Consultar

Derecho, Jurisprudencia, Información

Que Es Un Regimen De Condominio?

Se considera régimen de propiedad en condominio, aquel que se constituye sobre inmuebles que en razón de sus características físicas, permite a sus titulares tanto el aprovechamiento exclusivo de áreas privativas, como el aprovechamiento común de las áreas que no admiten división, confiriendo a cada condómino un

¿Qué es el régimen de condominios?

El Régimen de Condominio establece por tanto el marco normativo en el cual se regulan los derechos sobre los distintos elementos funcionales susceptibles de aprove- chamiento independiente, así como las distintas relaciones jurídicas que recaen sobre los elementos comunes.

¿Quién hace el regimen de condominio?

¿QUE ES LA CONSTITUCIÓN DEL RÉGIMEN DE PROPIEDAD EN CONDOMINIO? Es el acto jurídico formal que el propietario o propietarios de un inmueble, instrumentarán ante Notario Público, declarando su voluntad de establecer esa modalidad de propiedad para su mejor aprovechamiento, y en el que, dos o más personas teniendo un derecho privado, utilizan y comparten áreas o espacios de uso y propiedad común, asumiendo condiciones que les permiten satisfacer sus necesidades de acuerdo al uso del inmueble, en forma conveniente y adecuada para todos y cada uno, sin demérito de su unidad de propiedad privativa.

  • Asimismo, una vez constituido el Régimen de Propiedad en Condominio, éste deberá de registrarse ante la Procuraduría Social del D.F., tal y como lo establece Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal, en su Título Primero, capítulo I.
  • ¿CÓMO SE LLEVA A CABO LA CONSTITUCIÓN DEL RÉGIMEN DE PROPIEDAD EN CONDOMINIO? La Constitución del Régimen de Propiedad en Condominio será instrumentada por un Notario Público, por manifiesto de un propietario o propietarios de un inmueble, quienes declaren su voluntad de establecer esa modalidad para su mejor aprovechamiento, quien les expedirá su escritura constitutiva del Régimen de Propiedad en Condominio, la cual el mismo notario o el condómino, pueden llevarla a inscribir ante el Registro Público de la Propiedad.

¿CÓMO TIENE CONOCIMIENTO LA PROCURADURIA SOCIAL DE QUE UN INMUEBLE SE HA CONSTITUIDO BAJO EL RÉGIMEN DE PROPIEDAD EN CONDOMINIO? Quien otorgue la escritura constitutiva de Propiedad en Condominio deberá enviar a la Procuraduría copia certificada de la constitución, o en su caso modificación, extinción del régimen y el Reglamento Interno para que la Subprocuraduría de Derechos y Obligaciones de Propiedad en Condominio registre las propiedades del Distrito Federal constituidas bajo este régimen.

En el Artículo 3º del Reglamento de la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal. ¿QUÉ HACE LA PROCURADURÍA SOCIAL CUANDO RECIBE LA ESCRITURA CONSTITUTIVA? La Jefatura de Unidad Departamental de Organización y Registro, la ingresa en una base de datos y otorga un número de expediente con el cual quedará asentado ante esta Procuraduría Social, así mismo elabora oficio para firma del Subprocurador(a) de Derechos y Obligaciones de Propiedad en Condominio contestando al Notario Público en cuestión.

Posteriormente informa a la Oficina Delegacional correspondiente, haciéndole llegar una copia fotostática del documento y el número de expediente donde queda el Registro, a fin de que tengan conocimiento del inmueble que se ha constituido. UNA VEZ REALIZADA LA CONSTITUCIÓN DEL RÉGIMEN DE PROPIEDAD EN CONDOMINIO ¿A DÓNDE SE DEBE ACUDIR? Deberán acudir a la Oficina Desconcentrada de la Procuraduría Social que les corresponda de acuerdo a su domicilio, en donde se les proporcionan orientación y los servicios para estar en posibilidad de continuar con los trámites correspondientes.1.

Orientación Ciudadana.2. Acreditación de Convocatoria de Asamblea General de Condóminos Ordinaria y Extraordinaria.3. Asesoría en Asambleas Generales de Condóminos.4. Registro de Administrador de Condominio.5. Autorización de Libro de Actas de Asambleas.6. Registro de Reglamento de Condominio.7. Procedimiento Conciliatorio en Materia Condominal.8.

Procedimiento Arbitral en Materia Condominal.9. Amigable Composición en Materia arrendamiento. Certificación de Administradores (as) Asesoría y Orientación para la Constitución del Régimen de Propiedad en Condominio Oficinas Desconcentradas de la Procuraduría Social Procedimiento Administrativo de Aplicación de Sanciones

¿Qué obligaciones tienen los condominios?

Tus obligaciones son pagar mantenimiento, participar en los comités de vigilancia y en la administración, no te puedes quejar si no das el feedback; tienes derecho a ser escuchado con voz y voto si no eres moroso porque si lo eres te pueden suspender el derecho de voto, pero no el de voz; tienes derecho a participar y

¿Cómo se clasifican los condominios?

En cuanto a su uso, un condominio puede ser: Habitacional: los inmuebles construidos en cada unidad están destinados únicamente a la vivienda. Comercial o de servicios: se encuentren en una unidad privada y están destinados a realizar alguna actividad comercial o de servicios permitidos.

¿Qué derechos tienen los condominios?

