Consultar

Derecho, Jurisprudencia, Información

Que Son Las Obligaciones A Plazo?

Las obligaciones a plazo son aquellas cuya eficacia depende de un día cierto, de manera que el señalamiento de una fecha concreta determina el comienzo o la cesación de sus efectos. Esta fecha se denomina término y se caracteriza por la certeza de su acaecimiento. ¿Determina el plazo el tipo de obligación? Tomando como criterio clasificatorio el vínculo obligacional, y deteniéndonos en las modalidades del mismo, en cuanto, según Castán Tobeñas «pueden afectar a su perfección o caducidad», resulta posible distinguir entre obligaciones puras, condicionales y a plazo.

  1. Condición y término, junto al modo, son determinaciones accesorias de la voluntad.
  2. A grandes rasgos, obligaciones puras son aquellas cuya eficacia no está subordinada a condición ni plazo; condicionales, aquellas cuya eficacia depende del cumplimiento de la condición, y obligaciones a plazo las que están influidas por el señalamiento de una fecha.

De las obligaciones puras y condicionales se ocupan los artículos 1113 a1124 del Código Civil (si bien este último se refiere a las recíprocas), preceptos ubicados en la Sección Tercera que lleva por rúbrica «De las obligaciones puras y condicionales», perteneciente al Capítulo III ( «De las diversas especies de obligaciones» ), del Título I ( «De las obligaciones» ) del Libro Cuarto ( «De las obligaciones y contratos» ).

  1. Por su parte, de las obligaciones a plazo se ocupan los artículos 1125 a 1130 CC, enmarcados en la Sección Segunda ( «De las obligaciones a plazo» ), del mismo Capítulo, Título y Libro.
  2. ¿Cómo distinguimos el plazo de la condición? Plazo es, según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el «Término o tiempo señalado para algo»,

Obligación a plazo es aquella cuya eficacia depende de un día cierto, de manera que el señalamiento de una fecha concreta determina el comienzo o la cesación de sus efectos. Lo que caracteriza el término, y al mismo tiempo lo diferencia de la condición, es la certeza del hecho del que se hace depender la eficacia de la obligación.

En las obligaciones condicionales, bien el nacimiento y comienzo de sus efectos (obligaciones bajo condición suspensiva) bien su extinción (obligación bajo condición resolutoria) dependen de un evento futuro e incierto, que no sólo no se sabe cuando va a ocurrir, sino que -esto es lo relevante- se desconoce incluso que vaya a acontecer realmente ( incertus an, incertus quando ).

Por ejemplo, es condición que me toque la lotería, o que mi hermana tenga un hijo, porque no se tiene certeza de que dicho acontecimiento futuro vaya a producirse. Por el contrario, el plazo o término hace referencia a un evento futuro pero cierto, del que se sabe con certeza que va a tener lugar ( certus an ), pudiendo conocerse con la misma certeza el momento exacto (término cierto: certus quando ) o ignorarse éste ( incertus quando ).

  1. Así, es término, y además incierto, la muerte de una persona, porque no existe incertidumbre en que va a ocurrir (a diferencia de la condición), si bien se desconoce la fecha exacta del óbito.
  2. Esta distinción tiene reflejo en la propia ley y también en la doctrina jurisprudencial.
  3. El artículo 1125 del Código Civil dispone en su párrafo segundo: «Entiéndese por día cierto aquel que necesariamente ha de venir, aunque se ignore cuándo».

Y añade en el párrafo tercero: «Si la incertidumbre consiste en si ha de llegar o no el día, la obligación es condicional, y se regirá por las reglas de la Sección precedente». En idéntico sentido, la Sentencia TSJNA (Sala de lo Civil y Penal), Nº sent.7/2004, de 2 Marzo 2004 Nº rec.66/2003, afirma que «Lo característico de la «condición» es la incertidumbre acerca del acaecimiento mismo del evento futuro (incertus an), constituyendo «término» el evento futuro que con certeza se producirá (certus an), aunque no se sepa cuándo (incertus quando) ni -ha de agregarse aquí- cómo.

Se distingue así el término cierto (certus an, certus quando), que se sabe llegará y cuándo lo hará, del término incierto (certus an, incertus quando), que se sabe llegará, pero no cuándo; siendo paradigmática de este último término la muerte de la persona tomada en consideración como tal (STS de 30 julio 1998 y STS 14 septiembre 2000).

Así se desprende de lo dispuesto en el artículo 1125 del Código Civil y lo confirma una reiterada jurisprudencia de la que son exponente, además de las ya citadas anteriormente, las sentencias del Tribunal Supremo de 5 de julio de 1966, STS 11 de diciembre de 1980 LA LEY 5932-JF/0000 y 2 de julio de 1990 LA LEY 30793-JF/0000″.

¿Qué tipos de plazos podemos encontrar? a) La sentencia mencionada en el epígrafe anterior apunta a la tradicional distinción entre término cierto e incierto (en palabras de Castán, determinado e indeterminado). Se trata de modalidades de plazo o término, por lo que, en cualquiera de los supuestos, indudablemente ha de existir certidumbre sobre la realidad del acontecimiento futuro – certus an -.

