Consultar

Derecho, Jurisprudencia, Información

Enriquecimiento Ilegitimo Como Fuente De Las Obligaciones?

Biblioteca – artículos electrónicos Capitulo II. Fuentes de las Obligaciones.1.- El contrato como fuente de las obligaciones En el capítulo anterior se estudió qué es una obligación, los elementos de las obligaciones, los tipos de obligaciones que existen según la doctrina, las diferencias que hay entre las distintas clases de obligaciones.

Ahora nos toca tratar cómo nacen o llegan a tener vida las obligaciones, es decir, cuál es la causa generadora de las mismas. La más autorizada doctrina nos explica que toda obligación tiene su fuente u origen en la ley, que ésta es la única fuente legítima -causa- del nacimiento de todo lazo o nexo jurídico -obligación-; sin embargo, si bien es cierto que en cualquier sistema de derecho escrito como el nuestro, la obra del legislador es en último término la causa generadora de las obligaciones, no menos cierto resulta que la ley por sí sola no es la causa única de su nacimiento, sino que por el contrario, lo que da vida a las obligaciones son los diferentes acontecimientos naturales y acciones humanas -hechos y actos jurídicos- que actualizan los supuestos normativos contenidos en la ley.

Así lo sostiene el gran civilista francés Bonnecase en su obra «Elementos de Derecho Civil, Derecho las Obligaciones, de los Contratos y del Crédito», cuando dice que: «Al mismo tiempo, estamos obligados a declarar que las obligaciones, ya se deriven de actos o de hechos jurídicos, encuentran su origen en la ley, erigida por tanto como fuente suprema de las obligaciones.- Se hace bien al considerar la cuestión en todos sus aspectos; siempre se encontrará la ley, en el sentido amplio del término, como origen de los efectos del acto y del hecho jurídicos.

  • Por tanto el mecanismo jurídico constituido por estas dos nociones técnicas, tiene por objeto inmediato la aplicación de la ley, sin que pueda tener otro.
  • Las situaciones jurídicas que de ella se derivan son sus consecuencias mediatas, ya se trate de obligaciones o de derechos reales «.
  • Continuando con nuestra exposición, diremos que por hecho jurídico debemos entender aquel acontecimiento natural o del hombre que el derecho toma en cuenta para atribuirles consecuencias jurídicas.

En tanto que por acto jurídico se entiende la manifestación exterior de la voluntad que se hace con el fin de crear, transmitir, modificar o extinguir una obligación o un derecho y que esa manifestación de voluntad produzca el efecto deseado por su autor, existiendo de tal manera actos en los que sólo interviene una voluntad, llamados unilaterales, y aquellos en que es necesaria la concurrencia de dos o más voluntades, denominados actos bilaterales; los hechos jurídicos pueden ser voluntarios e involuntarios, y aquellos a su vez lícitos e ilícitos.

  • Tenemos así que son fuentes de las obligaciones los actos y los hechos jurídicos que producen consecuencias jurídicas, estableciéndose una clasificación de las mismas en fuentes contractuales y fuentes extracontractuales.
  • Las fuentes contractuales son precisamente aquellas obligaciones que nacen en virtud de la celebración de un contrato o de un convenio, y las extracontractuales son todas aquellas obligaciones que no se derivan de la celebración de un contrato ni de un convenio, sino por una declaración unilateral de voluntad, en virtud de una gestión de negocios, por enriquecimiento ilegítimo o bien por responsabilidad civil.
  • A continuación, y en atención a los alcances de este trabajo, haremos primeramente un breve análisis de las fuentes contractuales y extracontractuales de las obligaciones.

1.- EL CONTRATO.

  1. El Código Civil del Estado de Michoacán, al igual que las diversas codificaciones civiles que rigen en las demás entidades federativas del nuestro país, contemplan como primer fuente de las obligaciones, al contrato; el cual encuentra su definición legal en el artículo 1650 de nuestra Ley civil en los siguientes términos: «Convenio es el acuerdo de dos o más personas para crear, transferir, modificar o extinguir obligaciones».
  2. Ahora bien, el contrato es la principal fuente de las obligaciones por su constante celebración en la vida diaria de cualquier sociedad, prueba de ello es que tiene una regulación minuciosa y preferente en la ley civil, según se aprecia de la lectura del articulado contenido en el Capítulo Primero, Título Primero, del Libro Cuarto del Código Civil estatal; asimismo, las normas contractuales son aplicables de forma subsidiaria, por disposición expresa del artículo 1718 del ordenamiento en cita, a todos los convenio y actos jurídicos, en lo que no se opongan a la naturaleza de éstos o a disposiciones especiales de la ley sobre los mismos.
  3. De lo anteriormente dicho, concluimos la importancia que tiene la exposición previa de esta fuente obligacional, para la correcta comprensión del presente trabajo.
  4. ELEMENTOS DE LOS CONTRATOS.

Podemos clasificar a los elementos del contrato en dos categorías: a) elementos de existencia, que son aquellos sin los cuales no existirían contratos, es decir, son aquellos requisitos cuya presencia dan vida jurídica al acto jurídico llamado contrato; y, b) elementos de validez, que son los requisitos que perfeccionan la existencia del contrato y sin los cuales podría anularse aquél.

  1. Tales requisitos están contemplados expresamente en nuestro ordenamiento civil en los artículos 1652 y 1653.
  2. ELEMENTOS DE EXISTENCIA.
  3. Los elementos de existencia son dos, a saber: el consentimiento y el objeto.
  4. A) EL CONSENTIMIENTO.
  5. El consentimiento es el acuerdo de voluntades entre las partes sobre el objeto materia del contrato.

En su formación se pueden distinguir con claridad dos momentos esenciales: la oferta y la aceptación. La oferta es una proposición realizada por uno de los contratantes a otro sobre un asunto de interés jurídico; mientras que la aceptación es el plegamiento de la voluntad de un contratante a la oferta inicial, muchas veces previa contraoferta realizada por el otro contratante.

Al respecto, opina Rojina Villegas que: «El proceso psicológico que precede a la formación de un contrato comprende la discusión de la oferta y la aceptación, toda vez que no siempre la oferta es aceptada lisa y llanamente, sino que la aceptación puede darse en forma condicional o introduciendo modificaciones.

Si la oferta no es aceptada en los términos en que se haya hecho, desde el punto de vista jurídico, el oferente no está obligado a mantenerla. Si el contrato es entre presentes, la oferta debe aceptarse inmediatamente; si es modificada, el oferente no tiene obligación de sostenerla.

  • VICIOS DEL CONSENTIMIENTO
  • Para la formación de un contrato válido, el consentimiento debe reunir los siguientes requisitos: a) capacidad de los contratantes; b) ausencia de vicios del consentimiento, y c) una forma especial de manifestación del consentimiento, cuando la ley así lo exige.
  • La capacidad de los contratantes puede dividirse en capacidad de goce y capacidad de ejercicio.
  • Por capacidad de goce se entiende la aptitud que la ley reconoce a una persona para ser titular de derechos y obligaciones.
  • En tanto que la capacidad de ejercicio es la facultad para usar o poner en práctica esos derechos y obligaciones.
  • Según disposición expresa del artículo 16 del Código Civil del Estado, la capacidad de goce se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte, sin embargo, las personas físicas tienen derecho a la protección de la ley desde su nacimiento.
  • La capacidad de ejercicio en principio es reconocida a toda persona, sin embargo, por razones de interés social la ley impone restricciones para su ejercicio a fin de proteger a cierta clase de personas, como son los menores de edad, los mayores de edad privados de inteligencia por locura, idiotismo o imbecilidad, aun cuando tengan intervalos lúcidos; los sordomudos que no saben leer ni escribir, los ebrios consuetudinarios y los que habitualmente hacen uso inmoderado de drogas enervantes.
  • Por último es conveniente precisar que no se debe confundir la capacidad de ejercicio con la legitimación en general, consistente ésta en las condiciones especiales que la ley exige para adquirir y tener determinados derechos o bien para ejercitar éstos.
  • A continuación nos ocuparemos del estudio de los vicios del consentimiento que pueden afectar la validez del consentimiento.

El error es «la falsa apreciación o conocimiento de una o realidad, o el total desconocimiento de ella. Esto origina en el sujeto la deformación de su voluntad; es decir, un sentido distinto al que se hubiera formado de no existir tal circunstancia». La doctrina suele distinguir cuatro tipos de errores que pueden afectar el consentimiento de los contratantes: el error obstáculo o error impediente, que se da cuando los contratantes se forman un juicio equivocado o concepto erróneo sobre la naturaleza del contrato o sobre la identidad de la cosa (error in negotio y el error in corpore).

El error nulidad puede consistir en un error de hecho o en un error de derecho, el cual otorgará acción de nulidad siempre y cuando recaiga sobre el motivo determinante de la voluntad de cualquiera de los contratantes, pero a condición de que en el acto de la celebración se declare ese motivo, o bien, que se pruebe por las circunstancias del mismo contrato que se celebró éste en el falso supuesto que lo motivó y no por otra causa.

El error indiferente es aquel que no afecta la validez del contrato, ya que se reduce al hecho de contratar en condiciones más onerosas o desfavorables a las que originalmente se pensó. Por último, el error rectificable o de cálculo es aquel que da lugar a una rectificación de carácter aritmético.

  1. El dolo y la mala fe merecen ser analizados de manera conjunta debido a su íntima relación.
  2. El dolo es cualquier sugestión o artificio que se emplee para inducir a error o mantener en él a alguno de los contratantes.
  3. Se entiende por mala fe la disimulación del error de uno de los contratantes, una vez conocido (artículo 1814).

Ahora bien, el dolo o mala fe de una de las partes y el que proviene de un tercero, anulan el contrato si ha sido la causa determinante de este acto jurídico. Esto quiere decir que, a causa de él, el negocio ha podido realizarse. El motivo que vicia la voluntad es el error provocado por las maniobras, que hacen que la víctima incurra o permanezca en el error».

Complementando los anteriores conceptos transcritos diremos que el dolo implica una actitud activa de uno de los contratantes, mediante el uso de un engaño, maquinaciones o artificios, para hacer caer en el error al otro; sin embargo, si ambos contratantes proceden con dolo, ninguno de ellos puede alegar la nulidad del acto o reclamar indemnización alguna.

La mala fe no es otra cosa que la disimulación del error en que se encuentra uno de los contratantes, una vez conocido, para que el otro se obligue bajo esa falsa creencia. Implica una actitud pasiva por parte de un contratante con la finalidad de el otro no salga de su error.