Condómino: Conoce cuáles son sus derechos y obligaciones – CF Es común que no estén totalmente definidos los Derechos y Obligaciones de un condómino, mucho menos cuando se trata de un condominio horizontal o vertical. Debido a esto, te comentamos a continuación cuales son los derechos que poseen los condóminos de acuerdo a lo establecido en la Escritura Constitutiva o en el Reglamento interno de Condominio y Administración que corresponda:

Derecho compartido sobre los elementos y partes del condominio, que se consideran comunes o de copropiedad, proporcional al valor de su propiedad exclusiva.Servirse de los bienes comunes o de copropiedad y gozar de los servicios e instalaciones generales conforme a su naturaleza y destino ordinario.Usar, gozar, disfrutar y disponer de su unidad en condominio, con las limitaciones y prohibiciones que se establezcan.Realizar por su cuenta las obras necesarias que requiera su unidad, así como los entrepisos, suelos, pavimentos, paredes, u otras divisiones entre los locales colindantesUsar de su unidad en condominio en forma ordenada y tranquila, sin destinarla a usos contrarios a la moral o buenas costumbres, ni afectarla a usos distintos de los convenidos o autorizados expresamente, o que deban presumirse de la naturaleza propia del condominio, en los términos establecidos.

Condominios horizontales : En este caso, los condóminos tienen un derecho único y exclusivo sobre su unidad privativa, asimismo, poseen derecho proporcional en los bienes de uso común, Que Es Un Regimen De Condominio Condominios horizontales ‍ Condominios verticales : En cuanto a estos condominios, los condóminos poseen los siguientes derechos y obligaciones, los cuales se encuentran establecidos en el Reglamento interno de Condominio y Administración : Que Es Un Regimen De Condominio Condominios verticales

Derecho proporcional sobre el suelo y exclusivo sobre cada unidad en condominio.Los condóminos que se sitúan en el acceso al edificio, en la planta baja o en el último piso, no tienen derecho preferente, salvo que se establezca en la Escritura Constitutiva o en el Reglamento de Condominio y Administración. Los condóminos de la planta baja no pueden ocupar ni hacer obras o construcciones para su uso exclusivo o preferente sobre los bienes de uso común ubicados en la misma. Los condóminos del último piso no pueden ocupar la azotea o techo ni elevar nuevos pisos o construcciones.Las obras que se requieran en los techos o azoteas en su parte exterior y los sótanos, van por cuenta de todos los condóminos, así como la reparación de desperfectos ocasionados por casos fortuitos o de fuerza mayor.Pueden hacer todas las obras y reparaciones en el interior de su unidad en condominio que deseen, estando prohibida toda innovación o modificación que afecte a la estructura, paredes maestras o partes esenciales del edificio, que puedan perjudicar a su estabilidad, seguridad, salubridad o comodidad. Tampoco podrá abrir claros o ventanas, ni pintar o decorar la fachada o las paredes exteriores.

Es importante recordar que, en la Escritura Constitutiva se pueden establecer los derechos de preferencia entre condóminos de acuerdo a lo establecido en el Código Civil vigente, Para finalizar, hacemos énfasis en que la sana convivencia en los condominios es súper importante.

¿Cuál es la diferencia entre residencial y condominio?

Ubicación – Otra forma de saber qué es un condominio es tener en cuenta su ubicación. La mayoría se encuentra en áreas metropolitanas, donde se aprovecha el espacio disponible con edificios altos. Por su parte, los conjuntos residenciales prefieren las zonas suburbanas, donde los terrenos son más amplios. Que Es Un Regimen De Condominio Que Es Un Regimen De Condominio

¿Qué significa sin regimen de condominio?

26 ENE En los últimos años, los departamentos y casas en condominios se han vuelto muy populares por las amenidades que ofrecen en sus áreas comunes, y aunque son una buena opción para vivir, tienen una gran desventaja de la que casi nadie habla: el régimen de condominio. Si estás buscando comprar una casa, departamento o terreno, esto te interesa. Que Es Un Regimen De Condominio El régimen de condominio es, para decirlo de manera sencilla, un acuerdo legal que regula el mantenimiento de las áreas comunes, así como las actividades y necesidades de los habitantes al interior del condominio. Se da cuando una propiedad es compartida por dos o más personas, ya sea en un condominio vertical (cuando el inmueble tiene varios niveles en un terreno compartido), horizontal (cuando hay inmuebles construidos de manera horizontal, pero comparten áreas del mismo terreno) o mixto (cuando hay condominios verticales y horizontales).

Esta regulación existe para facilitar la convivencia entre los habitantes del condominio al tener una responsabilidad compartida para mantener las zonas comunes; sin embargo, puede llegar a ser un fuerte impedimento en tu estilo de vida y por eso deberías considerar comprar una propiedad sin régimen de condominio.

Este régimen puede determinar desde las cuotas de mantenimiento y seguridad (que pueden llegar a ser muy altas y establecerse sin consideración de tu ingreso), hasta impedirte tener mascotas o hacer remodelaciones y construcciones en el interior de tu propiedad, además de que puede imponer horarios restringidos para realizar fiestas o incluso evitar la reventa de tu propiedad. Que Es Un Regimen De Condominio Una buena alternativa es encontrar propiedades que se encuentren dentro de desarrollos, pero sin un régimen de condominio. Este tipo de desarrollos son más bien llamados comunidades y en ellos puedes disfrutar de servicios como vigilancia 24/7, mantenimiento de áreas verdes y zonas comunes, alumbrado público, e incluso otras amenidades de lujo como ciclopista o áreas comerciales, sin que esto implique para ti una responsabilidad o una cuota, ya que en ellas normalmente el desarrollador es quien se hace cargo.

¿Cómo es la contabilidad de un condominio?

¿Qué comprende la contabilidad de un condominio? La contabilidad de gastos, conforme a Ley 21.442 y otros procedimientos contables, orientada especialmente a la Administración de Edificios y Condominios contempla: Libro banco mensual. Gastos comunes mensuales.

¿Qué es una escritura en condominio?

Qué es la e scritura constitutiva del régimen de propiedad de condominio y qué información debe incluir – La escritura constitutiva del Régimen de Propiedad de condominio es, en simples palabras, como el acta de nacimiento de un condominio que deberá estar inscrita en el Registro Público de la Propiedad pues es a través de ella que el propietario original del condominio se compromete al cumplimiento de las formalidades legales dentro de la Ley de Propiedad de Condominio. Una vez emitida esta escritura, se deberá enviar a la Procuraduría una copia certificada de la constitución, o en su caso modificación, extinción del régimen y el Reglamento Interno para que la Subprocuraduría de Derechos y Obligaciones de Propiedad en Condominio registre las propiedades constituidas bajo este régimen. Puedes encontrar más información – – > aquí

¿Cuando no pagar la cuota de mantenimiento?