Ahora bien, si además tal certidumbre comprende también el momento exacto en que está previsto que ocurra el evento, se habla de término cierto o determinado – certus an et certus quando -, (verbigracia, el Día de Nuestra Señora del Pilar del año 2012); en cambio, si existe certidumbre sólo en que va a ocurrir el hecho, pero no respecto del cuando, se habla de término incierto o indeterminado – certus an et incertus quando-, (sirva de ejemplo el término consistente en la muerte de una persona).

b) Además de la distinción entre término cierto e incierto, algunos autores apuntan a la distinción entre plazo o término expreso y tácito, pues el Código se refiere a éste último al señalar en el artículo 1128.1 CC que «si la obligación no señalare plazo, pero de su naturaleza y circunstancias se dedujere que ha querido concederse al deudor, los Tribunales fijarán la duración de aquel».

c) Hablan también los autores de plazo legal, voluntario, y judicial, según venga fijado en la norma (así, el previsto en los artículos 1577 y 1581 del Código Civil), tenga su origen en la voluntad de las partes, o sea señalado por los Tribunales en virtud de autorización expresa del legislador (artículo 1124, párrafo tercero, del Código Civil).

  1. Es preciso recordar aquí que el Código Civil español no permite el término de gracia o cortesía, de manera que los Tribunales sólo pueden fijar un plazo para el cumplimiento cuando la norma así lo autorice (tal como ocurre en el supuesto mencionado del artículo 1124.3) CC.
  2. En las obligaciones mercantiles, el artículo 61 del Código de Comercio prohíbe también a los Tribunales conceder términos de gracia, cortesía o cualesquiera otros que difieran el cumplimiento, salvo que la ley o la voluntad de las partes lo permita.

Ahora bien, mientras las obligaciones puras civiles son inmediatamente exigibles, las obligaciones mercantiles, no sujetas a término, sólo son exigibles a los diez días después de ser contraídas, si de ellas derivara acción ordinaria, y el día inmediatamente posterior si llevaren aparejada ejecución (artículo 62 del Código de Comercio).

d) Igualmente, suele distinguirse entre término o plazo esencial y término o plazo ordinario. Es ordinario aquel que no excluye que la obligación pueda cumplirse tardíamente, conforme a las reglas de la mora. Es esencial el que sólo permite que la obligación se cumpla en un momento señalado, excluyéndose el cumplimiento tardío, y posibilitando al acreedor a resolver el vínculo obligatorio.

Lete del Río refiere que cuando el factor tiempo se fija como esencial, estamos ante lo que la doctrina alemana llama «contratos o negocios de fecha fija», que determinan la imposibilidad de cumplimiento tardío ya que entonces el cumplimiento no será de interés para el acreedor (por ejemplo, un contrato de suministro de bebida para un concierto de rock a celebrar una fecha determinada).

El carácter esencial del plazo no plantea problemas si existe declaración expresa de las partes en tal sentido. No existiendo tal declaración, habrá que indagar si ésta era la voluntad tácita de las partes atendiendo a la naturaleza y circunstancias de la obligación (término tácito, artículo 1100 CC, párrafo 2º).

Finalmente decir que como lo normal es el plazo ordinario, el esencial tiene carácter excepcional, corriendo de cuenta del acreedor la carga de acreditar el carácter esencial del término. e) Pero indudablemente, la distinción más relevante, es la que diferencia entre plazo o término inicial (también denominado suspensivo -dies a quo -) y final ( o resolutorio – dies ad quem ), según se haga depender de él el comienzo de los efectos o la cesación de los mismos, respectivamente.

  1. El Código Civil parece referirse sólo al término suspensivo cuando afirma que «las obligaciones para cuyo cumplimiento no se haya señalado un día cierto, sólo serán exigibles cuando el día llegue» (artículo 1125.1º del Código Civil).
  2. El plazo final o resolutorio extingue la obligación pero, a diferencia de la condición resolutoria, sin efectos retroactivos.

¿Cómo afecta el plazo a la obligación? Antes del cumplimiento del término Como regla general, que se deduce de la literalidad de lo dispuesto en el artículo 1125.1 del Código Civil, parece claro que las obligaciones sujetas a término inicial no son exigibles sino cuando ese día llegue.

a) Cuando después de contraída la obligación resulte insolvente, salvo que garantice la deuda. Insolvencia no quiere decir declaración concursal, sino que tal expresión contempla una situación fáctica concreta, y sobrevenida, de insuficiencia de bienes y de impago o imposibilidad de cumplimiento de obligaciones, y que no cabe confundir con la falta de liquidez. b) Cuando no otorgue el acreedor las garantías a que estuviere comprometido. c) Cuando por actos propios hubiese disminuido aquellas garantías después de establecidas, y cuando por caso fortuito desaparecieran, a menos que sean inmediatamente sustituidas por otras nuevas e igualmente seguras.

También existe la posibilidad de que el deudor cumpla o pague antes del vencimiento del plazo ( pago anticipado ). En el derecho romano el término se presumía fijado a favor del deudor, razón por la cual favor debitoris el deudor podía renunciar al plazo y pagar antes, sin que el acreedor pudiera negarse a recibir dicho pago.