  1. Tanto el dolo como la mala fe dan origen a una nulidad relativa, razón por la cual sólo es oponible por quien los sufra; sin embargo, el acto jurídico así viciado de nulidad, puede ser confirmado o ratificado por el cumplimiento voluntario de las partes, extinguiéndose la acción de nulidad.
  2. Por último, existe una clase de dolo que no da lugar a la nulidad del contrato, es el conocido como dolo bueno; éste existe cuando una de las partes exagera las cualidades de la cosa materia del contrato, a fin de despertar el interés excesivo del otro por la celebración del contrato, generalmente se da en las relaciones entre los comerciantes y consumidores.

La violencia se puede dividir en física o moral, siendo aquélla la que por medio del dolor se coacciona la voluntad para que se exteriorice en la celebración del acto jurídico, y la violencia moral, cuando por medio de amenazas o intimidaciones se ponen en peligro los bienes jurídicos más apreciados del autor del acto jurídico o de sus familiares más cercano.

Así lo dispone el artículo 1677 del Código Sustantivo Civil dispone que «Hay violencia cuando se emplea fuerza física o amenazas que importen peligro de perder la vida, la honra, la libertad, la salud, o una parte considerable de los bienes del contratante, de su cónyuge, de sus ascendientes o de sus parientes colaterales dentro del segundo grado».

Por lo que respecta al temor reverencial o temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y respeto, no basta para viciar la voluntad (artículo 1678 del Código Civil Estatal). La violencia provoca la nulidad relativa del contrato, ya provenga ésta de uno de los contratantes o de un tercero interesado o no en su celebración.

  • No se puede renunciar su acción para lo futuro, sin embargo, si se confirma el acto una vez que cese la violencia, se torna válido por ratificación.
  • El concepto legal de lesión se encuentra contenido en el artículo 14 de nuestra legislación civil sustantivo en los siguientes términos: «Cuando alguno por su ignorancia, inexperiencia o miseria se ve obligado a celebrar un contrato leonino o a contraer obligaciones evidentemente desproporcionadas a las que él recibió, tiene derecho a pedir la rescisión del contrato, y de ser ésta imposible, la reducción de sus obligaciones.

El derecho otorgado por este artículo no es renunciable y durará un año». Solamente existe lesión cuando hay una notoria desproporción entre lo que se da y lo que se recibe. B) EL OBJETO. El segundo elemento de existencia de los contratos es el objeto, sin embargo, conviene precisar que no hay que confundir el objeto de la obligación con el objeto del contrato, ya que aquél es la debe precisarse como la conducta genérica que el obligado debe realizar y que según precisamos en capítulo primero de este trabajo puede consistir en un dar, un hacer o una abstención.

  • En tanto que el objeto de los contratos consiste precisamente en el contenido de esa prestación, es decir, la cosa que el deudor debe dar o el hecho que éste debe hacer o no hacer.
  • Así lo disponer expresamente el artículo 1682 del Código Civil de nuestra entidad al disponer que «Son objeto de los contratos: I.- La cosa que el obligado debe dar; II.- El hecho que el obligado debe hacer o no hacer».

El dispositivo 1683 del precitado ordenamiento prescribe que: «La cosa objeto del contrato debe: 1° Existir en la naturaleza.2° Ser determinada o determinable en cuanto a su especie.3° Estar en el comercio». Mientras que el diverso numeral 1685 señala que el hecho positivo o negativo, objeto del contrato, deber ser posible y lícito.

  • Por objeto posible debe entenderse que se refiere tanto a una posibilidad de carácter físico como jurídico.
  • El objeto cosa es físicamente posible cuando está en la naturaleza, esto es, que la cosa exista al momento de celebrarse el contrato.
  • Sin embargo, es preciso aclarar que las cosas futuras también pueden ser objeto de un contrato, siempre y cuando la futura existencia del objeto pueda darse conforme a la naturaleza y las partes estén conscientes de que se contrata sobre un objeto que no existe en el presente, pero que tienen la seguridad de que va existir; sin embargo el artículo 1684 de la Legislación Civil del Estado prohibe que pueda ser objeto de un contrato la herencia de una persona viva, aun cuando ésta preste su consentimiento.

Por su parte, podemos decir que el objeto cosa es jurídicamente posible cuando está en el comercio, ya que solamente son objeto de los contratos civiles las cosas que son susceptibles de entrar en el patrimonio de los particulares; por tanto, no son jurídicamente posibles, como objeto de un contrato, los bienes del dominio público y los de uso común.

Por lo que ve a la imposibilidad física y jurídica del objeto hecho, el Código Civil en el dispositivo 1686 dispone literalmente que: «Es imposible el hecho que no puede existir porque es incompatible con una ley de la naturaleza o con una norma jurídica que debe regirlo necesariamente y que constituye un obstáculo insuperable para su realización».

La licitud en el objeto, se hace consistir en que la cosa o hecho materia del contrato no sea contrario a las leyes de orden público, a la leyes prohibitivas o a las buenas costumbres. Cuando hablamos de un objeto determinado o cierto, nos referimos a aquellas cosas que se identifican por sus características o notas individuales, del tal manera que solamente una cosa corresponde a esa descripción, por ejemplo, el lote número 15, ubicado en la manzana 2, del fraccionamiento «Las Canteras» de la ciudad de Morelia, Michoacán.

En tanto que los objetos determinables constituyen las cosas designadas de manera genérica en el contrato, es decir, no que no pueden identificarse en su individualidad, sino que se determinan por su peso, número o medida, por su especie, calidad y cantidad. Una última característica que debe reunir el objeto materia del contrato es su estimación pecuniaria, ya como lo consideran la mayoría de los autores, el contrato como fuente de obligaciones se encuentra ubicado dentro del ámbito patrimonial, razón por la cual todo objeto (hecho o cosa) materia de un contrato debe ser susceptible de valorarse en dinero, ya que en caso de incumplimiento del contrato, el responsable está obligado a pagar los daños y perjuicios causados por su incumplimiento.2.- Declaración Unilateral de la Voluntad.

Otra de las formas que dan origen a una obligación es la declaración unilateral de la voluntad, respecto de la cual algunos juristas opinan que la obligación, por tratarse de una relación jurídica, no puede darse si no existe un acuerdo de voluntades; frente a tal opinión, otros autores aceptan que una obligación puede ser creada por la sola voluntad de una de la partes, afirmando que alguien puede ser obligado por la simple declaración de su voluntad; y una tercera postura, nos indica que la manifestación de voluntad no obliga a su autor hasta en tanto esa manifestación de voluntad es aceptada por aquel a quien va dirigida, es decir, que la declaración unilateral de voluntad es o constituye una fuente de obligaciones, pero solamente en casos excepcionales.

Esta fuente de obligaciones se basa esencialmente en que origina por la sola voluntad del deudor y se encuentra regulada en los artículos del 1719 al 1739 del Código Civil del Estado y reglamenta cuatro formas de declaración unilateral de la voluntad, como son: la oferta al público, la promesa de recompensa, la estipulación a favor de tercero y la expedición de documentos civiles a la orden o al portador.

a) LA OFERTA AL PUBLICO. La oferta al público se encuentra regulada en el artículo 1719 del Código Civil del Estado, que dispone: «El hecho de ofrecer el público objetos en determinado precio, obliga al dueño a sostener su ofrecimiento»; esta forma de declaración de voluntad obliga a la persona que ofrece en venta un objeto, a cumplir con lo ofrecido, ya que para que dicha obligación se origine, basta la sola voluntad del oferente.

B) LA PROMESA DE RECOMPENSA. La promesa de recompensa se contempla en los artículos del 1710 al 1725 del Ordenamiento legal precitado, disponiendo el primero de los preceptos «El que por anuncios u ofrecimientos hechos al público se compromete a alguna prestación a favor de quien llene determinada condición o desempeñe cierto servicio, contrae la obligación de cumplir lo prometido».

Esta obligación surge por medio de anuncios públicos, promete una recompensa a quien realice la prestación que se determine en la publicación, quedando obligado el promitente por su declaración de voluntad a entregar la recompensa prometida cuando se ha realizado la prestación.

  1. La estipulación en favor de tercero es otra de las figuras que nuestra Legislación Sustantiva Civil, en su artículo 1721, reglamenta como declaración unilateral de voluntad, y consiste en la declaración de voluntad hecha por el promitente al momento de celebrarse un contrato, por medio de la cual se obliga a petición del estipulante a cumplir una determinada prestación a favor de un tercero al contrato celebrado, es decir, el estipulante declara a cargo del promitente cierta obligación que éste deberá llevar a cabo a favor del tercero; se trata, pues, de una promesa contenida en un contrato de beneficiar a un tercero, en la que intervienen como sujetos: El promitente, el estipulante y un tercero; el promitente es quien emite su voluntad obligándose a favor de un tercero; el estipulante es quien tiene interés jurídico de que el promitente se obligue a favor del tercero que no interviene en el contrato celebrado; y el tercero es aquella persona ajena al contrato que resulta ser el beneficiario de la promesa contenida en el mismo.
  2. Para el nacimiento de la obligación que nos ocupa, la voluntad del tercero no es necesaria, porque precisamente se trata de una obligación que emana de la declaración unilateral de voluntad del promitente.

Esta obligación surge en el mismo momento en que se perfecciona el contrato en que se ha estipulado, por lo cual el tercero, a partir de dicho momento, tiene derecho de exigir del promitente el cumplimiento de lo estipulado en su favor. d) LOS TITULOS CIVILES A LA ORDEN O AL PORTADOR.

  • Otra fuente de las obligaciones lo constituye el enriquecimiento ilegítimo, éste deriva de un hecho voluntario lícito, mediante el cual aquel que sin causa se enriquece en perjuicio de otro, está obligado a indemnizarlo de su empobrecimiento en la medida que él se ha enriquecido.
  • El enriquecimiento ilegítimo básicamente estriba en que no existe una causa eficiente que justifique la disminución de un patrimonio y el aumento de otro, y que además no exista una causa jurídica que explique el desplazamiento total o parcial de un patrimonio al de otra persona, por lo que tal fuente de obligaciones tiene como elementos:
  • a) El enriquecimiento de una persona;
  • b) El empobrecimiento de otra;
  • c) Una relación de causalidad entre el enriquecimiento y el empobrecimiento;
  • d) Que no exista causa jurídica que justifique el empobrecimiento de un patrimonio y el enriquecimiento de otro.
  • La regulación del hecho jurídico que nos ocupa, tiene como finalidad la de evitar que el beneficio obtenido por una persona sin que exista una causa que lo justifique, origine perjuicios a otra que se ha empobrecido por el enriquecimiento de aquélla cuando haya relación entre las dos circunstancias, que obliga al enriquecido a restituir al que se ha empobrecido en la medida del empobrecimiento sufrido, es decir, deberá de restituir el importe de su ganancia.
  • Uno de los casos del enriquecimiento ilegítimo es el pago de lo indebido que ocurre cuando no habiendo relación jurídica entre dos personas, una de ellas entrega una cosa a la otra con el propósito de cumplir con una obligación inexistente, en este caso existe un enriquecimiento ilegal, en virtud de que el que recibe el pago obtiene una ganancia con perjuicio del que efectúa el pago, quien no tiene porque hacerlo.
See also:  Que Es Sin Obligaciones Fiscales?