Cuando La Administración Se Niegue a Entregar Un Comprobante De Pago. Cuando La Administración Se Niegue a Entregar Una Relación de los Gastos Ejercidos. Cuando No Se Tenga Claridad o Haya Inconformidad Con El Manejo De Los Recursos Por Parte De La Administración.

¿Cuántas personas pueden ser propietarios de una casa?

Según dicha normativa, no existe un número máximo de personas que puedan ser propietarias de una vivienda ; es decir, una multipropiedad puede tener tantos socios como éstos decidan, siempre que cumplan con los requisitos necesarios para serlo. También todos deberán aparecer en la escritura de la propiedad.

¿Quién es el dueño del terreno en un edificio de departamentos?

El propietario inicial es el dueño del terreno que acuerda la construcción, o a quien constituye el patrimonio autónomo para que se reúna el dinero para llevar a cabo la obra, o al promotor/constructor de la obra, según sea el caso, y es el titular del terreno sobre el que se hará la construcción que se ha sometido al

¿Qué es la copropiedad y ejemplos?

Blog – ¿Qué significa Copropietario? Si te estás capacitando como administrador o quieres reforzar tus conocimientos, es bueno repasar los elementos que participan en el día a día de la administración de condominios, existen cientos de términos para identificar personas, procesos, entidades y eventos.

Entre esos, la palabra «Copropietario» la vemos con frecuencia y tiende a confundirse con «arrendatarios». Primero entendamos el significado de «Copropiedad», la cual es un acto jurídico sobre una propiedad privada en el que coexisten los bienes y recursos comunes de la propiedad como los pertenecientes a cada propietario.

La ley de copropiedad define estos bienes comunes como «Los que pertenezcan a todos los copropietarios por ser necesarios para la existencia, seguridad y conservación del condominio, tales como terrenos de dominio común, fachadas, muros exteriores y soportantes, estructura, techumbres, instalaciones generales y ductos de calefacción, de aire acondicionado, de energía eléctrica, de alcantarillado, de gas, de agua potable y de sistemas de comunicaciones, recintos de calderas y estanques» En pocas palabras: cuando adquieres una propiedad dentro de un espacio que no te pertenece, te convierte en un copropietario,

See also:  Que Es Regimen Federal?

Por ejemplo, si compras un departamento dentro de un edificio que no construiste tú o cuyo terreno no te pertenece. Cabe destacar que la copropiedad si bien ofrece cierto nivel de independencia en el espacio adquirido, dependerá siempre de las acciones, modificaciones y estado de la propiedad, por lo que nunca es 100% tuyo.

De este modo, los copropietarios son los dueños de esos espacios dentro de una propiedad ajena. ‍ No debe confundirse con los arrendatarios, quienes alquilan por un tiempo determinado la copropiedad para su uso propio, más no tienen injerencia en las decisiones de ese espacio más allá de lo que permite el reglamento. Que Es Un Regimen De Condominio

¿Cuáles son los regimenes de propiedad?

Existen tres regímenes de propiedad, pero de ellos se desprenden varias subcategorías. Si eres asesor inmobiliario o bróker hipotecario, es clave conocer el tipo de régimen al que pertenece el inmueble en cuestión y los pasos a seguir por cada tipo para su correcta compraventa.

Estar al tanto de todas las regulaciones que rigen a la compraventa de bienes inmuebles, te ayudará a brindar una asesoría integral y evitar futuros problemas en tu profesión. En esta entrega de blog te presentamos las características principales de los tipos de regímenes de propiedad. También te puede interesar: Deberes fiscales en el arrendamiento Cuando se habla de propiedad se hace referencia a la facultad de poseer algo, en la ley la propiedad es el poder directo sobre algún bien.

En México la ley reconoce tres tipos de regímenes de propiedad, la pública, la privada y la social, cada una tiene subcategorías que involucra distintas regulaciones.

¿Qué pasa si no pago la cuota del condominio?

Acciones legales – Si no realizan tres pagos de cuotas ordinarias o una extraordinaria en el periodo de tiempo establecido, se convierte en propietario moroso. El Presidente de la Junta de copropietarios puede iniciar las acciones legales y judiciales cuando la ley lo permita.

¿Qué tipo de propiedad es un condominio?

TITULO VIII Del condominio Art.2.673. El condominio es el derecho real de propiedad que pertenece a varias personas, por una parte indivisa sobre una cosa mueble o inmueble. Art.2.674. No es condominio la comunión de bienes que no sean cosas. Art.2.675. El condominio se constituye por contrato, por actos de última voluntad, o en los casos que la ley designa.

  • Art.2.676.
  • Cada condómino goza, respecto de su parte indivisa, de los derechos inherentes a la propiedad, compatibles con la naturaleza de ella, y puede ejercerlos sin el consentimiento de los demás copropietarios.
  • Art.2.677.
  • Cada condómino puede enajenar su parte indivisa, y sus acreedores pueden hacerla embargar y vender antes de hacerse la división entre los comuneros.

Art.2.678. Cada uno de los condóminos puede constituir hipoteca sobre su parte indivisa en un inmueble común, pero el resultado de ella queda subordinado al resultado de la partición, y no tendrá efecto alguno en el caso en que el inmueble toque en lote a otro copropietario, o le sea adjudicado en licitación.

  • Art.2.679.
  • Cada uno de los condóminos puede reivindicar, contra un tercer detentador, la cosa en que tenga su parte indivisa; pero no puede reivindicar una parte material y determinada de ella.
  • Art.2.680.
  • Ninguno de los condóminos puede sin el consentimiento de todos, ejercer sobre la cosa común ni sobre la menor parte de ella, físicamente determinada, actos materiales o jurídicos que importen el ejercicio actual e inmediato del derecho de propiedad.