  • Sin embargo, el Código Civil establece un sistema igualitario: el plazo se presume en igual interés del acreedor y del deudor, salvo que resulte otra cosa del tenor y circunstancias de la obligación (artículo 1127 CC).
  • EJEMPLO El plazo es fijado a favor de ambas partes en el caso del préstamo con interés (por ejemplo, un préstamo bancario con garantía hipotecaria para comprar una casa), en tanto al deudor le interesa el aplazamiento para satisfacer cuotas más bajas, y al acreedor o prestamista, que se mantenga el aplazamiento para que devengue el pertinente interés.
See also:  Caracteristicas De Las Obligaciones Como Titulos De Credito?

Esta presunción de que el plazo está fijado a favor de ambas partes de la relación obligatoria trae consigo que, antes del vencimiento, ni el acreedor puede exigir el cumplimiento, ni el deudor puede obligar al acreedor a aceptarlo (en este sentido, el artículo 46 de la Ley Cambiaria dispone que el portador de una Letra de cambio no puede ser obligado a recibir el pago antes de su vencimiento, siendo de cuenta y riesgo del librado el pago hecho antes del vencimiento), careciendo el deudor que paga anticipadamente de acción para repetir lo pagado.

Cuando el pago anticipado se hace por error (ignorancia de que exista plazo), es regla general que tampoco en este caso puede el deudor repetir lo pagado, aunque sí puede reclamar los frutos e intereses percibidos por el acreedor (artículo 1126 CC). Esto se extiende, según Díaz Picazo, a los casos en que el deudor se anticipó conociendo la existencia del plazo pero equivocándose en su duración, o cuando yerra en el cómputo del mismo.

Después del vencimiento del término Vencido el término se hace exigible la obligación. Los problemas en la práctica se dan a la hora de determinar el momento en que se entiende vencido el plazo. Cuando las partes fijaron un día concreto, no hay problema.

Mayor dificultad presentan los casos en que el plazo se fija por días a partir de uno determinado (pagaré «a 30 días» ), en cuyo caso, aplicando las reglas generales del Código Civil (artículo 5 CC), el cómputo debe empezar el día siguiente, excluyéndose el inicial del cómputo (artículo 1130 del Código Civil).

Obviamente, en el cómputo civil del plazo, salvo pacto en contrario no se incluyen los días inhábiles (artículos 5 y 1130 del Código Civil). En el caso de obligaciones periódicas, aunque a fecha de presentación de la demanda sólo haya vencido un plazo, no existe obstáculo legal para solicitar condena de futuro por las cantidades correspondientes a los plazos que vayan a vencer en el futuro, si bien esa condena sólo sería ejecutable una vez se hubiera producido el vencimiento de dichos plazos.

En tal sentido, el artículo 578 de la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000, de 7 de Enero, dispone que «Si, despachada ejecución por deuda de una cantidad líquida, venciera algún plazo de la misma obligación en cuya virtud se procede, o la obligación en su totalidad, se entenderá ampliada la ejecución por el importe correspondiente a los nuevos vencimientos de principal e intereses, si lo pidiere así el actor y sin necesidad de retrotraer el procedimiento».

Recuerde que

• La eficacia de una obligación a plazo depende de un día cierto, de manera que el señalamiento del mismo determina el comienzo o la cesación de sus efectos. • Se diferencia de las obligaciones condicionales en que en estas últimas no existe certeza respecto al acaecimiento de la condición. • La principal clasificación distingue entre plazo o término inicial y final, según se haga depender de él el comienzo de los efectos o la cesación de los mismos. • Como norma general, antes del término, las obligaciones no son exigibles; con excepción de algunos casos, como la insolvencia sobrevenida o la disminución o falta del acreedor de las garantías debidas. • Antes del vencimiento, ni el acreedor puede exigir el cumplimiento, ni el deudor puede obligar al acreedor a aceptarlo.

¿Qué son obligaciones a plazo ejemplos?

Las obligaciones a plazo son aquellas que se estipula que para que se cumplan se debe dar una fecha concreta, ya sea un día o una hora ciertas. De esta manera, las obligaciones a plazo sólo serán exigibles cuando este día ya determinado llegue,

¿Qué son las obligaciones a plazo condicionales?

Última actualización: 18 de agosto de 2023 – (Diario Oficial No.52.473 – 31 de julio de 2023) Derechos de autor reservados – Prohibida su reproduccin