5.- La Gestión de Negocios.

  1. La gestión de negocios es otra fuente de las obligaciones, que se contempla en los artículos 1754 al 1767 del Código Civil de la Entidad, los cuales nos indican: «El que sin mandato y sin estar obligado a ello se encarga de un asunto de otro, debe de obrar conforme a los intereses del dueño del negocio».
  2. Esta fuente de obligaciones estriba en la intervención voluntaria de una persona que no tiene mandato ni obligaciones en los negocios de otra persona que está ausente o bien impedida para atender sus negocios, con la finalidad de evitar le sean causados perjuicios o que con tal intervención ésta obtenga beneficios.
  3. Este hecho jurídico genera obligaciones a cargo de los sujetos que intervienen en esta figura jurídica, como lo constituye el gestor del negocio y el dueño del negocio, el primero tiene la obligación de desempeñar su encargo con toda la diligencia que emplea en sus negocios propios, debe además actuar de conformidad a los intereses del dueño del negocio, debe también avisar de su gestión al dueño y esperar que éste decida si está de acuerdo o no con su gestión, tiene el deber de continuar con su gestión hasta que concluya el asunto, así como a rendir cuentas de su gestión y si el dueño desaprueba la gestión realizada, deberá restituir las cosas en el estado en que originalmente se encontraban e indemnizar al dueño los perjuicios causados por su intervención; el dueño del negocio tiene como obligación la de pagar los gastos hechos por el gestor, siempre y cuando el negocio se hubiese gestionado de manera útil, y además deberá responder de las obligaciones contraidas por el gestor con motivo de su administración.
  4. Ahora bien, una vez que se han analizado las fuentes de las obligaciones antes mencionadas, se puede evidenciar que uno de los propósitos primordiales del derecho es preservar la paz social y la convivencia humana, pero aún con esto, con frecuencia en nuestra sociedad ocurre que la conducta de algunas personas afecta los derechos de otros; esta conducta, la que el Derecho denomina hecho jurídico, ha dado lugar a la creación de instituciones como las antes analizadas, con las que se pretende evitar se afecten los derechos de las personas.

Es además una norma de equidad que el que cause daños a otro tenga la obligación de repararlos en la medida que los ha causado, por lo que esta conducta puede además ser una conducta ilícita en virtud de que su autor obra en contra de la ley, observándose con lo anterior la obligación que tienen las personas de respetar los derechos no propios, entre los que encontramos no solamente los relativos a la propiedad, sino también a la vida, a la salud, por lo que resulta contrario a derecho que se cause un daño sin que medie un motivo justificado para ello, y más aún, el que se cause un daño y que éste no sea reparado por su autor.

  1. En prevención de alguno de los supuestos citados, nuestra legislación concede a los afectados por una de estas conductas, el derecho de reclamar del autor los daños, la reparación de éstos que es a lo que se llama responsabilidad civil.
  2. La responsabilidad civil es pues, la obligación que surge a cargo del autor de un daño causado a un tercero, de reparar o indemnizar a éste en los daños causados, refiriéndonos con lo anterior a la responsabilidad que no emana del incumplimiento de un contrato, sino de un hecho jurídico de una persona que causa daños y perjuicios a un tercero y que tiene como consecuencias jurídicas la reparación de los daños ocasionados, es decir, a la responsabilidad civil extracontractual.

Esta fuente de obligaciones se encuentra reglamentada por los artículos del 1768 al 1792 del Código Civil del Estado, mismos que establecen dos especies de responsabilidad civil, dividiendo a ésta en objetiva y subjetiva.

  • LA RESPONSABILIDAD CIVIL OBJETIVA.
  • Dispone el artículo 1771 del Código Civil del Estado, cuando una «persona hace uso de los mecanismos, instrumentos, aparatos o sustancias peligrosas por sí mismos, por la velocidad que desarrollen, por su naturaleza explosiva o inflamable, por la energía de la corriente eléctrica que conduzcan o por otras causas análogas, está obligada a responder del daño que cause, aunque no obre ilícitamente, a no ser que demuestre que ese daño se produjo por culpa o negligencia inexcusable de la víctima».
  • Del contenido del numeral transcrito se puede definir a la responsabilidad civil objetiva como la obligación que tiene aquel que hace uso de cosas peligrosas, de reparar los daños que causen a otros.
  • Esta fuente de obligaciones se origina por el uso lícito de una cosa peligrosa, independientemente de la ilicitud de la conducta del causante del daño, que obliga al que la utiliza a reparar el daño causado, se le conoce también como Teoría de la Responsabilidad por el Riesgo Creado, en virtud de que esta obligación nace por el riesgo que se crea al usar una cosa peligrosa que, en caso de causar daños, se traducirá en la necesidad de reparar los mismos.
  • Basta pues, con que al utilizarse un objeto peligroso se cause un daño, para que con ello, el que se sirva de dicho objeto, esté obligado a repararlo, por lo que la causación de un daño por el uso de una cosa peligrosa es el fundamento de la responsabilidad objetiva y el obligado sólo puede librarse de reparar el daño si demuestra que el daño se produjo por negligencia inexcusable de la víctima.
  • La responsabilidad civil objetiva tiene como elementos los siguientes:
  • a) La utilización de una cosa peligrosa.
  • b) La existencia de un daño.
  • c) Una relación de causalidad entre el hecho y el daño producido.
  • Respecto del primero de los elementos precitados, el artículo transcrito con anterioridad enuncia como cosas peligrosas los mecanismos, aparatos o substancias que por su naturaleza puedan crear un riesgo, debiéndose entender por tales a aquellos objetos que, aunque útiles, cuando éstos se encuentran funcionando puedan constituir un riesgo y no así el que deba considerar como objetos peligrosos únicamente los que se precisan en el artículo 1771 del Código Civil del Estado, en virtud de que día con día se crean objetos o se ejercen actividades nuevas que encuadran en el supuesto de cosas peligrosas.
  • El segundo elemento de la responsabilidad objetiva, que se refiere a la existencia de un daño, estriba en el daño sufrido en el patrimonio de una persona por el uso de una cosa peligrosa; este daño, de carácter patrimonial, tratándose de daños causados a las cosas, dará lugar a la reparación íntegra del daño causado, ya sea restituyendo las cosas al estado que tenían antes de producirse el daño, y si esto no fuere posible, se deberá cubrir en el pago de una indemnización; para indemnizar el daño causado a personas, se acudirá a las cuotas que establece la Ley Federal del Trabajo.
  • Es dable mencionar que en la responsabilidad objetiva únicamente se indemnizará el daño patrimonial y no el moral que establece el artículo 1774 del Código Civil en cita.
  • La relación entre el hecho y el daño producido que hemos señalado como tercer elemento de la responsabilidad civil objetiva, consiste en que el daño causado a la víctima sea una consecuencia inherente a la utilización de un objeto peligroso.
  • Lo manifestado nos lleva a determinar que el afectado, al pedir la reparación de los daños causados, lo único que deberá acreditar es que el daño se produjo por la utilización de un objeto peligroso de que se sirvió la persona a quien se va a exigir tal obligación.
  • LA RESPONSABILIDAD CIVIL SUBJETIVA.
  • El concepto de responsabilidad civil subjetiva lo encontramos en el artículo 1786 del Código Civil del Estado, que indica: «El que obrando ilícitamente o contra las buenas costumbres causa un daño a otro, está obligado a repararlo, a menos que demuestre que el daño se produjo como consecuencia inexcusable de la víctima».
  • En este caso, la fuente que da nacimiento a la obligación de reparar los daños causados, que es a lo que se denomina responsabilidad civil, lo es una conducta contraria a la ley, que causa daños.
  • La base de la responsabilidad subjetiva lo es que exista esa conducta ilícita y dañosa, pero además, que exista culpa en el autor del daño, es decir, que por negligencia o con intención se causen daños a otro, por lo que si una persona viola la ley con culpa y causa un daño, incurre en responsabilidad civil y nace a su cargo la obligación de reparar los daños causados.
  • El hecho ilícito que da nacimiento a la responsabilidad subjetiva, requiere de la existencia de los siguientes elementos:
  • a) La comisión de un daño;
  • b) La culpa;
  • c) La relación de causa a efecto entre el hecho y el daño causado.
  • La existencia del daño es esencial para que exista la obligación de repararlo a cargo de su autor, el daño que se cause puede ser de carácter patrimonial o moral, y en ambos casos nuestra ley establece la forma en que debe ser reparado.

El daño se traduce en una pérdida no sólo del carácter patrimonial, sino en éste se incluyen los perjuicios que sufre una persona en su salud y los llamados daños morales. Este daño tiene como características el que deba ser una consecuencia inmediata y directa del hecho ilícito y además debe ser cierto, es decir, que el daño exista como producción de ese hecho.

  1. En la responsabilidad subjetiva el segundo de los elementos que nos ocupa adquiere una gran importancia, ya que la reparación del daño es una sanción de aquel que obra con culpa, por lo que si no hay culpa en el autor del hecho ilícito, no nace a cargo de este la obligación de los daños originados.
  2. Respecto al elemento de culpa el maestro Rafael Rojina Villegas nos dice que ésta supone que el hecho se ejecuta con dolo, imprudencia, negligencia, falta de previsión o de cuidado.

