de pago previamente pactada con otra persona. Es decir, son documentos que avalan el derecho de cobro sobre una cantidad, y estos pueden provenir de una institución de crédito o de personas.

  1. Los títulos de crédito se componen del valor que consignan y el derecho a cobrarlo.
  2. Tienen una función en el ámbito jurídico, comercial y principalmente mercantil, también estará regulado por el país donde se expida según las leyes o lineamientos jurídicos que apliquen.
  3. Dependiendo del país en que se elabore estarán regulados por distintas leyes y lineamientos jurídicos.

En el caso de México, existe una ley que los regula y que te contaremos un poco más adelante.

¿Cuál es la clasificación de los títulos de crédito?

Los títulos de crédito se pueden clasificar por la ley que los rige, en nominados e innominados; por quien los emite, en públicos y privados; por cómo se crean, en individuales y seriales; por su objeto, en personales, obligacionales y reales; por su circularización, en nominativos, a la orden y al portador y; por su

¿Qué es y cuáles son las características de estos títulos valores?

El título valor es un documento que contiene un derecho (derecho de pago, cobro ) esencialmente transmisible, ya que pasa de unas personas a otras. ¿Te han pagado alguna vez con un cheque o un pagaré? Es importante conocer a fondo este tipo de contratos para cuidar la salud financiera y evitar sorpresas desagradables.

¿Qué elementos componen una obligación?

Biblioteca – artículos electrónicos Capítulo I.- De las Obligaciones.1.- Concepto de obligación. Ya desde el antiguo derecho romano se habían acuñado definiciones célebres acerca de la obligación civil, como por ejemplo la clásica definición contenida en las Institutas de Justiniano en donde se dice que «obligatio est iuris vinculum, quo necessitate adstringimur alicuius solvendae rei secundum nostrae civitatis iuria».

  1. Es decir, la obligación es un vínculo jurídico que nos constriñe en la necesidad de pagar alguna cosa conforme a las leyes de nuestra ciudad.
  2. O la diversa definición del jurisconsulto Paulo que la concibe como «obligationum substantia non in eo consistit, ut aliquid corpus nostrum (aut dservitutem nostram) faciat, sed ut alium nobis obstringat at danum aliquid, vel faciendum, vel prestandum».

Es decir, la esencia de la obligación no consiste en convertir algo en cosa o servidumbre nuestra; sino en compeler a otro para darnos, hacernos o prestarnos algo.». Ahora bien, las anteriores definiciones y muchas otras elaboradas en épocas posteriores tienen el defecto de que sólo hacen énfasis en uno o dos de los tres elementos esenciales del concepto obligación, por ejemplo, diremos que la primera definición citada caracteriza a la obligación civil por el vínculo jurídico que enlaza a los sujetos de la misma; en tanto que Paulo se concentra únicamente en el objeto de la obligación, o sea, en la conducta que asumirá el sujeto deudor, para definir a la obligación.

See also:  Que Son Las Fuentes De Las Obligaciones Derecho Civil Mexicano?

En ese tenor de ideas el maestro Borja Soriano, en su obra titulada «Teoría General de las Obligaciones» después de citar varias definiciones logradas por diversos doctrinarios, termina concluyendo que para lograr una definición cabal sobre la obligación, no debemos fijar nuestra atención de manera especial sobre alguno de los elementos que constituyen la naturaleza de la obligación, a saber: los sujetos, el objeto y la relación jurídica, sino que tenemos que comprenderlos a todos en una la definición, ya que cada uno de ellos forma parte de su esencia.

Por tanto, una definición completa de la obligación sería aquella que dentro de su comprensión lógica contenga los tres elementos necesarios de ésta. En congruencia con lo anteriormente expuesto, podemos definir a la obligación civil como la relación jurídica por virtud de la cual un sujeto llamado deudor queda vinculado jurídicamente respecto de otro sujeto llamado acreedor a realizar una conducta que puede consistir en un dar, en un hacer o en un no hacer.2.- Elementos de las obligaciones.

  • Como apuntamos en el parágrafo anterior, tres son los elementos constitutivos de la obligación civil, los sujetos, el objeto y la relación jurídica.
  • A).- Los sujetos de la relación jurídica obligación son el acreedor y el deudor.
  • El acreedor es el sujeto activo de la obligación que es titular de un derecho subjetivo, comúnmente llamado derecho personal o derecho de crédito.