Anterior | Siguiente ARTICULO 1524. No puede haber obligación sin una causa real y lícita; pero no es necesario expresarla. La pura liberalidad o beneficencia es causa suficiente. Se entiende por causa el motivo que induce al acto o contrato; y por causa ilícita la prohibida por la ley, o contraria a las buenas costumbres o al orden público. ARTICULO 1525., No podrá repetirse lo que se haya dado o pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas. ARTICULO 1526., Los actos o contratos que la ley declara inválidos, no dejarán de serlo por las cláusulas que en ellos se introduzcan y en que se renuncie a la acción de nulidad. TITULO III. DE LAS OBLIGACIONES CIVILES Y DE LAS MERAMENTE NATURALES ARTICULO 1527., C-857-05 > Las obligaciones son civiles o meramente naturales. Civiles son aquellas que dan derecho para exigir su cumplimiento. Naturales las que no confieren derecho para exigir su cumplimiento, pero que cumplidas autorizan para retener lo que se ha dado o pagado, en razón de ellas. Tales son: 1a.) Las contraídas por personas que, teniendo suficiente juicio y discernimiento, son, sin embargo, incapaces de obligarse según las leyes, como la mujer casada en los casos en que le es necesaria la autorización del marido*, y los menores adultos no habilitados de edad**.2a.) Las obligaciones civiles extinguidas por la prescripción.3a.) Las que proceden de actos a que faltan las solemnidades que la ley exige para que produzca efectos civiles; como la de pagar un legado, impuesto por testamento, que no se ha otorgado en la forma debida.4a.) Las que no han sido reconocidas en juicio, por falta de prueba. Para que no pueda pedirse la restitución en virtud de estas cuatro clases de obligaciones, es necesario que el pago se haya hecho voluntariamente por el que tenía la libre administración de sus bienes. ARTICULO 1528., La sentencia judicial que rechaza la acción intentada contra el naturalmente obligado, no extingue la obligación natural. ARTICULO 1529., Las fianzas, hipotecas, prendas* y cláusulas penales constituidas en terceros para seguridad de estas obligaciones, valdrán. TITULO IV. DE LAS OBLIGACIONES CONDICIONALES Y MODALES ARTICULO 1530., Es obligación condicional la que depende de una condición, esto es, de un acontecimiento futuro, que puede suceder o no. ARTICULO 1531., La condición es positiva o negativa. La positiva consiste en acontecer una cosa; la negativa en que una cosa no acontezca. ARTICULO 1532., La condición positiva debe ser física y moralmente posible. Es físicamente imposible la que es contraria a las leyes de la naturaleza física; y moralmente imposible la que consiste en un hecho prohibido por las leyes, o es opuesta a las buenas costumbres o al orden público. Se mirarán también como imposibles las que están concebidas en términos ininteligibles. ARTICULO 1533., Si la condición es negativa de una cosa físicamente imposible, la obligación es pura y simple; si consiste en que el acreedor se abstenga de un hecho inmoral o prohibido, vicia la disposición. ARTICULO 1534., Se llama condición potestativa la que depende de la voluntad del acreedor o del deudor; casual la que depende de la voluntad de un tercero o de un acaso; mixta la que en parte depende de la voluntad del acreedor y en parte de la voluntad de un tercero o de un acaso. ARTICULO 1535., Son nulas las obligaciones contraídas bajo una condición potestativa que consista en la mera voluntad de la persona que se obliga. Si la condición consiste en un hecho voluntario de cualquiera de las partes, valdrá. ARTÍCULO 1536., La condición se llama suspensiva si, mientras no se cumple, suspende la adquisición de un derecho; y resolutoria, cuando por su cumplimiento se extingue un derecho. ARTICULO 1537. Si la condición suspensiva es o se hace imposible, se tendrá por fallida. A la misma regla se sujetan las condiciones cuyo sentido y el modo de cumplirlas son enteramente ininteligibles. Y las condiciones inductivas a hechos ilegales o inmorales. ARTICULO 1538. La regla del artículo precedente, inciso 1o, se aplica aún a las disposiciones testamentarias. Así, cuando la condición es un hecho que depende de la voluntad del asignatario y de la voluntad de otra persona, y deja de cumplirse por algún accidente que la hace imposible, o porque la otra persona de cuya voluntad depende no puede o no quiere cumplirla, se tendrá por fallida, sin embargo de que el asignatario haya estado, por su parte, dispuesto a cumplirla. ARTICULO 1539., Se reputa haber fallado la condición positiva o haberse cumplido la negativa, cuando ha llegado a ser cierto que no sucederá el acontecimiento contemplado en ella, o cuando ha expirado el tiempo dentro del cual el acontecimiento ha debido verificarse y no se ha verificado. ARTICULO 1540. La condición debe ser cumplida del modo que las partes han probablemente entendido que lo fuese, y se presumirá que el modo más racional de cumplirla es el que han entendido las partes. Cuando, por ejemplo, la condición consiste en pagar una suma de dinero a una persona que