(op cit, pag.308 y 309)

  1. De lo anterior se puede dividir a este elemento en culpa intencional y culpa no intencional, la primera es a la que se refiere el autor precitado como el hecho que se ejecuta con dolo, es decir, incurre en culpa intencional aquel que ejecuta un acto con un fin perjudicial; por otra parte, la culpa no intencional es aquella conducta ejecutada, con imprudencia o negligencia, es aquel acto en que debiendo preveer el daño no se hace.
  2. Este elemento está íntimamente ligado a la existencia del daño, ya que para que pueda estimarse que alguien es culpable se requiere que éste haya sido el causante del daño, lo cual nos lleva al tercer y último elemento de la responsabilidad subjetiva, que es el llamado relación de causalidad.
  3. La relación de causa a efecto entre el hecho y el daño consiste en que el daño causado debe necesariamente ser consecuencia de una conducta culpable, ya que si únicamente se causa un daño, pero no existe culpa del autor del mismo, no se tiene la obligación de repararlo, por lo que la persona que sufre el daño, para exigir su reparación, deberá de probar que existió culpa en el agente, y en caso de demostrarse que el daño se causó por culpa de la víctima no se actualiza este tercer elemento de la responsabilidad subjetiva.
  4. Ahora bien, cuando los tres elementos antes mencionados se reúnen, es decir, si alguien viola la ley culpablemente y causa un daño, incurre en responsabilidad civil y a su cargo surge la obligación de reparar los daños causados; la sanción a esta conducta ilícita y dañosa en materia penal, implica la imposición de una penal, y en materia civil da lugar a que su autor esté obligado a reparar el daño causado.
  5. La reparación del daño se encuentra regulada por los artículos 1773 y 1774 del Código Civil del Estado e implica:
  6. El restablecimiento de la situación que tenían las cosas antes de causarse el daño, y cuando esto no fuere posible, en el pago de daños y perjuicios.
  7. En el caso de que la víctima de un hecho ilícito muera, además de la sanción establecida en el inciso anterior, se establece una indemnización moral, misma que habrá de pagar el autor del hecho ilícito, la cual no podrá exceder de la tercera parte de lo que importe el daño material.
  8. Como podemos advertir, la reparación del daño que establecen los artículos precitados comprende no sólo la indemnización patrimonial, sino también moral, ésta será fijada por el juez que conozca de tal reclamación tomando en cuenta los daños ocasionados, la capacidad económica del causante del daño, así como las pruebas que se hubieren aportado al juicio para comprobar los daños sufridos.

: Biblioteca – artículos electrónicos

¿Cuando no se tiene derecho de repetir en el enriquecimiento ilegitimo?

El que ha pagado para cumplir una deuda prescrita o para cumplir un deber moral, no tiene derecho de repetir. Artículo 1895. Lo que se hubiere entregado para la realización de un fin que sea ilícito o contrario a las buenas costumbres, no quedará en poder del que lo recibió.

¿Qué es la accion de enriquecimiento ilícito?

Civ. Acción que tiene por finalidad restaurar el equilibrio alterado por el incremento patrimonial de una persona a costa de otra sin razón jurídica que lo justifique.

¿Qué es enriquecimiento sin causa Código Civil?

El enriquecimiento sin causa se configura en todos aquellos eventos en los que se acrecienta el patrimonio de una persona, a expensas del detrimento del patrimonio de otra persona, sin que medie para este desplazamiento patrimonial una causa jurídica o justificación alguna.

¿Qué es el enriquecimiento ilegitimo ejemplos?

Por ejemplo: Si un funcionario público que recibe dinero o regalos a cambio de favores políticos, como la asignación de contratos públicos o la obtención de permisos o licencias, estaría incurriendo en enriquecimiento ilícito.

¿Qué es enriquecimiento ilícito y ejemplos?

Aumento ilícito en el patrimonio de un funcionario público o de un particular a causa de actividades delictivas en el manejo de fondos o bienes públicos. Ejemplo: «Denunciaron el enriquecimiento ilícito del funcionario por recibir sobornos».

¿Qué elementos se deben configurar para que se pueda alegar el principio de enriquecimiento sin justa causa?

De las nociones mencionadas, se recalca que todas coinciden particularmente en que para estar en presencia de un enriqueci- miento sin causa deben concurrir los siguientes presupuestos: 1) Un enriquecimiento patrimonial; 2) Un empobrecimiento patrimo- nial y 3) Que empobrecimiento correlativo al enriquecimiento sea

¿Cuando no procede el enriquecimiento sin causa?

‘b) Que no procede invocar el enriquecimiento sin causa cuando la ley otorga al empobrecido otros medios para ser indemnizado, niega la acción de restitución o atribuye otros efectos al enriquecimiento.

¿Cuándo se consuma el delito de enriquecimiento ilícito?

1. Introducción El delito de enriquecimiento ilícito se encuentra tipificado en el artículo 401 del Código Penal y sanciona al funcionario o servidor público que incrementa ilícitamente su patrimonio respecto de sus ingresos legítimos, abusando de su cargo.

  • En la siguiente nota, analizaremos siete aspectos básicos del tipo penal.2.
  • Sujetos del delito a) Sujeto activo El sujeto activo será aquel servidor o funcionario público que despliege la conducta ilícita, esto es, incrementar su patrimonio ilícitamente abusando del cargo que ostenta porque este «se materializa a través de actos sucesivos o simultáneos de abuso de la posición y competencias funcionariales del sujeto activo y que originan para él un mejoramiento patrimonial indebido» ( Acuerdo Plenario 3-2016/CJ-116, fundamento trece).

b) Sujeto pasivo El titular del bien jurídico lesionado o puesto en peligro en los delitos contra la administración pública es el Estado. c) Extraneus El delito de enriquecimiento ilícito es de naturaleza combinada o mixta, ya que está regulado como de ejecución continua y de consumación permanente.

Así, el agente mientras ostenta su condición funcionarial realiza una secuencia de actos provenientes de la misma resolución criminal (producir su enriquecimiento ilícito); pero, además, la mejora acumulativa de su patrimonio que va obteniendo debe mantenerla hasta el fin del periodo que ejerce su cargo funcional, sea este por cese o destitución.

Esto posibilita que la intervención del tercero extraneus pueda ocurrir durante todo el tiempo que el funcionario intraneus se mantenga en el ejercicio de su posición y competencia funcionarial. Sea, pues, como instigador cuando motive o induzca a la realización de actos idóneos para el enriquecimiento; o como cómplice cuando ayude, de cualquier manera, a obtener recepcionar, administrar, guardar, transferir o mantener los ingresos los bienes, créditos o réditos que van produciendo el enriquecimiento ilícito del intraneus,

Por consiguiente, si la conducta del tercero se realiza o tiene lugar con posterioridad al cese o después de la pérdida del estatus funcionarial del agente del enriquecimiento ilícito, esto es, después que concluya la continuidad de la actividad delictuosa y cese la permanencia, la conducta que desplegué aquel ya no será accesoria, sino autónoma y deberá ser considerada como un delito diferente que bien puede ser el de lavado de activos ( Acuerdo Plenario 3-2016/CJ-116, fundamento quince),3.

Bien jurídico protegido En los delitos contra la administración pública se protege un bien jurídico general (también llamado mediato) que se concretiza en uno específico (o inmediato). El bien jurídico mediato trasciende la sola protección de las arcas del Estado, por lo que se tutela el correcto funcionamiento de la Administración Pública.

  1. Este a su vez, se concretiza en la protección de la transparencia y la probidad con la que debe actuar el agente por razón de su cargo,4.
  2. Conducta sancionada La conducta sancionada en el delito es el incremento ilícito del patrimonio en atención a que el agente quebranta sus deberes funcionales con la Administración Pública, lo que responde a fundamentos político-criminales de lucha contra la corrupción.

Asimismo, dicho incremento ilícito contempla tanto la incorporación de bienes o activos al patrimonio personal del funcionario como la disminución de pasivos, Cabe precisar, además, que el enriquecimiento ilícito puede ser paulatino. Sin embargo, este debe acontecer y concretarse necesariamente durante el período de gestión o competencia funcional que ejerce el funcionario público.

Esto es, desde que asume el cargo hasta que cesa en él. Ni antes ni después de tales sucesos formales será posible practicar o imputar un acto de enriquecimiento ilícito ( Acuerdo Plenario 3-2016/CJ-116, fundamento 13).5. Carga de la prueba La carga de la prueba corresponde al representante del Ministerio Público, y tiene como finalidad demostrar la existencia del incremento patrimonial o gasto económico personal del funcionario público que presente un desbalance en atención a los que regularmente hubiera podido alcanzar como resultado de sus ingresos legítimos.

Demostrado ello, la carga de la prueba se invierte y le corresponde al funcionario acreditar el origen lícito del incremento ( Casación 953-2017, Lima, fundamento quinto).6. Consumación El delito de enriquecimiento ilícito se va materializando de modo continuado y acumulativamente, mediante un conjunto conexo de actos dolosos irregulares que van procurando el aumento de los activos o la disminución de los pasivos del funcionario público.

  • Sin embargo, es pertinente destacar que tales acciones se encuentran siempre vinculadas entre sí por el mismo designio lucrativo antijurídico (producir el enriquecimiento ilícito) ( Acuerdo Plenario 3-2016/CJ-116, fundamento 13).
  • El delito de enriquecimiento ilícito se consuma con el abuso de la posición funcional por parte del funcionario o servidor público evidenciado en actos concretos que denotan un incremento patrimonial no justificado ( Recurso de Nulidad 2934-2015, fundamento décimo sétimo).
See also:  10 Obligaciones Como Hijo?

Salinas Siccha, R. (2019). Delitos contra la Administración Pública.5ta edición. Lima: Grijley, p.761. Montoya Vivanco, Yván (Coord.) (2015). Manual sobre delitos contra la Administración Pública. Lima: IDEHPUCP, p.123.

¿Cuándo se da un enriquecimiento sin causa?

El enriquecimiento sin causa es una figura clásica del Derecho Civil, que tiene el pro- pósito de brindar protección a aquella persona que se ha empobrecido a favor de otra, sin una justificación jurídica.

¿Qué es el in rem verso?

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, Este aviso fue puesto el 4 de mayo de 2008.

Actio de in rem verso es una locución latina que traducida al español significa » Acción de Reembolso «, conocida por algunas legislaciones como » Acción de Restitución» pero no se trata de restituir una propiedad o un inmueble, hace referencia al enriquecimiento ilícito, o más bien sin causa, de carácter líquido.

  1. Es decir que lo que se paga sin deberlo o que la ley lo manda, debe ese «acreedor» proceder a hacer el reembolso a aquel que lo pago, ya sea en virtud de un error, una subrogación, o algunas veces de obligaciones solidarias e indivisibles, o bien, en virtud de una fianza,
  2. La mayoría de las legislaciones civiles, especialmente el Código de Napoleón, y el Código Civil de Chile (y que éste es la base o modelo para muchos países de Latinoamérica) lo regulan en su articulado, claro ejemplo es el Art.1366 C.

de El Salvador que establece: «Lo que se paga antes de cumplirse el plazo, no está sujeto a restitución. Esta regla no se aplica a los plazos que tienen valor de condiciones.» A prima facie se habla de restitución y no de reembolso, se desconoce cual fue el motivo por el que el señor Napoleón y Andrés Bello decidieron mantener esa redacción que fue copiada idénticamente en otros Códigos.

¿Que se requiere para que el negocio jurídico tenga plena validez según la capacidad legal del sujeto?

Código Civil de Guatemala ARTICULO 1251.- El negocio jurídico requiere para su validez: capacidad legal del sujeto que declare su voluntad, consentimiento que no adolezca de vicio y objeto lícito. ARTICULO 1252.- La manifestación de voluntad puede ser expresa o tácita y resultar también de la presunción de la ley en los casos en que ésta lo disponga expresamente.