El deudor es el sujeto pasivo de dicha relación que tiene a su cargo un deber jurídico denominado deuda. b).- El objeto es la conducta que el deudor queda constreñido a realizar, y que puede consistir en un dar, hacer o un no hacer. c).- La relación jurídica, según el maestro Bejarano Sánchez, es «un vínculo reconocido y disciplinado por el Derecho objetivo, y por lo que se refiere a la relación jurídica de la obligación o derecho personal, es un vínculo creado por el Derecho objetivo, el cual faculta al acreedor a exigir una conducta del deudor y asegura su cumplimiento con la posibilidad de obtener compulsivamente su acatamiento».

En efecto, el vínculo jurídico que caracteriza a la obligación no es otra cosa que la coercibilidad o posibilidad de utilizar la fuerza para vencer la actitud contumaz del obligado que distingue al derecho de los otros sistemas normativos que rigen la conducta humana, verbigracia, la moral o los convencionalismos sociales.

3.- Diferencias entre derechos personales y derechos reales. Señala el tratadista Borja Soriano que respecto a las teorías que pretenden explicar la diferencia existente entre los derechos reales y personales se encuentra la teoría clásica, la cual concibe al derecho real como una relación entre persona y cosa, en tanto que el derecho personal es una relación entre persona y persona.

La diferencia que existe entre el derecho real y el personal, según los exponente de esta teoría, consiste en que en aquél la proximidad que existe entre el sujeto titular del derecho y la cosa permite su explotación económica con exclusión de los demás individuos que le rodean; en tanto que en el derecho personal la relación entre el sujeto activo y el pasivo es directa e inmediata, es decir, que lo más importante es la relación personal y de manera secundaria el objeto de la obligación.

Derecho real es la facultad o poder de aprovechar autónoma o directamente una cosa. Mientras que el derecho personal consiste en la facultad de obtener de otra persona una conducta que puede consistir en hacer algo, en no hacer nada o en dar alguna cosa.4.- Obligaciones propter rem.

La doctrina reconoce la existencia de ciertas obligaciones o cargas que están de tal manera vinculadas a la existencia de una cosa que su transmisión de ésta implica la de aquélla, es decir, que el origen de la obligación se encuentra en la cosa misma, nace del hecho de su detentación. También se les conoce con el nombre de ambulatorias, ya que la obligación pasa de un sujeto pasivo a otro por el simple hecho de la detentación material de la cosa.

Según Borja Soriano, las características de las obligaciones reales o propter rem son las siguientes: a) No ligan al deudor en cuanto a su persona o identidad personal, sino que está determinado por el hecho de ser propietario o poseedor de una cosa.

  1. c) El obligado responde de su deuda con la cosa, no con todo su patrimonio y, si renuncia a ella, se desembaraza de su deuda.
  2. En síntesis, podemos decir que las obligaciones reales son cargas o gravámenes impuestos por la ley a los poseedores o propietarios, por el simple hecho de la detentación de la cosa, y cuyo cumplimiento puede evitarse mediante el abandono de la cosa de la cual dimana el gravamen, respondiéndose de la deuda en todo caso con la cosa.

5.- Obligaciones naturales. En este último apartado nos ocuparemos de las llamadas obligaciones naturales, de la cuales podemos decir que consisten «en la necesidad jurídica de prestar una conducta a favor de un acreedor, quien puede obtener y conservar lo que el deudor le pague, pero puede exigirlo legítimamente por medio de la fuerza pública».

  • En otras palabras, lo que caracteriza o distingue a este tipo de obligaciones es el hecho una vez cumplida voluntariamente la obligación por el deudor, el derecho autoriza al acreedor a retenerlo válidamente, sin que pueda repetirse contra éste.
  • La doctrina considera a este tipo de obligaciones como obligaciones civiles imperfectas equiparándolas a veces a los deberes morales, toda vez que carecen de acción procesal que permita lograr su cumplimiento forzoso.