está bajo tutela o curaduría, no se tendrá por cumplida la condición, si se entrega a la misma persona, y ésta lo disipa. ARTICULO 1541., Las condiciones deben cumplirse literalmente en la forma convenida. ARTICULO 1542., No puede exigirse el cumplimiento de la obligación condicional sino verificada la condición totalmente. Todo lo que se hubiere pagado antes de efectuarse la condición suspensiva, podrá repetirse mientras no se hubiere cumplido. ARTICULO 1543. Si antes del cumplimiento de la condición la cosa prometida perece sin culpa del deudor, se extingue la obligación; y si por culpa del deudor, el deudor es obligado al precio y a la indemnización de perjuicios. Si la cosa existe al tiempo de cumplirse la condición, se debe en el estado en que se encuentre, aprovechándose el acreedor de los aumentos o mejoras que hayan recibido la cosa, sin estar obligado a dar más por ella, y sufriendo su deterioro o disminución, sin derecho alguno a que se le rebaje el precio; salvo que el deterioro o disminución proceda de culpa del deudor; en cuyo caso el acreedor podrá pedir o que se rescinda el contrato, o que se le entregue la cosa, y además de lo uno o lo otro, tendrá derecho a indemnización de perjuicios. ARTICULO 1544., Cumplida la condición resolutoria, deberá restituirse lo que se hubiere recibido bajo tal condición, a menos que ésta haya sido puesta en favor del acreedor exclusivamente, en cuyo caso podrá éste, si quiere, renunciarla; pero será obligado a declarar su determinación, si el deudor lo exigiere. ARTICULO 1545., Verificada una condición resolutoria no se deberán los frutos percibidos en el tiempo intermedio, salvo que la ley, el testador, el donante o los contratantes, según los varios casos, hayan dispuesto lo contrario. ARTICULO 1546., En los contratos bilaterales va envuelta la condición resolutoria en caso de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado. Pero en tal caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio, o la resolución o el cumplimiento del contrato con indemnización de perjuicios. D1077 DE 2015 + 2.1.1.1.1.4.2.5+, ARTICULO 1547., Si el que debe una cosa mueble a plazo, o bajo condición suspensiva o resolutoria, la enajena, no habrá derecho de reivindicarla contra terceros poseedores de buena fe. ARTICULO 1548., Si el que debe un inmueble bajo condición lo enajena, o lo grava con hipoteca o servidumbre, no podrá resolverse la enajenación o gravamen, sino cuando la condición constaba en el título respectivo, inscrito u otorgado por escritura pública. ARTICULO 1549., El derecho del acreedor que fallece en el intervalo entre el contrato condicional y el cumplimiento de la condición, se transmite a sus herederos; y lo mismo sucede con la obligación del deudor. Esta regla no se aplica a las asignaciones testamentarias, ni a las donaciones entre vivos. El acreedor podrá impetrar durante dicho intervalo las providencias conservativas necesarias. ARTICULO 1550., Las disposiciones del título 4o. del libro 3o. sobre las asignaciones testamentarias condicionales o modales, se aplican a las convenciones en lo que no pugne con lo dispuesto en los artículos precedentes. TITULO V. DE LAS OBLIGACIONES A PLAZO ARTÍCULO 1551. El plazo es la época que se fija para el cumplimiento de la obligación; puede ser expreso o tácito. Es tácito, el indispensable para cumplirlo. No podrá el juez, sino en casos especiales que las leyes designe, señalar plazo para el cumplimiento de una obligación; solo podrá interpretar el concebido en términos vagos u oscuros, sobre cuya inteligencia y aplicación discuerden las partes. ARTICULO 1552., Lo que se paga antes de cumplirse el plazo, no está sujeto a restitución. Esta regla no se aplica a los plazos que tienen el valor de condiciones. ARTICULO 1553., El pago de la obligación no puede exigirse antes de expirar el plazo, si no es: 1o.) Al deudor constituido en quiebra o que se halla en notoria insolvencia.2o.) Al deudor cuyas cauciones, por hecho o culpa suya, se han extinguido o han disminuido considerablemente de valor. Pero en este caso el deudor podrá reclamar el beneficio del plazo, renovando o mejorando las cauciones. ARTICULO 1554., El deudor puede renunciar el plazo, a menos que el testador haya dispuesto o las partes estipulado lo contrario, o que la anticipación del pago acarree al acreedor un perjuicio que por medio del plazo se propuso manifiestamente evitar. En el contrato de mutuo a interés se observará lo dispuesto en el artículo 225, ARTICULO 1555., Lo dicho en el título 4o, del libro 3o. sobre las asignaciones testamentarias a día, se aplica a las convenciones. Anterior | Siguiente Disposiciones analizadas por Avance Jurídico Casa Editorial Ltda. «Leyes desde 1992 – Vigencia Expresa y Sentencias de Constitucionalidad» ISSN Última actualización: 18 de agosto de 2023 – (Diario Oficial No.52.473 – 31 de julio de 2023) Las notas de vigencia, concordancias, notas del editor, forma de presentacin y disposicin de la compilacin estn protegidas por las normas sobre derecho de autor.