La oposición de uno bastará para impedir lo que la mayoría quiera hacer a este respecto. Art.2.681. Ninguno de los condóminos puede hacer en la cosa común innovaciones materiales, sin el consentimiento de todos los otros. Art.2.682. El condómino no puede enajenar, constituir servidumbres, ni hipotecas con perjuicio del derecho de los copropietarios.

  • El arrendamiento o el alquiler hecho por alguno de ellos es de ningún valor.
  • Art.2.683.
  • Sin embargo, la enajenación, constitución de servidumbres o hipotecas, el alquiler o arrendamiento hecho por uno de los condóminos vendrán a ser parcial o integralmente eficaces, si por el resultado de la división el todo o parte de la cosa común le tocase en su lote.

Art.2.684. Todo condómino puede gozar de la cosa común conforme al destino de ella, con tal que no la deteriore en su interés particular. Art.2.685. Todo condómino puede obligar a los copropietarios en proporción de sus partes a los gastos de conservación o reparación de la cosa común; pero pueden librarse de esta obligación por el abandono de su derecho de propiedad.

( Nota Infoleg: Por art.18 de la Ley N 13.512 B.O.18/10/1948, se dispone que el artículo 2685 «in fine» del Código Civil queda derogado a los efectos de dicha ley.) Art.2.686. No contribuyendo el condómino o los condóminos, pagarán los intereses al copropietario que los hubiese hecho, y éste tendrá derecho a retener la cosa hasta que se verifique el pago.

Art.2.687. A las deudas contraídas en pro de la comunidad y durante ella, no está obligado sino el condómino que las contrajo, el cual tendrá acción contra los condóminos para el reembolso de lo que hubiere pagado. Art.2.688. Si la deuda hubiere sido contraída por los condóminos colectivamente, sin expresión de cuotas y sin haberse estipulado solidaridad, están obligados al acreedor por partes iguales, salvo el derecho de cada uno contra los otros para que se le abone lo que haya pagado de más, respecto a la cuota que le corresponda.

  • Art.2.689.
  • En las cargas reales que graven la cosa, como la hipoteca, cada uno de los condóminos está obligado por el todo de la deuda.
  • Art.2.690.
  • Cuando entre los condóminos hubiere alguno insolvente, su parte en la cosa debe repartirse entre los otros en proporción del interés que tengan en ella, y según el cual hubieren contribuido a satisfacer la parte del crédito que correspondía al insolvente.

Art.2.691. Cada uno de los condóminos es deudor a los otros, según sus respectivas partes, de las rentas o frutos que hubiere percibido de la cosa común, como del valor del daño que les hubiese causado. Art.2.692. Cada copropietario está autorizado a pedir en cualquier tiempo la división de la cosa común, cuando no se encuentre sometida a una indivisión forzosa.

Art.2.693. Los condóminos no pueden renunciar de una manera indefinida el derecho de pedir la división; pero les es permitido convenir en la suspensión de la división por un término que no exceda de cinco años, y de renovar este convenio todas la veces que lo juzguen conveniente. ( Nota Infoleg: Por art.18 de la Ley N 13.512 B.O.18/10/1948, se dispone que el artículo 2693 del Código Civil queda derogado a los efectos de dicha ley.) Art.2.694.

Cuando la copropiedad en la cosa se hubiere constituido por donación o por testamento, el testador o donante puede poner la condición de que la cosa dada o legada quede indivisa por el mismo espacio de tiempo. Art.2.695. La división entre los copropietarios es sólo declarativa y no traslativa de la propiedad, en el sentido de que cada condómino debe ser considerado como que hubiese sido, desde el origen de la indivisión, propietario exclusivo de lo que le hubiere correspondido en su lote, y como que nunca hubiese tenido ningún derecho de propiedad en lo que ha tocado a los otros condóminos.

  • Art.2.696.
  • El mismo efecto tendrá, cuando por la división de condominio uno de los condóminos hubiera venido a ser propietario exclusivo de la cosa común, o cuando por cualquier acto a título oneroso hubiera cesado la indivisión absoluta, pasando la cosa al dominio de uno de los comuneros.
  • Artículo sustituido por art.1 de la Ley N 17.711 B.O.26/4/1968.

Vigencia: a partir del 1 de julio de 1968.) Art.2.697. Las consecuencias de la retroactividad de la división serán las mismas que en este Código se determinan sobre la división de las sucesiones. Art.2.698. Las reglas relativas a la división de las sucesiones, a la manera de hacerla y a los efectos que produce, deben aplicarse a la división de cosas particulares.

  1. CAPITULO I De la administración de la cosa común Art.2.699.
  2. Siendo imposible por la calidad de la cosa común o por la oposición de alguno de los condóminos, el uso o goce de la cosa común o la posesión común, resolverán todos, si la cosa debe ser puesta en administración, o alquilada o arrendada.
  3. Art.2.700.

No conviniendo alguno de los condóminos en cualquiera de estos expedientes, ni usando del derecho de pedir la división de la cosa, prevalecerá la decisión de la mayoría, y en tal caso dispondrá el modo de administrarla, nombrará y quitará los administradores.

  1. Art.2.701.
  2. El condómino que ejerciere la administración será reputado mandatario de los otros, aplicándosele las disposiciones sobre el mandato, y no las disposiciones sobre el socio administrador.
  3. Art.2.702.
  4. Determinándose el arrendamiento o el alquiler de la cosa, debe ser preferido a persona extraña, el condómino que ofreciere el mismo alquiler o la misma renta.

Art.2.703. Ninguna determinación será válida, si no fuese tomada en reunión de todos los condóminos o de sus legítimos representantes. Art.2.704. La mayoría no será numérica sino en proporción de los valores de la parte de los condóminos en la cosa común, aunque corresponda a uno solo de ellos.