Sin embargo, pese a la diversidad de opiniones que existen sobre el tema, creemos que no se trata de simples deberes morales, sino de verdaderas obligaciones jurídicas, ya que por la circunstancia de que el Derecho reconozca la validez del pago y autorice al deudor para retenerlo, impidiendo la repetición contra éste, resulta inconcuso que tal reconocimiento por parte del ordenamiento jurídico le quita a dichas relaciones el carácter meramente moral que pudieran tener, para convertirlas en fenómeno netamente jurídico.

Conviene precisar, en último lugar, que estas obligaciones no se encuentran reglamentadas en nuestra legislación civil, por no existir un articulado que las agrupe reconociéndolas por su nombre, sino que al respecto sólo existen disposiciones aisladas de las que se desprende su existencia, verbigracia el artículo 1752 del Código Civil, que a la letra dice: «El que ha pagado una deuda prescrita o para cumplir un deber moral, no tiene derecho de repetir.»; asimismo, nos permitimos transcribir el diverso numeral 2124 del citado ordenamiento, que dispones que: «Las ventas al menudeo de bebidas embriagantes hechas al fiado en cantinas, no dan derecho para exigir su precio.»; y por último, el precepto 2595, que textualmente manda lo siguiente: «El que pierde en un juego o apuesta que no estén prohibidos, queda obligado civilmente, con tal que la pérdida no exceda de la vigésima parte de su fortuna.

Prescribe en treinta días el derecho de exigir la deuda del juego a que este artículo se refiere». : Biblioteca – artículos electrónicos

See also:  Que Obligaciones Tiene El Poder Ejecutivo?

¿Qué es la obligacion consignada en los títulos de crédito?

– El tenedor de un título tiene la obligación de exhibirlo para ejercitar el derecho que en él se consigna. Cuando sea pagado, debe restituirlo. Si es pagado sólo parcialmente o en lo accesorio, debe hacer mención del pago en el título.

¿Qué dice el artículo 8 dela Ley General de Títulos y Operaciones de crédito?

  • Artículo 5, Son títulos de crédito, los documentos necesarios para ejercitar el derecho literal que en ellos se consigna. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 6, Las disposiciones de este Capítulo no son aplicables a los boletos, contraseñas, fichas u otros documentos que no estén destinados a circular y sirvan exclusivamente para identificar a quien tiene derecho a exigir la prestación que en ellos se consigna. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 7, Los títulos de crédito dados en pago, se presumen recibidos bajo la condición salvo buen cobro. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 8, Contra las acciones derivadas de un título de crédito, sólo pueden oponerse las siguientes excepciones y defensas:
    1. Las de incompetencia y de falta de personalidad en el actor;
    2. Las que se funden en el hecho de no haber sido el demandado quien firmó el documento;
    3. Las de falta de representación, de poder bastante o de facultades legales en quien subscribió el título a nombre del demandado, salvo lo dispuesto en al artículo 11;
    4. La de haber sido incapaz el demandado al suscribir el título;
    5. Las fundadas en la omisión de los requisitos y menciones que el título o el acto en él consignado deben llenar o contener y la ley no presuma expresamente, o que no se hayan satisfecho dentro del término que señala el artículo 15;
    6. La de alteración del texto del documento o de los demás actos que en él consten, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 13;
    7. Las que se funden en que el título no es negociable;
    8. Las que se basen en la quita o pago parcial que consten en el texto mismo del documento, o en el depósito del importe de la letra en el caso del artículo 132;
    9. Las que se funden en la cancelación del título, o en la suspensión de su pago ordenada judicialmente, en el caso de la fracción II del artículo 45;
    10. Las de prescripción y caducidad y las que se basen en la falta de las demás condiciones necesarias para el ejercicio de la acción;
    11. Las personales que tenga el demandado contra el actor.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 9, La representación para otorgar o suscribir títulos de crédito se confiere:
    1. Mediante poder inscrito debidamente en el Registro de Comercio; y
    2. Por simple declaración escrita dirigida al tercero con quien habrá de contratar el representante.