ARTICULO 1253.- El silencio no se considerará como manifestación tácita de voluntad sino en los casos en que existe, para la parte a quien afecta, la obligación de explicarse. ARTICULO 1254.- Toda persona es legalmente capaz para hacer declaración de voluntad en un negocio jurídico, salvo aquéllas a quienes la ley declare específicamente incapaces.

ARTICULO 1255.- La incapacidad relativa de una de las partes no puede ser invocada por la otra en su propio beneficio, si oportunamente la hubiere conocido. ARTICULO 1256.- Cuando la ley no declare una forma específica para un negocio jurídico, los interesados pueden usar la que juzguen conveniente. Sitio gratuito gracias a Ingenieros de Sistemas Asociados, S.A., que no se responsabiliza del uso, interpretación y presentación del contenido de este sitio. : Código Civil de Guatemala

¿Qué dice el artículo 2347 del Código Civil?

Última actualización: 18 de agosto de 2023 – (Diario Oficial No.52.473 – 31 de julio de 2023) Derechos de autor reservados – Prohibida su reproduccin

Anterior | Siguiente TITULO XXXIV. RESPONSABILIDAD COMUN POR LOS DELITOS Y LAS CULPAS ARTICULO 2341., El que ha cometido un delito o culpa, que ha inferido daño a otro, es obligado a la indemnización, sin perjuicio de la pena principal que la ley imponga por la culpa o el delito cometido. Jurisprudencia Unificación> – Consejo de Estado, Sala Plena, Expediente No.05001-23-31-000-1997-01432-01(26011) de 6 de junio de 2013, C.P. Dr. Enrique Gil Botero. ARTICULO 2342., Puede pedir esta indemnización no sólo el que es dueño o poseedor de la cosa sobre la cual ha recaído el daño o su heredero, sino el usufructuario, el habitador, o el usuario, si el daño irroga perjuicio a su derecho de usufructo, habitación o uso. Puede también pedirla, en otros casos, el que tiene la cosa, con obligación de responder de ella; pero sólo en ausencia del dueño. ARTICULO 2343., Es obligado a la indemnización el que hizo el daño y sus herederos. El que recibe provecho del dolo ajeno, sin haber tenido parte en él, solo es obligado hasta concurrencia de lo que valga el provecho que hubiere reportado. ARTICULO 2344., Si de un delito o culpa ha sido cometido por dos o más personas, cada una de ellas será solidariamente responsable de todo perjuicio procedente del mismo delito o culpa, salvas las excepciones de los artículos 2350 y 2355, Todo fraude o dolo cometido por dos o más personas produce la acción solidaria del precedente inciso. ARTICULO 2345., El ebrio es responsable del daño causado por su delito o culpa. ARTÍCULO 2346. RESPONSABILIDAD POR DAÑOS CAUSADOS POR IMPÚBERES.60 de la Ley 1996 de 2019. El nuevo texto es el siguiente:> Los menores de 12 años no son capaces de cometer delito o culpa; pero de los daños por ellos causados serán responsables las personas a cuyo cargo estén dichos menores, si a tales personas pudieren imputárseles negligencia. ARTICULO 2347. Toda persona es responsable, no sólo de sus propias acciones para el efecto de indemnizar el daño sino del hecho de aquellos que estuvieren a su cuidado. Así, los padres son responsables solidariamente del hecho de los hijos menores que habiten en la misma casa.

  • Así, el tutor o curador es responsable de la conducta del pupilo que vive bajo su dependencia y cuidado.
  • Así, los directores de colegios y escuelas responden del hecho de los discípulos mientras están bajo su cuidado, y los artesanos y empresarios del hecho de sus aprendices, o dependientes, en el mismo caso.

Pero cesará la responsabilidad de tales personas, si con la autoridad y el cuidado que su respectiva calidad les confiere y prescribe, no hubieren podido impedir el hecho. ARTICULO 2348., Los padres serán siempre responsables del daño causado por las culpas o los delitos cometidos por sus hijos menores, y que conocidamente provengan de mala educación o de hábitos viciosos que les han dejado adquirir. ARTICULO 2349., Los amos responderán del daño causado por sus

criados o sirvientes, con ocasión de servicio prestado por éstos a aquéllos; pero no responderán si se probare o apareciere que en tal ocasión los

criados o sirvientes se han comportado de un modo impropio, que los amos no tenían medio de prever o impedir empleando el cuidado ordinario y la autoridad competente; en este caso recaerá toda responsabilidad del daño sobre dichos

criados o sirvientes ARTICULO 2350. El dueño de un edificio es responsable de los daños que ocasione su ruina, acaecida por haber omitido las reparaciones necesarias, o por haber faltado de otra manera al cuidado de un buen padre de familia. No habrá responsabilidad si la ruina acaeciere por caso fortuito, como avenida, rayo o terremoto. ARTICULO 2351., Si el daño causado por la ruina de un edificio proviniere de un vicio de construcción, tendrá lugar la responsabilidad prescrita en la regla 3a. del artículo 2060, ARTICULO 2352., Las personas obligadas a la reparación de los daños causados por las que de ellas dependen, tendrán derecho para ser indemnizadas sobre los bienes de éstas, si los hubiere, y si el que causó el daño lo hizo sin orden de la persona a quien debía obediencia, y era capaz de cometer delito o culpa, según el artículo 2346, ARTICULO 2353. El dueño de un animal es responsable de los daños causados por el mismo animal, aún después que se haya soltado o extraviado, salvo que la soltura, extravío o daño no puede imputarse a culpa del dueño o del dependiente, encargado de la guarda o servicio del animal. ARTICULO 2354., El daño causado por un animal fiero, de que no se reporta utilidad para la guarda o servicio de un predio, será siempre imputable al que lo tenga; y si alegare que no le fue posible evitar el daño, no será oído, ARTICULO 2355. El daño causado por una cosa que cae o se arroja de la parte superior de un edificio, es imputable a todas las personas que habitan la misma parte del edificio, y la indemnización se dividirá entre todas ellas, a menos que se pruebe que el hecho se debe a la culpa o mala intención de alguna persona exclusivamente, en cuyo caso será responsable ésta sola. ARTICULO 2356. Por regla general todo daño que pueda imputarse a malicia o negligencia de otra persona, debe ser reparado por ésta. Son especialmente obligados a esta reparación: 1. El que dispara imprudentemente una arma de fuego.2. El que remueve las losas de una acequia o cañería, o las descubre en calle o camino, sin las precauciones necesarias para que no caigan los que por allí transiten de día o de noche.3. ARTICULO 2357., La apreciación del daño está sujeta a reducción, si el que lo ha sufrido se expuso a él imprudentemente. Jurisprudencia Unificación> – Consejo de Estado, Sala Plena, Expediente No.05001-23-31-000-1997-01432-01(26011) de 6 de junio de 2013, C.P. Dr. Enrique Gil Botero. ARTICULO 2358. Las acciones para la reparación del daño proveniente de delito o culpa que puedan ejercitarse contra los que sean punibles por el delito o la culpa, se prescriben dentro de los términos señalados en el Código Penal para la prescripción de la pena principal. ARTICULO 2359., Por regla general se concede acción en todos los casos de daño contingente, que por imprudencia o negligencia de alguno amenace a personas indeterminadas; pero si el daño amenazare solamente a personas determinadas, sólo alguna de éstas podrá intentar la acción. ARTICULO 2360. Si las acciones populares a que dan derecho los artículos precedentes, se declararen fundadas, será el actor indemnizado de todas las costas de la acción, y se le pagarán lo que valgan el tiempo y la diligencia empleados en ella, sin perjuicio de la remuneración específica que conceda la ley en casos determinados. ARTÍCULO 2361., La fianza es una obligación accesoria, en virtud de la cual una o más personas responden de una obligación ajena, comprometiéndose para con el acreedor a cumplirla en todo o parte, si el deudor principal no la cumple. La fianza puede constituirse no sólo a favor del deudor principal, sino de otro fiador. ARTICULO 2362., La fianza puede ser convencional, legal o judicial. La primera es constituida por contrato, la segunda es ordenada por la ley, la tercera por decreto de juez. La fianza legal y la judicial se sujetan a las mismas reglas que la convencional, salvo en cuanto la ley que la exige o el Código Judicial dispongan otra cosa. ARTICULO 2363., El obligado a rendir una fianza no puede sustituir a ella una hipoteca o prenda*, o recíprocamente, contra la voluntad del acreedor. Si la fianza es exigida por la ley o decreto de juez, puede sustituir a ella una prenda* o hipoteca suficiente. ARTICULO 2364., La obligación a que accede la fianza puede ser civil o natural. ARTÍCULO 2365., Puede afianzarse no sólo una obligación pura y simple, sino condicional y a plazo. Podrá también afianzarse una obligación futura; y en este caso podrá el fiador retractarse mientras la obligación principal no exista, quedando, con todo, responsable al acreedor y a terceros de buena fe, como el mandante en el caso del artículo 2199, ARTICULO 2366., La fianza puede otorgarse hasta o desde cierto día o bajo condición suspensiva o resolutoria. ARTICULO 2367., El fiador puede estipular con el deudor una remuneración pecuniaria por el servicio que le presta. ARTICULO 2368., No pueden ser fiadores los incapaces de ejercer sus derechos. ARTICULO 2369. El fiador no puede obligarse a más de lo que debe el deudor principal pero puede obligarse a menos. Puede obligarse a pagar una suma de dinero en lugar de otra cosa de valor igual o mayor. Afianzando un hecho ajeno se afianza sólo la indemnización en que el hecho por su inejecución se resuelva. ARTICULO 2370. El fiador no puede obligarse en términos más gravosos que el principal deudor, no sólo con respecto a la cuantía sino al tiempo, al lugar, a la condición o al modo del pago, o a la pena impuesta por la inejecución del contrato a que exceda la fianza, pero puede obligarse en términos menos gravosos. ARTICULO 2371., Se puede afianzar sin orden y aún sin noticia, y contra la voluntad del principal deudor. ARTICULO 2372., Se puede afianzar a una persona jurídica y a la herencia yacente. Anterior | Siguiente Disposiciones analizadas por Avance Jurídico Casa Editorial Ltda. «Leyes desde 1992 – Vigencia Expresa y Sentencias de Constitucionalidad» ISSN Última actualización: 18 de agosto de 2023 – (Diario Oficial No.52.473 – 31 de julio de 2023) Las notas de vigencia, concordancias, notas del editor, forma de presentacin y disposicin de la compilacin estn protegidas por las normas sobre derecho de autor.

En relacin con estos valores jurdicos agregados, se encuentra prohibido por la normativa vigente su aprovechamiento en publicaciones similares y con fines comerciales, incluidas -pero no nicamente- la copia, adaptacin, transformacin, reproduccin, utilizacin y divulgacin masiva, as como todo otro uso prohibido expresamente por la normativa sobre derechos de autor, que sea contrario a la normativa sobre promocin de la competencia o que requiera autorizacin expresa y escrita de los autores y/o de los titulares de los derechos de autor.