Art.2.705. La mayoría será absoluta, es decir, debe exceder el valor de la mitad de la cosa. No habiendo mayoría absoluta nada se hará. Art.2.706. Habiendo empate y no prefiriendo los condóminos la decisión por la suerte o por árbitros, decidirá el juez sumariamente a solicitud de cualquiera de ellos con audiencia de los otros.

Art.2.707. Los frutos de la cosa común, no habiendo estipulación en contrario o disposición de última voluntad, serán divididos por los condóminos, en proporción de los valores de sus partes. Art.2.708. Habiendo duda sobre el valor de la parte de cada uno de los condóminos, se presume que son iguales.

  1. Art.2.709.
  2. Cualquiera de los condóminos que sin mandato de los otros, administrase la cosa común, será juzgado como gestor oficioso.
  3. CAPITULO II De la indivisión forzosa Art.2.710.
  4. Habrá indivisión forzosa, cuando el condominio sea sobre cosas afectadas como accesorios indispensables al uso común de dos o más heredades que pertenezcan a diversos propietarios, y ninguno de los condóminos podrá pedir la división.

Art.2.711. Los derechos que en tales casos corresponden a los condóminos, no son a título de servidumbre, sino a título de condominio. Art.2.712. Cada uno de los condóminos puede usar de la totalidad de la cosa común y de sus diversas partes como de una cosa propia, bajo la condición de no hacerla servir a otros usos que aquellos a que está destinada, y de no embarazar al derecho igual de los condóminos.

  • Art.2.713.
  • El destino de la cosa común se determina no habiendo convención, por su naturaleza misma y por el uso al cual ha sido afectada.
  • Art.2.714.
  • Los copropietarios de la cosa común no pueden usar de ella sino para las necesidades de las heredades, en el interés de las cuales la cosa ha sido dejada indivisa.

Art.2.715. Habrá también indivisión forzosa, cuando la ley prohibe la división de una cosa común, o cuando lo prohibiere una estipulación válida y temporal de los condóminos, o el acto de última voluntad también temporal que no exceda, en uno y en otro caso, el término de cinco años, o cuando la división fuere nociva por cualquier motivo, en cuyo caso debe ser demorada cuanto sea necesario para que no haya perjuicio a los condóminos.

Art.2.716. El condominio de las paredes, muros, fosos y cercos que sirvan de separación entre dos heredades contiguas, es de indivisión forzosa. CAPITULO III Del condominio de los muros, cercos y fosos Art.2.717. Un muro es medianero y común de los vecinos de las heredades contiguas que lo han hecho construir a su costa en el límite separativo de las dos heredades.

Art.2.718. Toda pared o muro que sirve de separación de dos edificios se presume medianero en toda su altura hasta el término del edificio menos elevado. La parte que pasa la extremidad de esta última construcción, se reputa que pertenece exclusivamente al dueño del edificio más alto, salvo la prueba en contrario, por instrumentos públicos, privados, o por signos materiales que demuestren la medianería de toda la pared, o de que aquélla no existe ni en la parte más baja del edificio.

  • Art.2.719.
  • La medianería de las paredes o muros no se presume sino cuando dividen edificios, y no patios, jardines, quintas, etcétera, aunque éstos se encuentren cerrados por todos sus lados.
  • Art.2.720.
  • Los instrumentos públicos o privados que se invoquen para combatir la medianería deben ser actos comunes a las dos partes o a sus autores.
See also:  Que Es El Regimen De Separacion De Bienes?

Art.2.721. En el conflicto de un título que establezca la medianería, y los signos de no haberla, el título es superior a los signos. Art.2.722. Los condóminos de un muro o pared medianera, están obligados en la proporción de sus derechos, a los gastos de reparaciones o reconstrucciones de la pared o muro.

Art.2.723. Cada uno de los condóminos de una pared puede libertarse de contribuir a los gastos de conservación de la pared, renunciando a la medianería, con tal que la pared no haga parte de un edificio que le pertenezca, o que la reparación o reconstrucción no haya llegado a ser necesaria por un hecho suyo.

Art.2.724. La facultad de abandonar la medianería compete a cada uno de los vecinos, aun en los lugares donde el cerramiento es forzoso; y desde que el abandono se haga, tiene el efecto de conferir al otro la propiedad exclusiva de la pared o muro. Art.2.725.

El que en los pueblos o en sus arrabales edifica primero en un lugar aun no cerrado entre paredes, puede asentar la mitad de la pared que construya sobre el terreno del vecino, con tal que la pared sea de piedra o de ladrillo hasta la altura de tres metros, y su espesor entero no exceda de dieciocho pulgadas.

Art.2.726. Todo propietario de una heredad puede obligar a su vecino a la construcción y conservación de paredes de tres metros de altura y dieciocho pulgadas de espesor para cerramiento y división de sus heredades contiguas, que estén situadas en el recinto de un pueblo o en los arrabales.

  1. Art.2.727.
  2. El vecino requerido para contribuir a la construcción de una pared divisoria, o a su conservación en el caso del artículo anterior, puede librarse de esa obligación, cediendo la mitad del terreno sobre que la pared debe asentarse, y renunciando a la medianería.
  3. Art.2.728.
  4. El que hubiere construido en un lugar donde el cerramiento es forzoso, en su terreno y a su costa, un muro o pared de encerramiento, no puede reclamar de su vecino el reembolso de la mitad de su valor y del terreno en que se hubiere asentado, sino en el caso que el vecino quiera servirse de la pared divisoria.

Art.2.729. Las paredes divisorias deben levantarse a la altura designada en cada Municipalidad; si no hubiese designación determinada, la altura será de tres metros. Art.2.730. La medianería da derecho a cada uno de los condóminos a servirse de la pared o muro medianero para todos los usos a que ella está destinada según su naturaleza, con tal que no causen deterioros en la pared, o comprometan su solidez, y no se estorbe el ejercicio de iguales derechos para el vecino.