    En el caso de la fracción I, la representación se entenderá conferida respecto de cualquier persona y en el de la fracción II sólo respecto de aquella a quien la declaración escrita haya sido dirigida. En ambos casos, la representación no tendrá más límites que los que expresamente le haya fijado el representado en el instrumento o declaración respectivos. Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 10, El que acepte, certifique, otorgue, gire, emita, endose o por cualquier otro concepto suscriba un título de crédito en nombre de otro sin poder bastante o sin facultades legales para hacerlo, se obliga personalmente como si hubiera obrado en nombre propio y, si paga, adquiere los mismos derechos que corresponderían al representado aparente. La ratificación expresa o tácita de los actos a que se refiere el párrafo anterior, por quien puede legalmente autorizarlos, transfiere al representado aparente, desde la fecha del acto, las obligaciones que de él nazcan. Es tácita la ratificación que resulte de actos que necesariamente impliquen la aceptación del acto mismo por ratificar o de alguna de sus consecuencias. La ratificación expresa puede hacerse en el mismo título de crédito o en documento diverso. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 11, Quien haya dado lugar, con actos positivos o con omisiones graves, a que se crea, conforme a los usos del comercio, que un tercero está facultado para suscribir en su nombre títulos de crédito, no podrá invocar la excepción a que se refiere la fracción III del artículo 8o. contra el tenedor de buena fe. La buena fe se presume, salvo prueba en contrario, siempre que concurran las demás circunstancias que en este artículo se expresan. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 12, La incapacidad de alguno de los signatarios de un título de crédito; el hecho de que en éste aparezcan firmas falsas o de personas imaginarias; o la circunstancia de que por cualquier motivo el título no obligue a alguno de los signatarios, o a las personas que aparezcan como tales, no invalidan las obligaciones derivadas del título en contra de las demás personas que lo suscriban. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 13, En caso de alteración del texto de un título de crédito, los signatarios posteriores a ella se obligan según los términos del texto alterado, y los signatarios anteriores, según los términos del texto original. Cuando no se pueda comprobar si una firma ha sido puesta antes o después de la alteración, se presume que lo fue antes. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 14, Los documentos y los actos a que este Título se refiere, sólo producirán los efectos previstos por el mismo, cuando contengan las menciones y llenen los requisitos señalados por la Ley y que ésta no presuma expresamente. La omisión de tales menciones y requisitos no afectará a la validez del negocio jurídico que dio origen al documento o al acto. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 15, Las menciones y requisitos que el título de crédito o el acto en él consignado necesitan para su eficacia, podrán ser satisfechos por quien en su oportunidad debió llenarlos, hasta antes de la presentación del título para su aceptación o para su pago. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 16, El título de crédito cuyo importe estuviere escrito a la vez en palabras y en cifras, valdrá, en caso de diferencia, por la suma escrita en palabras. Si la cantidad estuviere escrito varias veces en palabras y en cifras, el documento valdrá, en caso de diferencia, por la suma menor. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 17, El tenedor de un título tiene la obligación de exhibirlo para ejercitar el derecho que en él se consigna. Cuando sea pagado, debe restituirlo. Si es pagado sólo parcialmente o en lo accesorio, debe hacer mención del pago en el título. En los casos de robo, extravío, destrucción o deterioro grave, se estará a lo dispuesto por los artículos 42 al 68, 74 y 75. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 18, La transmisión del título de crédito implica el traspaso del derecho principal en él consignado y, a falta de estipulación en contrario, la transmisión del derecho a los intereses y dividendos caídos, así como de las garantías y demás derechos accesorios. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 19, Los títulos representativos de mercancías, atribuyen a su poseedor legítimo, el derecho exclusivo a disponer de las mercancías que en ellos se mencionen. La reivindicación de las mercancías representadas por los títulos a que este artículo se refiere, sólo podrá hacerse mediante la reivindicación del título mismo, conforme a las normas aplicables al afecto. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 20, El secuestro o cualesquiera otros vínculos sobre el derecho consignado en el título, o sobre las mercancías por él representadas, no surtirán efectos si no comprenden el título mismo. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 21, Los títulos de crédito podrán ser, según la forma de su circulación, nominativos o al portador. El tenedor del título no puede cambiar la forma de su circulación sin consentimiento del emisor, salvo disposición legal expresa en contrario. Volver al inicio Volver al indice
  • Artículo 22, Respecto a los títulos de deuda pública, a los billetes de banco, a las acciones de sociedades y a los demás títulos de crédito regulados por leyes especiales, se aplicará lo prescrito en las disposiciones legales relativas y, en cuanto ellas no prevengan, lo dispuesto por este Capítulo. Volver al inicio Volver al indice

¿Qué son los títulos de crédito según el Código de Comercio?