En caso de duda o solicitud de autorizacin puede comunicarse al telfono 617-0729 en Bogot, extensin 101. El ingreso a la pgina supone la aceptacin sobre las normas de uso de la informacin aqu contenida.

¿Qué dice el artículo 2224 del Código Civil?

Artículo 2224, El acto jurídico inexistente por la falta de consentimiento o de objeto que pueda ser materia de él, no producirá efecto legal alguno. No es susceptible de valer por confirmación, ni por prescripción; su inexistencia puede invocarse por todo interesado. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2225, La ilicitud en el objeto, en el fin o en la condición del acto produce su nulidad, ya absoluta, ya relativa, según lo disponga la ley. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2226, La nulidad absoluta por regla general no impide que el acto produzca provisionalmente sus efectos, los cuales serán destruidos retroactivamente cuando se pronuncie por el juez la nulidad. De ella puede prevalerse todo interesado y no desaparece por la confirmación o la prescripción. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2227, La nulidad es relativa cuando no reúne todos los caracteres enumerados en el artículo anterior. Siempre permite que el acto produzca provisionalmente sus efectos. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2228, La falta de forma establecida por la ley, si no se trata de actos solemnes, así como el error, el dolo, la violencia, la lesión, y la incapacidad de cualquiera de los autores del acto, produce la nulidad relativa del mismo. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2229, La acción y la excepción de nulidad por falta de forma compete a todos los interesados. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2230, La nulidad por causa de error, dolo, violencia, lesión o incapacidad, sólo puede invocarse por el que ha sufrido esos vicios de consentimiento, se ha perjudicado por la lesión o es el incapaz. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2231, La nulidad de un acto jurídico por falta de forma establecida por la ley, se extingue por la confirmación de ese acto hecho en la forma omitida. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2232, Cuando la falta de forma produzca nulidad del acto, si la voluntad de las partes ha quedado constante de una manera indubitable y no se trata de un acto revocable, cualquiera de los interesados puede exigir que el acto se otorgue en la forma prescrita por la ley. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2233, Cuando el contrato es nulo por incapacidad, violencia o error, puede ser confirmado cuando cese el vicio o motivo de nulidad, siempre que no concurra otra causa que invalide la confirmación. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2234, El cumplimiento voluntario por medio del pago, novación, o por cualquier otro modo, se tiene por ratificación tácita y extingue la acción de nulidad. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2235, La confirmación se retrotrae al día en que se verificó el acto nulo; pero ese efecto retroactivo no perjudicará a los derechos de tercero. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2236, La acción de nulidad fundada en incapacidad o en error, puede intentarse en los plazos establecidos en el artículo 638. Si el error se conoce antes de que transcurran esos plazos, la acción de nulidad prescribe a los sesenta días, contados desde que el error fue conocido. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2237, La acción para pedir la nulidad de un contrato hecho por violencia, prescribe a los seis meses contados desde que cese ese vicio del consentimiento. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2238, El acto jurídico viciado de nulidad en parte, no es totalmente nulo, si las partes que lo forman pueden legalmente subsistir separadas, a menos que se demuestre que al celebrarse el acto se quiso que sólo íntegramente subsistiera. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2239, La anulación del acto obliga a las partes a restituirse mutuamente lo que han recibido o percibido en virtud o por consecuencia del acto anulado. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2240, Si el acto fuere bilateral y las obligaciones correlativas consisten ambas en sumas de dinero o en cosas productivas de frutos, no se hará la restitución respectiva de intereses o de frutos sino desde el día de la demanda de nulidad. Los intereses y los frutos percibidos hasta esa época se compensan entre sí. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2241, Mientras que uno de los contratantes no cumpla con la devolución de aquello que en virtud de la declaración de nulidad del contrato está obligado, no puede ser compelido el otro a que cumpla por su parte. Volver al inicio Volver al indice Artículo 2242, Todos los derechos reales o personales transmitidos a terceros sobre un inmueble, por una persona que ha llegado a ser propietario de él en virtud del acto anulado, quedan sin ningún valor y pueden ser reclamados directamente del poseedor actual mientras que no se cumpla la prescripción, observándose lo dispuesto para los terceros adquirentes de buena fe. Volver al inicio Volver al indice

¿Qué dice el artículo 1297 del Código Civil?

.:Detalle – Edictos:. Ciudad: LA PAZ Juzgado: JUZGADO PÚBLICO PRIMERO EN MATERIA CIVIL Y COMERCIAL DE LA CAPITAL (ZONA SUR) EDICTO EL DOCTOR OMAR KUCHARSKY MONTESINOS JUEZ PUBLICO CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA ZONA SUR DE LA CIUDAD DE LA PAZ HACE SABER QUE DENTRO DEL PROCESO PRELIMINAR DE RECONOCIMIENTO DE FIRMAS Y RUBRICAS SEGUIDO POR BENJAMIN LECOÑA CHOQUE MEDIANTE EL PRESENTE EDICTO CITA, LLAMA Y EMPLAZA A LOS POSIBLES HEREDEROS DE MARIA ROJAS VDA.

DE LIZARRAGA PARA QUE TENGA CONOCIMIENTO QUE SE HA DISPUESTO LO SIGUIENTE.- &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&& MEMORIAL CURSANTE A FS.5 A 7 DE OBRADOS.- SEÑOR JUEZ PÚBLICO EN MATERIA CIVIL Y COMERCIAL DE TURNO DE LA CIUDAD DE LA PAZ. – ZONA SUR. EN LA VÍA PREPARATORIA DE DEMANDA DILIGENCIAS PREPARATORIAS Y RECONOCIMIENTO DE FIRMAS Y RUBRICAS.

OTROSÍES.- SUS CONTENIDOS. BENJAMIN LECOÑA CHOQUE, con C.I.6194689 L.P., Boliviano, mayor de edad, hábil por derecho, de ocupación estudiante, con domicilio en Calle 1 Nº 78 Zona Alto Florida, ante su autoridad con el debido respeto expongo y pido: NOMBRE Y GENERALES DE LEY DEL DEMANDADO: MARIA ROJAS Vda.

  1. De LIZARRAGA con C.I.
  2. No.6753520 LP., (actualmente fallecida) con domicilio en Calle 1 Nº 25, Zona Alto Florida.
  3. OBJETO DEL PROCESO.
  4. El presente proceso tiene por objeto el Reconocimiento de Firmas y Rubricas estampado en la minuta de transferencia con el fin de que dicho documento adquiera el VALOR la AUTENTICIDAD Y EFICACIA de DOCUMENTO PÚBLICO, susceptible de presentarse como prueba fundamental en el ulterior proceso ordinario de cumplimiento de obligación.

ANTECEDENTES Y RELACIÓN PRECISA DE LOS HECHOS: Señor Juez, ocurre sin que medie vicio del consentimiento conforme minuta de transferencia de fecha 03 de diciembre de 2021 he suscrito con la Sra. MARIA ROJAS VDA. DE LIZARRAGA con C.I.6753520 L.P., un contrato de prestación de dar en la transferencia del derecho de propiedad sobre el lote de terreno ubicado y signado como 17 – MZNA.

B – » CALVARIO » – LA FLORIDA, CON LA SUPERFICIE DE 225.00 MTS2, EN LA CIUDAD DE LA PAZ, PROVINCIA MURILLO debidamente registrado en la Oficina de Derechos Reales bajo la matrícula de Folio Real No.2.01.0.99.0205528 vigente, por el precio libremente convenido de 200.000 Bs.- (DOCIENTOS MIL 00/100 BOLIVIANOS) que la vendedora recibió en su totalidad.

See also:  Obligaciones Como Estudiante?

Sin embargo luego de suscribir el documento en cuestión, debido a que se estaba tramitando catastro, no pude registrar mi derecho propietario, no obstante de ello la vendedora siempre tuvo la voluntad de transferirme el lote en cuestión, de lo que debido a los últimos meses estuvo mal de salud ya no pudo transferirme el lote de terreno.

  • Por lo que me veo en la necesidad de plantear la presente diligencia preparatoria de demanda.
  • INVOCACIÓN DEL DERECHO EN QUE SE FUNDA: Por lo que toda vez que la minuta de fecha 03 de diciembre de 2021 que en la CLAUSULA CUARTA SE ESTABLECE QUE TIENE LA CALIDAD DE DOCUMENTO PRIVADO y para que tenga eficacia jurídica conforme establece el al art.1297 del Código Civil que de manera clara y concreta: «(Eficacia del documento privado reconocido) El documento privado reconocido por la persona quien se opone o declarado por ley reconocido, hace entre los otorgantes y sus herederos y causa habientes, la misma fe que un documento público, respecto a la verdad de sus declaraciones».

También hago presente que el RECONOCIMIENTO DE FIRMAS del señalado documento es fundamental PARA EL EFECTO DE HACER PREVALECER LA FECHA DE DICHO DOCUMENTO RESPECTO A TERCEROS, LA MISMA SOLO SURTE SUS EFECTOS DESDE EL DIA EN QUE FUE RECONOCIDO tal como lo determina el art.1301 del Código Civil que textualmente establece que «(FECHA DEL DOCUMENTO PRIVADO RESPECTO A TECROS).I.

La fecha del documento privado es computable respecto a terceros solo el día en que fue reconocido o murió alguno de quienes han firmado, o se verifico un hecho que acredite en forma cierta su anterioridad.». Así también hago patente que si solicito el Reconocimiento de Firmas y Rubricas del referido documento es porque a su autoridad el Art.306 inc.2) de la Ley 439 LE OTORGA ESA FACULTAD.

Además Señor Juez, mientras dicho documento privado no sea reconocido JUDICIALMENTE, el mismo no tiene VALOR, AUTENTICIDAD Y EFICACIA de DOCUMENTO PÚBLICO tal como lo establece el Art.148 par. II inc.1 de la ley 439. Por otra parte el futuro proceso Ordinario de Conocimiento (cumplimiento de obligación) que me dispongo a plantear el medio de prueba documental Cardinal en que fundare mi pretensión es el documento ya referido es decir el documento consistente en la minuta de compraventa sin embargo para que el mismo tenga la categoría de AUTENTICO las FIRMAS Y RUBRICAS DEBEN SER RECONOCIDAS como lo establece el Art.149 par.

II de la Ley 439. Con dicho reconocimiento se establece de manera plena mi legitimación activa como demandante en el futuro proceso de Cumplimiento de Obligación y también de esa misma manera se determina a María Rojas Vda. de Lizarraga o sus posibles herederos con la legitimación pasiva en el referido proceso ulterior.