  • Art.2.731.
  • Cada uno de los condóminos puede arrimar toda clase de construcciones a la pared medianera, poner tirantes en todo su espesor, sin perjuicio del derecho que el otro vecino tiene de hacerlos retirar hasta la mitad de la pared en el caso que él también quiera poner en ella tirantes, o hacer el caño de una chimenea: puede también cada uno de los condóminos abrir armarios o nichos aun pasando el medio de la pared, con tal que no cause perjuicio al vecino o a la pared.

Art.2.732. Cada uno de los condóminos puede alzar a su costa la pared medianera sin indemnizar al vecino por el mayor peso que cargue sobre ella. Art.2.733. Cuando la pared medianera no pueda soportar la altura que se le quiera dar, el que quiera alzarla debe reconstruirla toda ella a su costa, y tomar de su terreno el excedente del espesor.

  • El vecino no puede reclamar ninguna indemnización por los embarazos que le cause la ejecución de los trabajos.
  • Art.2.734.
  • En el caso del artículo anterior, el nuevo muro aunque construido por uno de los propietarios, es medianero hasta la altura del antiguo, y en todo su espesor, salvo el derecho del que ha puesto el excedente del terreno para volver a tomarlo, si la pared llegase a ser demolida.

Art.2.735. El vecino que no ha contribuido a los gastos para aumentar la altura de la pared, puede siempre adquirir la medianería de la parte alzada, reembolsando la mitad de los gastos, y el valor de la mitad del terreno en el caso que se hubiese aumentado su espesor.

  1. Art.2.736.
  2. Todo propietario cuya finca linda inmediatamente con una pared o muro no medianero, tiene la facultad de adquirir la medianería en toda la extensión de la pared, o sólo en la parte que alcance a tener la finca de su propiedad hasta la altura de las paredes divisorias, reembolsando la mitad del valor de la pared, como esté construida, o de la porción de que adquiera medianería, como también la mitad del valor del suelo sobre que se ha asentado; pero no podrá limitar la adquisición a sólo una porción del espesor de la pared.

Si sólo quisiera adquirir la porción de la altura que deben tener las paredes divisorias, está obligado a pagar el valor de la pared desde sus cimientos. El valor computable de la medianería será el de la fecha de la demanda o constitución en mora. (Párrafo incorporado por art.1 de la Ley N 17.711 B.O.26/4/1968.

  1. Vigencia: a partir del 1 de julio de 1968.) Art.2.737.
  2. El uno de los vecinos no puede hacer innovaciones en la pared medianera que impidan al otro un derecho igual y recíproco.
  3. No puede disminuir la altura ni el espesor de la pared, ni hacer abertura alguna sin consentimiento del otro vecino.
  4. Art.2.738.

La disposición del artículo anterior no es aplicable a las paredes que hagan frente a las plazas, calles o caminos públicos, respecto de los cuales se observarán los reglamentos particulares que les sean relativos. Art.2.739. El que hubiere hecho el abandono de la medianería por librarse de contribuir a las reparaciones o reconstrucciones de una pared, tiene siempre el derecho de adquirir la medianería de ella en los términos expuestos.

Art.2.740. La adquisición de la medianería tiene el efecto de poner a los vecinos en un pie de perfecta igualdad, y da al que la adquiere la facultad de pedir la supresión de obras, aberturas o luces establecidas en la pared medianera que fueren incompatibles con los derechos que confiere la medianería.

Art.2.741. El vecino que ha adquirido la medianería no puede prevalerse de los derechos que ella confiere, para embarazar las servidumbres con que su heredad se encuentre gravada. Art.2.742. En las campañas los cerramientos medianeros deben hacerse a comunidad de gastos, si las dos heredades se encerraren.

Cuando una de las heredades está sin cerco alguno, el dueño de ella no está obligado a contribuir para las paredes, fosos o cercos divisorios. Art.2.743. Todo cerramiento que separa dos propiedades rurales se presume medianero, a no ser que uno de los terrenos no estuviese cerrado, o hubiese prueba en contrario.

Art.2.744. Lo dispuesto en los artículos anteriores sobre paredes o muros medianeros, en cuanto a los derechos y obligaciones de los condóminos entre sí, tiene lugar en lo que fuere aplicable respecto de zanjas o cercos, o de otras separaciones de los terrenos en las mismas circunstancias.

  1. Art.2.745.
  2. Los árboles existentes en cercos o zanjas medianeras, se presume que son también medianeros, y cada uno de los condóminos podrá exigir que sean arrancados si le causaren perjuicios.
  3. Y si cayesen por algún accidente no podrán ser replantados sin consentimiento del otro vecino.
  4. Lo mismo se observará respecto de los árboles comunes por estar su tronco en el extremo de dos terrenos de diversos dueños.

CAPITULO IV Del condominio por confusión de límites Art.2.746. El que poseyere terrenos cuyos límites estuvieren confundidos con los de un terreno colindante, repútase condómino con el poseedor de ese terreno, y tiene derecho para pedir que los límites confusos se investiguen y se demarquen.

Art.2.747. Cuando los límites de los terrenos estén cuestionados, o cuando hubiesen quedado sin mojones por haber sido éstos destruidos, la acción competente a los colindantes es la acción de reivindicación para que a uno de los poseedores se le restituya el terreno en cuya posesión estuviese el otro.

Art.2.748. La acción de deslinde tiene por antecedente indispensable la contigüidad y confusión de dos predios rústicos. Ella no se da para dividir los predios urbanos. Art.2.749. Esta acción compete únicamente a los que tengan derechos reales sobre el terreno, contra el propietario del fundo contiguo.

Art.2.750. Puede dirigirse contra el Estado respecto de los terrenos dependientes del dominio privado. El deslinde de los fundos que dependen del dominio público corresponde a la jurisdicción administrativa. Art.2.751. La posesión de buena fe de mayor parte de terrenos que la que expresan los títulos, no aprovecha al que la ha tenido.