See also:  Qué Obligaciones Tienen Las Personas FíSicas En El RéGimen Simplificado De Confianza?

En relacin con estos valores jurdicos agregados, se encuentra prohibido por la normativa vigente su aprovechamiento en publicaciones similares y con fines comerciales, incluidas -pero no nicamente- la copia, adaptacin, transformacin, reproduccin, utilizacin y divulgacin masiva, as como todo otro uso prohibido expresamente por la normativa sobre derechos de autor, que sea contrario a la normativa sobre promocin de la competencia o que requiera autorizacin expresa y escrita de los autores y/o de los titulares de los derechos de autor.

En caso de duda o solicitud de autorizacin puede comunicarse al telfono 617-0729 en Bogot, extensin 101. El ingreso a la pgina supone la aceptacin sobre las normas de uso de la informacin aqu contenida.

¿Qué es el plazo según el Código Civil?

Plazos – Plazos – Normas comunes a todo procedimiento. Práctica forense – Contratos – VLEX 852186723 – vLex

Autor Eric Andrés Chávez Chávez
Páginas 431-435

Page 431 CONCEPTO.

  1. -, El, no define lo que ha de entenderse por plazo, es el en el art.1494, el que da una definición, diciendo que el plazo es la época que se fija para el cumplimiento de la obligación, y puede ser expreso o tácito. El tácito es el indispensable para cumplirlo.
  2. – Doctrina. El plazo es el hecho futuro y cierto del cual depende el ejercicio o la extinción de un derecho. Los plazos están reglamentados en el en el art.48 y 50, disposiciones que deben entenderse complementadas y a veces modificadas por las del,
    • En general, son las normas del, las que indican mayormente la forma en que deben computarse los plazos.
    • FORMA DE COMPUTAR LOS PLAZOS.
    • Estos plazos son susceptibles de clasificarse según los distintos puntos de vista o criterios que se consideren.
    • Los códigos de procedimiento no se refieren a esta materia, siendo necesario recurrir al del, que señala lo siguiente:
    • En atención a si corren o no sin interrupción, se clasifican en plazos continuos y plazos discontinuos.
    • Plazo continuo es aquel que corre sin interrupción alguna, y discontinuo, el que se interrumpe en días feriados.

    La regla general es que los plazos sean continuos, a menos que la ley o el decreto de autoridad disponga lo contrario (Art.50 del ). Sin embargo, en el art.66 del C.P.C., se dispone que los plazos de días se suspendan durante los feriados, salvo que el tribunal disponga lo contrario por motivos justificados. Esta norma no rige tratándose del feriado judicial, respecto de aquellos asuntos que expresamente indica el art.314 inciso 2 del, Page 432 CLASIFICACIÓN DE LOS PLAZOS.

  3. – ATENDIENDO A SU ORIGEN. SE HABLA DE:
    1. Plazo legal. Es el que fija o señala la ley. Ejemplo de él es el contemplado en el art.258 (emplazamiento) y art.328 del (probatorio).
    2. Plazo judicial. Es el señalado por el juez, cuando la ley lo señale expresamente. Ejemplos de él, art.9, 37 inciso 2, 269, 340 inciso 2, 302 del,
    3. Plazo convencional. Es el que emana del acuerdo de voluntad de las partes o contratantes. Ejemplos, art.64, art. del, En nuestra legislación, los plazos judiciales tienen un carácter excepcional, el juez los señala única y exclusivamente cuando la ley lo faculta.

Los suscriptores pueden acceder a la versión informada de este caso.

¿Qué diferencia hay entre una condición y un plazo?

La diferencia de la condición con el plazo de aprec’ación objetiva, pues depende de la naturaleza del acontecimiento a que se refiera; en la condición debe tratarse de un hecho futuro cuya realización sea incierta, en tanto que en el plazo, esa realizac’ón debe ser’ segura, aunque se ignore el tiempo en que ocurrirá (

¿Cómo se extingue el plazo?

Extinción del plazo – El plazo se extingue por tres causales: por su cumplimiento (o vencimiento); por la renuncia; y por caducidad del plazo.

¿Qué diferencia existe entre una obligación entre el plazo suspensivo y el plazo resolutivo?

Condición resolutoria es la que determina que, si se cumple, el acto jurídico queda resuelto, pero, entre tanto se considera consumado y con total validez. Suspensiva es que condiciona a su cumplimiento la consumación del acto jurídico.

¿Que se entiende por plazo?

Periodo de tiempo fijado para el cumplimiento de una obligación o para la realización de un acto. El plazo de un crédito, por ejemplo, es el periodo entre su concesión y el vencimiento.

¿Qué es el plazo y cómo se clasifica?

Diferencia entre plazo y término – El plazo se refiere a un período de tiempo, mientras que se refiere a un momento determinado, su fin o conclusión (su término ). El término es siempre un momento ( medible por cualquier unidad de tiempo ). Por ello puede ser día, hora, minuto etc.

  • Puede ser inicial (término inicial) o final (término final) Relaciones: Ambos se refieren a la idea de tiempo, aunque de manera distinta.
  • Término no es igual a plazo, pero, todo plazo (período ) tiene término.
  • Ejemplo de plazo y término: Un contrato en el que se pacta un plazo o período igual a un año que comienza el primero de enero (término inicial) y concluye el 31 de diciembre(término final).

Existen clasificaciones de plazo determinadas justamente por el término, caso de clasificación a término fijo, o no fijo (término máximo o mínimo). El plazo puede ser con término máximo. El préstamo del libro debe finalizar antes del día 6 de julio. El plazo puede ser con término fijo.

¿Cómo se clasifican los plazos?