Por lo que para el plantear un futuro proceso de conocimiento ordinario, de fondo definitivo es condición sine quanon, la presentación del documento de fecha 03 de diciembre de 2021 con Reconocimiento de Firmas y Rubricas, POR LO QUE SE ESTABLECE PLENAMENTE EL NEXO CAUSAL del referido documento reconocido como PRUEBA FUNDAMENTAL para el ulterior proceso ordinario ulterior civil de Cumplimiento de Obligación.

Pero el cual tenga por finalidad que la obligada MARIA ROJAS VDA. DE LIZARRAGA o sus herederos cumplan su obligación. Tomando en cuenta que con carácter previo a la interposición de la demanda, todo proceso puede ser preparado, porque nuestra legislación civil dispone «todo proceso podrá prepararse por quien pretendiere demandar o por quien, con fundamento, previere que será demandado (.); por lo tanto, todo litigante actual o futuro puede preparar el inicio de un proceso o de su defensa con el objeto de tener el mayor de los éxitos en el proceso judicial.

Las medidas preparatorias tienen por objeto asegurar a las partes la posibilidad de plantear sus alegaciones en la forma más precisa y eficaz, es decir, persiguen la determinación de la legitimación procesal de quienes han de intervenir en el proceso, o la comprobación de ciertas circunstancias cuyo conocimiento es imprescindible, o manifiestamente ventajoso desde el punto de vista de la economía procesal, para fundar una eventual presentación en el proceso en forma correcta y precisa, como así para asegurar con mayor eficacia la pretensión jurídica que ha de discutirse en la causa.

Nuestro ordenamiento Civil, con el título de «medidas preparatorias», diversas medidas susceptibles de tramitarse con carácter previo a la interposición de la demanda, simultáneamente con esta o antes de su notificación (no excluyendo la posibilidad de realizarlas en algún otro momento procesal). Empero, como lo señala Carlo Carli «por una parte, aquellas medidas destinadas a la preparación del proceso de conocimiento, son medidas preparatorias y por la otra, aquellas medidas de carácter conservatoria o cautelar, destinadas a la conservación de pruebas o la producción anticipada de pruebas.

PETITORIO.- En merito a los fundamentos expuestos en aplicación de los arts.110, 111, 306 num.2 de la ley 439 como diligencia preparatoria de demanda impetro el RECONOCIMIENTO DE FIRMAS Y RUBRICAS estampados en el documento de fecha 03 de diciembre de 2021 a objeto de que en el plazo que disponga su autoridad la demandada MARIA ROJAS VDA.

DE LIZARRAGA o sus posibles herederos sean emplazados a reconocer la rúbrica, bajo conminatoria de darse por reconocida en caso de inconcurrencia.Asimismo también en diligencias preparatorias de conformidad al art.305 núm.1 de Código Procesal Civil a efectos de determinar la legitimación pasiva de la parte demandada en el proceso ulterior solicito a su autoridad solicite INFORMACIÓN a la siguiente institución: – AL SERVICIO DE REGISTRO CÍVICO SERECI a efectos de que remitan a su autoridad informe o certificación respecto a la descendencia del siguiente ciudadano: MARIA ROJAS VDA DE LIZARRAGA, toda vez que dicha información es necesaria para determinar la legitimación pasiva de la parte demandada en el proceso preliminar de reconocimiento de firmas y rubricas y también para el proceso ordinario ulterior de cumplimiento de obligación.

Asimismo también se informe sobre el registro de su certificado de defunción de la mencionada demandada. OTROSÍ 1ro.- Aparejo al presente el documento consistente en original la minuta de transferencia de fecha 03 de diciembre de 2021, con cláusula de convertibilidad a documento privado establecido en la cláusula CUARTA QUE ESTABLECE QUE EN TANTO Y EN CUANTO LA MINUTA NO SEA ELEVADA A INSTRUMENTO PUBLICO LA MISMA TIENE LA CALIDAD DE DOCUMENTO PRIVADO, con el que demuestro contrato de prestación de dar en la transferencia del derecho de propiedad sobre el lote de terreno ubicado y signado como 17 – MZNA.

  • B – » CALVARIO » – LA FLORIDA, CON LA SUPERFICIE DE 225.00 MTS2, EN LA CIUDAD DE LA PAZ, PROVINCIA MURILLO debidamente registrado en la Oficina de Derechos Reales bajo la matrícula de Folio Real No.2.01.0.99.0205528 con folio real vigente.
  • Por el precio libremente convenido de 200.000 Bs.- (DOCIENTOS MIL 00/100 BOLIVIANOS) que el vendedor recibió en su totalidad.

certificado médico único de defunción, con el que demuestro que la demandada falleció, en fecha 17 de diciembre de 2021. OTROSÍ 2do.- El suscrito abogado se atiene al arancel mínimo del colegio de abogados. OTROSÍ 3ro.- Para efectos de notificación de mi abogado señalo domicilio Domicilio procesal señalo la calle Federico Zuazo, Edificio Alcazar, Torre Cordova, Mezzanine Of.04.

correo electrónico: [email protected] y teléfono celular Wattsap 76590971, solicitando que el mismo se tenga presente. Sera Justica.- La Paz, 10 de enero de 2022. Fdo.- Verónica Teresa Churata Quispe.- ABOGADA.- Fdo.- Ivan Gonzales Isidro.- ABOGADO.- Fdo.- Benjamin lecoña Choque.- C.I.6194689 LP.- MEMORIAL CURSANTE A FS.10 A 11 VTA.- SEÑOR JUEZ PÚBLICO EN MATERIA CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA CIUDAD DE LA PAZ.

– ZONA SUR. NUJER: 203996582 SUBSANA LO OBSERVADO Y SOLICITA ADMITA DEMANDA. BENJAMIN LECOÑA CHOQUE, dentro del proceso preliminar de reconocimiento de firmas y rubricas seguido en contra de MARIA ROJAS VDA. DE LIZARRAGA, ante su autoridad con el debido respeto expongo y pido: Señor Juez, fui notificado con el decreto de fecha 14 de enero de 2022, el cual en tiempo hábil tengo a bien en subsanar bajo los siguientes fundamentos de orden legal: En relación a la observación del inc.

a) referente a cumplir 305 y 307-1 de la Ley 439 indicando la Finalidad concreta de la diligencia preliminar de reconocimiento de firmas y rubricas solicitada con relación al FUTURO PROCESO JUDICIAL a interponerse, señalando expresamente el nexo causal o la vinculación entre ambas, a fin de determinarse la indispensabilidad de la medida preparatoria., cumpliendo con esta observación tengo a bien en poner en conocimiento de su digna autoridad que el nexo existente entre la presente diligencia Preliminar con relación al Futuro proceso Judicial a interponerse, es establecer a través de un pronunciamiento judicial que el Documento de fecha 03 de diciembre de 2021, tiene como partes suscribientes a mi persona como COMPRADOR y por otra parte a MARIA ROJAS VDA.

DE LIZARRAGA COMO VENDEDORA, y a VALENTINA MAMANI QUISPE, ANA MARGARITA PINEDO GOZALVEZ como testigos presenciales y SEVERO MAMANI TICONA COMO TESTIGO A RUEGO, asimismo una vez reconocidas las firmas y rubricas se pueda interponer la correspondiente DEMANDA DE CUMPLIMIENTO DE OBLIGACION para perfeccionar mi derecho propietario en contra de los posibles herederos del que en vida fue la señora Maria Rojas Vda.

  1. De Lizarraga.
  2. En Relación a la observación establecida en el Inc.
  3. B) Aclarar en cuanto a que firma y rubrica van a reconocer los herederos y/o de que personas.; aclarando esta observación y conforme establece el Art.1300 del Código Civil que establece en su parágrafo II que «En caso de personas que no saben o no pueden firmar se hará el reconocimiento de la firma a ruego, y el otorgante reconocerá por su parte el contenido del documento y el hecho de haber estampado en el sus impresiones digitales.

«, POR LO QUE EN VIRTUD A ESTE MANDATO solicito muy respetuosamente a su digna autoridad se cite y emplace a reconocer las firmas y rubricas de: SEVERO MAMANI TICONA CON C.I.4824510 L.P., TESTIGO A RUEGO, boliviano mayor de edad hábil por derecho, soltero, ocupación Carpintero, con domicilio EN LA CALLE 1 Nro.10 de la Zona Alto Florida, a objeto de que reconozca su firma como testigo a Ruego.

  • Se cite y emplace a objeto de reconocimiento del contenido del documento de fecha 03 de diciembre de 2021 y el hecho de haber estampado sus impresiones digitales de la señora MARIA ROJAS Vda.
  • De LIZARRAGA con C.I.
  • No.6753520 LP., (actualmente fallecida) a los posibles herederos de la misma.
  • Se cite y emplace a VALENTINA MAMANI QUISPE con C.I.4768945 L.P., TESTIGO PRESENCIAL, boliviana mayor de edad, hábil por derecho, soltera, ocupación estudiante, con domicilio en la calle 2 No.2 en la Zona de Alto Florida, de esta ciudad Zona Sur, o a objeto de que reconozca su firma y rubrica estampara en el documento de fecha 03 de diciembre de 2021.

Se cite y emplace a ANA MARGARITA PINEDO GOZALVEZ con C.I.2717153 L.P., TESTIGO PRESENCIAL boliviana mayor de edad, hábil por derecho, soltera, ocupación Secretario Ejecutiva gerencial, con domicilio en la calle 7 Bloque 3 Departamento 5B en la Zona Los Nuevos Pinos, de esta ciudad Zona Sur, o a objeto de que reconozca su firma y rubrica estampara en el documento de fecha 03 de diciembre de 2021.

  • En relación a la observación del Inc.
  • C) Cumplir con el Art.110 Num.6 de la ley 439, tengo a bien en realizar una exposición clara precisa y detallada de los hechos, lugares y personas relevantes que tengan relación directa con el derecho invocado, tengo a bien en señalar a su autoridad que mi persona con el objeto de tener una vivienda, en fecha 03 de diciembre de 2021 hemos suscrito conjuntamente la Sra.

MARIA ROJAS VDA. DE LIZARRAGA con C.I.6753520 L.P., un contrato de compra venta del lote de terreno ubicado y signado como 17 – MZNA. B – » CALVARIO » – LA FLORIDA, CON LA SUPERFICIE DE 225.00 MTS2, EN LA CIUDAD DE LA PAZ, PROVINCIA MURILLO debidamente registrado en la Oficina de Derechos Reales bajo la matrícula de Folio Real No.2.01.0.99.0205528 vigente, por el precio libremente convenido de 200.000 Bs.- (DOCIENTOS MIL 00/100 BOLIVIANOS) que la vendedora recibió en su totalidad, y se suscribió el contrato en presencia de los testigos PRESENCIALES VALENTINA MAMANI QUISPE, ANA MARGARITA PINEDO GOZALVEZ y el testigo a ruego, sin embargo luego de suscribir el documento en cuestión, debido a que se estaba tramitando catastro, no pude registrar mi derecho propietario, no obstante de ello debido a los últimos meses mi vendedora estuvo mal de salud ya no pudo firmar la protocolización correspondiente.