Art.2.752. Los gastos en mejoras de la línea separativa son comunes a los colindantes; pero cuando la demarcación fuese precedida por investigación de límites, los gastos del deslinde se repartirán proporcionalmente entre ellos, según la extensión del terreno de cada uno.

Art.2.753. El deslinde de los terrenos puede hacerse entre los colindantes por acuerdo entre ellos que conste de escritura pública. Bajo otra forma será de ningún valor. El acuerdo, la mensura y todos los antecedentes que hubiesen concurrido a formarlo deben presentarse al juez para su aprobación; y si fuese aprobado, la escritura otorgada por personas capaces, y la mensura practicada, servirán en adelante como título de propiedad, siempre que no se causare perjuicio a tercero.

En lo sucesivo, el acto puede únicamente ser atacado por las causas que permiten volver sobre una convención. Art.2.754. El deslinde judicial se hará por agrimensor, y la tramitación del juicio, será la que prescriban las leyes de procedimiento. Art.2.755.

¿Qué significa sin regimen de condominio?

26 ENE En los últimos años, los departamentos y casas en condominios se han vuelto muy populares por las amenidades que ofrecen en sus áreas comunes, y aunque son una buena opción para vivir, tienen una gran desventaja de la que casi nadie habla: el régimen de condominio. Si estás buscando comprar una casa, departamento o terreno, esto te interesa. Que Es Un Regimen De Condominio El régimen de condominio es, para decirlo de manera sencilla, un acuerdo legal que regula el mantenimiento de las áreas comunes, así como las actividades y necesidades de los habitantes al interior del condominio. Se da cuando una propiedad es compartida por dos o más personas, ya sea en un condominio vertical (cuando el inmueble tiene varios niveles en un terreno compartido), horizontal (cuando hay inmuebles construidos de manera horizontal, pero comparten áreas del mismo terreno) o mixto (cuando hay condominios verticales y horizontales).

Esta regulación existe para facilitar la convivencia entre los habitantes del condominio al tener una responsabilidad compartida para mantener las zonas comunes; sin embargo, puede llegar a ser un fuerte impedimento en tu estilo de vida y por eso deberías considerar comprar una propiedad sin régimen de condominio.

Este régimen puede determinar desde las cuotas de mantenimiento y seguridad (que pueden llegar a ser muy altas y establecerse sin consideración de tu ingreso), hasta impedirte tener mascotas o hacer remodelaciones y construcciones en el interior de tu propiedad, además de que puede imponer horarios restringidos para realizar fiestas o incluso evitar la reventa de tu propiedad. Que Es Un Regimen De Condominio Una buena alternativa es encontrar propiedades que se encuentren dentro de desarrollos, pero sin un régimen de condominio. Este tipo de desarrollos son más bien llamados comunidades y en ellos puedes disfrutar de servicios como vigilancia 24/7, mantenimiento de áreas verdes y zonas comunes, alumbrado público, e incluso otras amenidades de lujo como ciclopista o áreas comerciales, sin que esto implique para ti una responsabilidad o una cuota, ya que en ellas normalmente el desarrollador es quien se hace cargo.

See also:  Como Se Calcula Los Impuestos Del Regimen De Incorporacion Fiscal?

¿Qué dice la Ley 5038?

Salvo convención contraria, cada propietario, para el goce de su propiedad exclusiva, podrá usar libremente de las cosas comunes conforme a su destino, sin perjuicio del derecho de los otros propietarios.

¿Cómo se deben cobrar los intereses de mora en los condominios?

En el derecho civil y comercial es fundamental el movimiento de capitales, cualquiera sea su tamaño. En materia mercantil es fundamental el movimiento del dinero, el flujo de caja de las personas y de las empresas. En las obligaciones dinerarias es práctica común el cobro de intereses.

Es fundamental poder establecer y diferenciar adecuadamente si estamos ante una situación de relación civil o mercantil. Esto nos ayudará a, en primer lugar, aplicar correctamente el derecho; y, en segundo lugar, a aplicar adecuadamente los intereses correspondientes a cada situación. En todo inmueble regido bajo Ley de Propiedad Horizontal (LPH), cada uno de los copropietarios tiene un porcentaje asignado el cual refleja su grado de participación en los gastos comunes.

Este porcentaje es llamado por la Ley de Propiedad Horizontal, alícuota; y ésta se encuentra mencionada en el artículo 7 de la ley, y a su vez determinada en el documento de condominio del inmueble. La planilla de liquidación del condominio, o como se conoce comúnmente, el recibo de condominio, refleja los gastos comunes, los cuales se dividen entre todos los copropietarios del inmueble proporcionalmente a la alícuota asignada.

Cuando se emite el recibo de condominio para su cobro, surge un problema, que en los últimos años ha ido en aumento por diversas razones, la morosidad. Es decir, el retraso del deudor en realizar el pago oportunamente. Cuando un deudor entra en mora, se abre la posibilidad de cobrar intereses moratorios al deudor; y este es otro problema de gran relevancia que surge en los inmuebles regidos bajo la LPH.

Este punto de tanta importancia, como lo es el cobro de intereses, es el objeto central del presente ensayo. Algunas personas se preguntarán por qué se habla sobre condominios, el cual esencialmente es Derecho Civil, en esta reconocida revista de Derecho Mercantil.

La razón es que consideramos que, en algunos casos, el Derecho sobre Condominios y el Derecho Mercantil están estrechamente relacionados; tal y como explicáramos en un artículo de nuestra autoría en la Tercera Edición de la Revista de la Sociedad Venezolana de Derecho Mercantil (SOVEDEM). En esta oportunidad, más que una relación entre ambas ramas, analizamos una confusión relacionada con el Derecho Mercantil.

Como mencionábamos al inicio, toda deuda pecuniaria que presente un retraso, se considera que está en mora. Esta situación de mora, otorga la posibilidad de cobrar intereses moratorios. Existen otros tipos de intereses, como los intereses compensatorios, que en algunos casos tienden a confundirse, pero que no son el objeto del presente trabajo.