El Plazo Procesal es el Lapso de tiempo en que debe realizarse un acto procesal. Son: Plazo Legal, Plazo Convencional, Plazo Judicial, Común, Particular, Prorrogable, Improrrogable, Fatal, Perentorio O Preclusivo y No Perentorio. Clases De Plazos Procesales

Plazo Legal Plazo Convencional Plazo Judicial Plazo Común Plazo Particular Plazo Prorrogable Plazo Improrrogable Plazo Fatal Plazo Perentorio O Preclusivo Plazo No Perentorio

Que Son Las Obligaciones A Plazo UD. está aquí: Derecho Procesal Civil Contenido > Plazo Procesal y Término Procesal > Clases De Plazos Procesales by JORGE MACHICADO C lases De Plazos Procesales, Son: Plazo Legal, Plazo Convencional, Plazo Judicial, Común, Particular, Prorrogable, Improrrogable, Fatal, Perentorio O Preclusivo y No Perentorio.

¿Qué es un contrato a plazo?

Contrato en el que el precio no se paga al tiempo de entrega de la cosa, sino de modo aplazado y fraccionado normalmente en partes iguales.

¿Qué es el plazo en el derecho?

¿Qué son los plazos procesales según el Código Civil peruano? – Las actuaciones procesales deben llevarse a cabo de acuerdo con el procedimiento establecido por la ley peruana. Según el Código Civil peruano, una actuación procesal debe realizarse dentro del plazo establecido para cada una de ellas.

¿Qué es el plazo de un contrato?

Es el período entre la fecha de iniciación y el vencimiento de la vigencia término del contrato.

¿Qué son las obligaciones de un contrato?

Biblioteca – artículos electrónicos Capítulo I.- De las Obligaciones.1.- Concepto de obligación. Ya desde el antiguo derecho romano se habían acuñado definiciones célebres acerca de la obligación civil, como por ejemplo la clásica definición contenida en las Institutas de Justiniano en donde se dice que «obligatio est iuris vinculum, quo necessitate adstringimur alicuius solvendae rei secundum nostrae civitatis iuria».

  • Es decir, la obligación es un vínculo jurídico que nos constriñe en la necesidad de pagar alguna cosa conforme a las leyes de nuestra ciudad.
  • O la diversa definición del jurisconsulto Paulo que la concibe como «obligationum substantia non in eo consistit, ut aliquid corpus nostrum (aut dservitutem nostram) faciat, sed ut alium nobis obstringat at danum aliquid, vel faciendum, vel prestandum».

Es decir, la esencia de la obligación no consiste en convertir algo en cosa o servidumbre nuestra; sino en compeler a otro para darnos, hacernos o prestarnos algo.». Ahora bien, las anteriores definiciones y muchas otras elaboradas en épocas posteriores tienen el defecto de que sólo hacen énfasis en uno o dos de los tres elementos esenciales del concepto obligación, por ejemplo, diremos que la primera definición citada caracteriza a la obligación civil por el vínculo jurídico que enlaza a los sujetos de la misma; en tanto que Paulo se concentra únicamente en el objeto de la obligación, o sea, en la conducta que asumirá el sujeto deudor, para definir a la obligación.

En ese tenor de ideas el maestro Borja Soriano, en su obra titulada «Teoría General de las Obligaciones» después de citar varias definiciones logradas por diversos doctrinarios, termina concluyendo que para lograr una definición cabal sobre la obligación, no debemos fijar nuestra atención de manera especial sobre alguno de los elementos que constituyen la naturaleza de la obligación, a saber: los sujetos, el objeto y la relación jurídica, sino que tenemos que comprenderlos a todos en una la definición, ya que cada uno de ellos forma parte de su esencia.

Por tanto, una definición completa de la obligación sería aquella que dentro de su comprensión lógica contenga los tres elementos necesarios de ésta. En congruencia con lo anteriormente expuesto, podemos definir a la obligación civil como la relación jurídica por virtud de la cual un sujeto llamado deudor queda vinculado jurídicamente respecto de otro sujeto llamado acreedor a realizar una conducta que puede consistir en un dar, en un hacer o en un no hacer.2.- Elementos de las obligaciones.

  • Como apuntamos en el parágrafo anterior, tres son los elementos constitutivos de la obligación civil, los sujetos, el objeto y la relación jurídica.
  • A).- Los sujetos de la relación jurídica obligación son el acreedor y el deudor.
  • El acreedor es el sujeto activo de la obligación que es titular de un derecho subjetivo, comúnmente llamado derecho personal o derecho de crédito.

El deudor es el sujeto pasivo de dicha relación que tiene a su cargo un deber jurídico denominado deuda. b).- El objeto es la conducta que el deudor queda constreñido a realizar, y que puede consistir en un dar, hacer o un no hacer. c).- La relación jurídica, según el maestro Bejarano Sánchez, es «un vínculo reconocido y disciplinado por el Derecho objetivo, y por lo que se refiere a la relación jurídica de la obligación o derecho personal, es un vínculo creado por el Derecho objetivo, el cual faculta al acreedor a exigir una conducta del deudor y asegura su cumplimiento con la posibilidad de obtener compulsivamente su acatamiento».

En efecto, el vínculo jurídico que caracteriza a la obligación no es otra cosa que la coercibilidad o posibilidad de utilizar la fuerza para vencer la actitud contumaz del obligado que distingue al derecho de los otros sistemas normativos que rigen la conducta humana, verbigracia, la moral o los convencionalismos sociales.