Son títulos de crédito los documentos que incorporan un derecho literal y autónomo, cuyo ejercicio o transferencia es imposible independientemente del título. Los títulos de crédito tienen la calidad de bienes muebles.

¿Qué efecto tiene la obligación?

Tema 4.1 Efecto de las obligaciones – Derecho Civil – Instituto Consorcio Clavijero Los efectos de las obligaciones son las consecuencias de orden jurídico provenientes de la existencia y virtualidad de la obligación. Los efectos de las obligaciones se refieren al cumplimiento, o no, del deudor, y las acciones legales de las que dispone el acreedor.

¿Cómo funcionan las obligaciones financieras?

Obligaciones financieras – Las obligaciones financieras (también llamadas bonos) son emisiones de deuda que realiza una empresa o una entidad pública. El que adquiere el bono está comprando deuda. Mediante la compra, presta dinero al emisor a cambio de la devolución del principal más un tipo de interés. Es una forma de financiación a largo plazo.

¿Qué son las acciones y obligaciones?

Obligaciones. Diferencias con la acción Accion Titulo que representa una porción determinada del capital social, que da derecho a una parte proporcional en las ganancias y que participa en las perdidas al solo importe del valor que expresa. Representa la propiedad que una persona tiene de una parte de esa sociedad.

Obligación, Diferencia entre acción y obligación La cantidad entregada a la sociedad por un socio o accionista es con el fin de formar el capital social; en cambio, las cantidades entregadas por un obligacionista son en calidad de préstamo.

Son títulos de crédito que únicamente pueden ser emitidos por las sociedades anónimas y que representan la participación individual de sus tenedores (obligacionistas), en un crédito colectivo constituido a cargo de la sociedad que las emitió. Las obligaciones solamente podrán ser emitidas por las sociedades anónimas.

Mientras que las acciones las pueden emitir las sociedades anónimas y las sociedades en comandita por acciones. Las obligaciones representan un préstamo o crédito colectivo a cargo de la sociedad que las emitió. Las acciones representan aportaciones o inversiones para constituir el capital social de la empresa.

Por lo tanto, el tenedor de una obligación es un acreedor de la sociedad emisora; mientras que el dueño de una acción es un socio o accionista, es decir, un copropietario de la empresa. : Obligaciones. Diferencias con la acción

¿Qué son las obligaciones al portador?

Obligaciones: Compromiso con que se reconocen deudas o se compromete su pago u otra prestación o entrega. En términos contables, las obligaciones están constituidas por el pasivo de una empresa. Título negociable, nominal o al portador, entregado por una sociedad o una colectividad pública a quienes les prestan capitales.

Obligaciones a la par: Son aquellas en que el desembolso para adquirir las obligaciones coincide con el valor nominal de las mismas. Obligaciones al portador: Son aquellas en las que no se expresa directamente una persona como apoderado de la acción, basta la mera tenencia del título para que estén legitimados los derechos que se deriven de la obligación. Obligaciones con descuento: Son aquellas obligaciones en las que el valor nominal es superior al dinero realmente desembolsado para adquirirla. Obligaciones con prima: Son aquellas en el que el precio a pagar por la obligación es superior al valor nominal de ellas. Obligaciones convertibles: Son obligaciones que confieren a sus propietarios la posibilidad de cambiarlas por acciones del ente emisor de las obligaciones, en las proporciones fijadas de antemano, o por aprobación de los accionistas y/o de los obligacionistas. Obligaciones hipotecarias: Son obligaciones que están respaldadas por una hipoteca de primer grado sobre un activo del ente emisor. Obligaciones nominativas: En ellas se expresa directamente la persona acreedora de los derechos que se deriven de la obligación. Obligaciones quirografarias: Son aquellas obligaciones que están respaldadas por todos los activos de la empresa y no por uno específico de la misma.

¿Cuál es el objetivo de los títulos de crédito?

Sirven como medio de pago, pueden ser una alternativa al dinero en efectivo y hacen más ágil la transferencia y prenda de mercaderías. Estos documentos llevan incorporado un derecho literal y autónomo.