En consecuencia, es menester que el documento del que pretendo valerme tenga la correspondiente fuerza probatoria suficiente y al no contar con ello puede ser objeto de observación en la futura demanda principal. En relación observación del Inc. d) tengo a bien en cumplir a cabalidad con el Art.110 Num.7 del Código Procesal Civil, tengo a bien en realizar la descripción del derecho en que me fundo, señalando que toda vez que el Documento de fecha 03 de diciembre de 2021, no tiene el valor probatorio necesario, para ser considerado como documento válido o autenticado, por lo que, es necesario otorgarle el mismo, conforme las previsiones legales pertinentes al caso, en ese sentido el art.1297 del Código Civil establece: «El documento privado reconocido por la persona a quien se opone o declarado por la ley como reconocido, hace entre los otorgantes y sus herederos y causahabientes, la misma fe que un documento público respecto a la verdad de sus declaraciones.» Concordante con el numeral I parágrafo II del art.148 del Código Procesal Civil que menciona: «El documento privado tendrá valor, autenticidad y eficacia de documento público, cuando: l.

Hubiere sido declarado como reconocido por autoridad judicial.» En consecuencia, es menester que el documento del que pretendo valerme tenga la correspondiente fuerza probatoria suficiente y al no contar con ello puede ser objeto de observación en la futura demanda principal.

Por otro lado la diligencia como tal, permitirá establecer con claridad y precisión el vínculo o relación jurídico procesal entre ambas partes suscribientes del documento privado, generando y estableciendo la legitimación procesal para el futuro proceso, a fin de evitar futuras nulidades y en observancia de los derechos del debido proceso y defensa consagrados en la Constitución Política del Estado.

Finalmente en relación a la observación del inc. d) respecto a la petición, por todo lo expuesto, SOLICITO respetuosamente a su autoridad ADMITIR la presente diligencia preparatoria de reconocimiento de firmas y rubricas dirigida contra los señores SEVERO MAMANI TICONA TESTIGO A RUEGO, VALENTINA MAMANI QUISPE, ANA MARGARITA PINEDO GOZALVEZ, MARIA ROJAS Vda.

de LIZARRAGA, para que dentro del tercer día hábil de su legal Citación emplazamiento se apersone a su digno despacho, para reconocer o negar las firmas y rubricas estampadas en el Documento de compra venta de fecha 03 de diciembre de 2021, así como la efectividad del mismo y sea conforme procedimiento.

Habiendo subsanando lo observado solicito se ADMITA la demanda, sea con las formalidades de ley. [email protected] Cel 72598076.- Sera Justicia.- La Paz, 31 de enero de 2022.- Fdo.- Verónica Teresa Churata Quispe.- ABOGADA.- Fdo.- Ivan Gonzales Isidro.- ABOGADO.- Fdo.- Benjamin lecoña Choque.- C.I.6194689 LP.- MEMORIAL CURSANTE A FS.15 A 15 VTA.- SEÑOR JUEZ PÚBLICO EN MATERIA CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA CIUDAD DE LA PAZ – ZONA SUR.

  1. NUJER: 203996582 ACLARA Y SOLICITA ADMITA DEMANDA.
  2. BENJAMIN LECOÑA CHOQUE, dentro del proceso preliminar de RECONOCIMIENTO DE FIRMAS Y RUBRICAS seguido en contra de MARIA ROJAS VDA.
  3. DE LIZARRAGA Y Otros, ante su autoridad con el debido respeto expongo y pido: Señor Juez, dandome por expresamente notificado con el decreto de fecha 08 de abril de 2022, en el cual dispone aclare el nombre de la co demandada ANA MARGARITA PINEDO GOSALVEZ el cual por error de taypeo se consigno su apellido materno como Gozalvez siendo lo correcto GOSALVEZ, por lo que aclaro que el nombre corecto es ANA MARGARITA PINEDO GOSALVEZ solicitando muy respetuosamente a su digna autoridad tambien se cite y emplace a reconocer las firmas y rubricas estampadas en el documento de fecha 03 de diciembre de 2021 y su efectividad, a la señora: ANA MARGARITA PINEDO GOSALVEZ con C.I.2717153 L.P., TESTIGO PRESENCIAL boliviana mayor de edad, hábil por derecho, soltera, ocupación Secretario Ejecutiva gerencial, con domicilio en la calle 7 Bloque 3 Departamento 5B en la Zona Los Nuevos Pinos, de esta ciudad Zona Sur, o a objeto de que reconozca su firma y rubrica estampara en el documento de fecha 03 de diciembre de 2021.

Habiendo subsanando lo observado solicito se ADMITA la demanda, sea con las formalidades de ley. Correo: [email protected] Cel 72598076. Sera Justicia.- La Paz, 19 de abril de 2022.- Fdo.- Verónica Teresa Churata Quispe.- ABOGADA.- Fdo.- Ivan Gonzales Isidro.- ABOGADO.- Fdo.- Benjamin lecoña Choque.- C.I.6194689 LP.- AUTO DE ADMISION DE FS.17 DE OBRADOS.- LECOÑA / ROJAS.- La Paz, 25 de abril de 2022.- VISTOS: Siendo que la futura demanda será de Cumplimiento de obligación se admite la diligencia Preliminar de reconocimiento de firmas y rúbricas de fs.5 a 7, subsanada a fs.10 a 11 vta., fs.15 a 15 vta., y fs.16 de obrados, interpuesta por BENJAMIN LECOÑA CHOQUE sobre RECONOCIMIENTO DE FIRMAS Y RUBRICAS; y consiguientemente, cítese y emplácese a SEVERO MAMANI ILLANES con C.I.4824510 LP.

  1. En calidad de testigo a ruego), VALENTINA MAMANI QUISPE con C.I.4768945 LP.
  2. Y ANA MARGARITA PINEDO GOSALVEZ con C.I.2717153 LP.
  3. En calidad de testigos presenciales), para que al quinto día hábil siguiente de su citación y emplazamiento, se apersonen ante este despacho judicial a horas 10:00 a.m., portando su Cédula de Identidad, a objeto de reconocer o negar formalmente su firma y rúbrica estampada en la MINUTA DE COMPRA Y VENTA de fecha 3 de diciembre de 2021 de fs.4 a 4 vta.

de obrados, asimismo, se dispone citar y emplazar a los posibles herederos de María rojas Vda. de Lizarraga al quinto día hábil siguiente de su citación y emplazamiento mediante Edictos a ser publicados en un Órgano de Prensa de Circulación Nacional autorizado por el Tribunal Departamental de Justicia o en su caso en el sistema de Edictos del Órgano Judicial, previo juramento de desconocimiento de domicilio en cualquier día y hora hábil de la semana, de conformidad a lo previsto por el Art.78 del Código Procesal Civil, sea de conformidad a lo previsto en el Arts.305 y 306 Parg.

  1. I) núm.2) del Código Procesal Civil y bajo alternativa de Ley.- PROVIDENCIANDO AL MEMORIAL DE FS.5 a 7.- Al Otrosí 1º.- Se tiene presente.
  2. Al Otrosí 2º.- Se tiene presente, sin embargo, estese a lo dispuesto por el art.222 del Código Procesal Civil.
  3. Al Otrosí 3º.- Se tiene presente, sin embargo, cumpla con el Art.72.

IV del Código Procesal Civil, bajo alternativa de tenerse como domicilio procesal la Secretaria del Juzgado. Se tiene presente el domicilio electrónico.- FDO. SELLO.- DR. OMAR KUCHARSKY MONTESINOS.- JUEZ PUBLICO CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA ZONA SUR.- TRIBUNAL DEPARTAMENTAL DE JUSTICIA DE LA PAZ.- FIRMA Y SELLA: Ante Mí: Dr.

VICTOR JORGE ACARAPI CALLIZAYA.- SECRETARIO DEL JUZGADO PUBLICO CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA ZONA SUR.- TRIBUNAL DEPARTAMENTAL DE JUSTICIA LA PAZ – BOLIVIA.- ACTA DE JURAMENTO DE DESCONOCIMIENTO DE DOMICILIO.- En la Zona Sur de la ciudad de La Paz, a horas 11:50 del día nueve de mayo de dos mil veintidós años; fue presente por ante este despacho judicial la persona que responde al nombre de: BENJAMIN LECOÑA CHOQUE con C.I.6194689 LP., quien previo juramento de Ley ante el suscrito Secretario – Abogado Victor Jorge Acarapi Callizaya del Juzgado Público Civil y Comercial Nº 1 Zona Sur de conformidad al Art.94 numeral 10) de la Ley 025.

En legal forma manifestó que: «JURO QUE DESCONOZCO EL DOMICILIO Y/O PARADERO DE LOS POSIBLES HEREDEROS DE MARIA ROJAS VDA. DE LIZARRAGA, dentro del proceso Civil preliminar de Reconocimiento de Firmas y Rúbricas, seguido por BENJAMIN LECOÑA CHOQUE contra SEVERO MAMANI TICONA, ANA MARGARITA PINEDO GOSALVEZ Y A LOS POSIBLES HEREDEROS DE MARIA ROJAS VDA.

  • DE LIZARRAGA».
  • Con lo que termino el acta leído que le fue, en legal forma quedo subsistente en su tenor firmando por ante mí de lo que certifico.- Fdo.- BENJAMIN LECOÑA CHOQUE.- C.I.6194689 LP.- FIRMA Y SELLA: Ante Mí: Dr.
  • VICTOR JORGE ACARAPI CALLIZAYA.- SECRETARIO DEL JUZGADO PUBLICO CIVIL Y COMERCIAL PRIMERO DE LA ZONA SUR.- TRIBUNAL DEPARTAMENTAL DE JUSTICIA LA PAZ – BOLIVIA.- &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&& EL PRESENTE EDICTO ES LIBRADO EN LA ZONA SUR DE LA CIUDAD DE LA PAZ A LOS VEINTISEIS DIAS DEL MES DE MAYO DE DOS MIL VEINTIDOS AÑOS.

| :,:Detalle – Edictos:.

¿Qué se necesita para que un contrato sea válido?

¿Cuáles son los elementos básicos para que un contrato sea válido? – Para que un contrato sea válido, debe tener estos tres elementos básicos: una oferta específica, la aceptación de los términos de la oferta, y la retribución, que es el intercambio de los bienes o servicios acordados. Una oferta válida debe ser lo suficientemente precisa.