3.- Diferencias entre derechos personales y derechos reales. Señala el tratadista Borja Soriano que respecto a las teorías que pretenden explicar la diferencia existente entre los derechos reales y personales se encuentra la teoría clásica, la cual concibe al derecho real como una relación entre persona y cosa, en tanto que el derecho personal es una relación entre persona y persona.

La diferencia que existe entre el derecho real y el personal, según los exponente de esta teoría, consiste en que en aquél la proximidad que existe entre el sujeto titular del derecho y la cosa permite su explotación económica con exclusión de los demás individuos que le rodean; en tanto que en el derecho personal la relación entre el sujeto activo y el pasivo es directa e inmediata, es decir, que lo más importante es la relación personal y de manera secundaria el objeto de la obligación.

Derecho real es la facultad o poder de aprovechar autónoma o directamente una cosa. Mientras que el derecho personal consiste en la facultad de obtener de otra persona una conducta que puede consistir en hacer algo, en no hacer nada o en dar alguna cosa.4.- Obligaciones propter rem.

La doctrina reconoce la existencia de ciertas obligaciones o cargas que están de tal manera vinculadas a la existencia de una cosa que su transmisión de ésta implica la de aquélla, es decir, que el origen de la obligación se encuentra en la cosa misma, nace del hecho de su detentación. También se les conoce con el nombre de ambulatorias, ya que la obligación pasa de un sujeto pasivo a otro por el simple hecho de la detentación material de la cosa.

Según Borja Soriano, las características de las obligaciones reales o propter rem son las siguientes: a) No ligan al deudor en cuanto a su persona o identidad personal, sino que está determinado por el hecho de ser propietario o poseedor de una cosa.

  1. c) El obligado responde de su deuda con la cosa, no con todo su patrimonio y, si renuncia a ella, se desembaraza de su deuda.
  2. En síntesis, podemos decir que las obligaciones reales son cargas o gravámenes impuestos por la ley a los poseedores o propietarios, por el simple hecho de la detentación de la cosa, y cuyo cumplimiento puede evitarse mediante el abandono de la cosa de la cual dimana el gravamen, respondiéndose de la deuda en todo caso con la cosa.

5.- Obligaciones naturales. En este último apartado nos ocuparemos de las llamadas obligaciones naturales, de la cuales podemos decir que consisten «en la necesidad jurídica de prestar una conducta a favor de un acreedor, quien puede obtener y conservar lo que el deudor le pague, pero puede exigirlo legítimamente por medio de la fuerza pública».

  • En otras palabras, lo que caracteriza o distingue a este tipo de obligaciones es el hecho una vez cumplida voluntariamente la obligación por el deudor, el derecho autoriza al acreedor a retenerlo válidamente, sin que pueda repetirse contra éste.
  • La doctrina considera a este tipo de obligaciones como obligaciones civiles imperfectas equiparándolas a veces a los deberes morales, toda vez que carecen de acción procesal que permita lograr su cumplimiento forzoso.

Sin embargo, pese a la diversidad de opiniones que existen sobre el tema, creemos que no se trata de simples deberes morales, sino de verdaderas obligaciones jurídicas, ya que por la circunstancia de que el Derecho reconozca la validez del pago y autorice al deudor para retenerlo, impidiendo la repetición contra éste, resulta inconcuso que tal reconocimiento por parte del ordenamiento jurídico le quita a dichas relaciones el carácter meramente moral que pudieran tener, para convertirlas en fenómeno netamente jurídico.

Conviene precisar, en último lugar, que estas obligaciones no se encuentran reglamentadas en nuestra legislación civil, por no existir un articulado que las agrupe reconociéndolas por su nombre, sino que al respecto sólo existen disposiciones aisladas de las que se desprende su existencia, verbigracia el artículo 1752 del Código Civil, que a la letra dice: «El que ha pagado una deuda prescrita o para cumplir un deber moral, no tiene derecho de repetir.»; asimismo, nos permitimos transcribir el diverso numeral 2124 del citado ordenamiento, que dispones que: «Las ventas al menudeo de bebidas embriagantes hechas al fiado en cantinas, no dan derecho para exigir su precio.»; y por último, el precepto 2595, que textualmente manda lo siguiente: «El que pierde en un juego o apuesta que no estén prohibidos, queda obligado civilmente, con tal que la pérdida no exceda de la vigésima parte de su fortuna.

Prescribe en treinta días el derecho de exigir la deuda del juego a que este artículo se refiere». : Biblioteca – artículos electrónicos

¿Qué son las obligaciones financieras a corto plazo?

Las obligaciones financieras son todas aquellas responsabilidades que adquiere la empresa con entidades de crédito financiero como bancos y corporaciones para financiarse en el corto plazo.

¿Qué diferencia existe entre una obligación entre el plazo suspensivo y el plazo resolutivo?

Condición resolutoria es la que determina que, si se cumple, el acto jurídico queda resuelto, pero, entre tanto se considera consumado y con total validez. Suspensiva es que condiciona a su cumplimiento la consumación del acto jurídico.

¿Cómo se extingue el plazo?

Extinción del plazo – El plazo se extingue por tres causales: por su cumplimiento (o vencimiento); por la renuncia; y por caducidad del plazo.