Nos limitaremos a mencionar, que básicamente los intereses compensatorios son los que se cobran en una deuda pecuniaria como contraprestación del uso del dinero. Escuchamos con mucha frecuencia que los intereses aplicables a deuda del condominio, es decir, a la mora en el pago del recibo de condominio es el 12%; al preguntar si eso es anual o mensual, son pocos los que pueden dar una respuesta acertada.

¡Al preguntar de dónde viene ese número, nos responden escuetamente, de la ley! Los más atrevidos indican que está establecido en la LPH. Aunado a esto, en los últimos años, y debido a la grave situación económica que vivimos en Venezuela, se ha hecho práctica común aplicar incluso un número porcentual mucho mayor al 12%.

Para poder aplicar adecuadamente los intereses moratorios a una deuda de condominio debemos iniciar por analizar si es una relación de carácter civil o mercantil. En nuestra opinión, la relación que existe entre los condóminos es de carácter civil. De igual manera, la relación existente entre todos los condóminos y la administradora, es de carácter civil.

En este punto, se crea un problema, ya que para muchos esta es una relación comercial, dando esto pie a la errónea aplicación de los intereses moratorios. La administración de condominios, no está enumerada como una actividad comercial, según nuestro Código de Comercio vigente.

Aunado a esto, existe jurisprudencia que establece el carácter civil o mercantil del ejercicio de las profesiones liberales, tales como lo son, los abogados, administradores, ingenieros y contadores. Ahora bien, habiendo establecido que la relación entre la administradora y el inmueble al que administra es una relación civil, podemos pasar a analizar dónde encontramos los intereses que podemos aplicar al retraso en el marco de esa relación.

En materia civil, nos remitimos al artículo 1.746 de nuestro Código Civil Venezolano, el cual estipula: Artículo 1.746: «El interés es legal o convencional. El interés legal es el tres por ciento anual. El interés convencional no tiene más límites que los que fueren designados por Ley especial; salvo que, no limitándolo la Ley, exceda en una mitad al que se probare haber sido interés corriente al tiempo de la convención, caso en el cual será reducido por el Juez a dicho interés corriente, si lo solicita el deudor.

El interés convencional debe comprobarse por escrito cuando no es admisible la prueba de testigos para comprobar la obligación principal. El interés del dinero prestado con garantía hipotecaria no podrá exceder en ningún caso del uno por ciento mensual.» Como se puede apreciar claramente, estipula que los intereses legales son del 3% anual, lo que equivale al 0.25% mensual.

Este es el interés que se debe aplicar a una deuda de condominio; y esto es debido a su clara esencia civilista. Al ver el número porcentual que se puede aplicar a una deuda de condominio, podemos darnos una idea del porqué de la gran morosidad existente; ya que así se proceda a cobrar judicialmente, y se aplique esos intereses, serán irrisorios los montos que se puedan cobrar.

  1. El citado artículo de nuestro Código Civil menciona los intereses convencionales, los cuales retomaremos más adelante.
  2. Ahora bien, visto lo que establece nuestro Código Civil, pasamos a indagar qué establece nuestro Código de Comercio vigente al respecto.
  3. El Código de Comercio establece: Artículo 108: «Las deudas mercantiles de sumas de dinero líquidas y exigibles devengan de pleno derecho el interés corriente en el mercado, siempre que éste no exceda del doce por ciento anual» ¡Aquí es donde surgen los problemas! No sabemos de dónde o por qué, en materia de condominios, se presume que el interés moratorio a cobrar es este, es decir, el 12% anual, que se traduce en 1% mensual.

Y es precisamente en este punto, que se basa la publicación del presente trabajo en esta respetada revista de Derecho Mercantil. En esta ocasión, la relación es una diferencia. Esta diferencia entre el Derecho Civil y el Derecho Mercantil es muy clara.

En otro trabajo de nuestra autoría, publicado en esta revista, y el cual fue mencionado up supra establecíamos, lo que en nuestra opinión es una relación estrecha entre ambas ramas del derecho. En esta oportunidad, analizamos esta diferencia, que por alguna razón se tiende a confundir con el Derecho Mercantil.

Vemos con gran preocupación como muchas personas, y peor aún, muchas administradoras, pretenden cobrar el 12% anual de interés moratorio sobre deudas de condominios, invocando para ello -erróneamente- el artículo 108 del Código de Comercio. También, y como anécdota, comentamos que en una oportunidad nos argumentaron que la relación entre la comunidad de un inmueble y su administradora del condominio era comercial, ya que la Ley de Propiedad Horizontal hablaba de los libros que hay que llevar, tal y como lo establece el Código de Comercio.

Esa es otra mala interpretación tanto de la LPH, como de nuestro Código de Comercio, ya que son dos situaciones diferentes y libros diferentes con finalidades diferentes. Un inmueble regido bajo Ley de Propiedad Horizontal no tiene, ni requiere de libros de Mayor e inventario. La administradora como persona jurídica, muy probablemente, como sociedad mercantil registrada, debe cumplir con ese requisito formal ante el registro mercantil competente; pero ese hecho, no hace que la relación con la comunidad de un inmueble regido bajo la Ley de Propiedad Horizontal, sea de carácter mercantil.

Retomando el tema principal sobre los intereses, reiteramos, los intereses moratorios que se pueden aplicar al retraso del pago de las planillas de liquidación del condominio, conocidas como recibo de condominio, son por la cantidad del 3% anual, que es lo mismo decir, el 0.25% mensual.

  • Dicho todo lo anterior, debemos decir, que hay una excepción en el mismo artículo 1.746 del Código Civil.
  • Este artículo menciona que el interés puede ser legal o convencional, en otras palabras, puede ser convenido o acordado entre las partes, dentro de las limitaciones que establezca la propia ley.
  • En nuestra opinión, la única manera legal que una administradora pueda cobrar el 12% anual a un moroso de un inmueble bajo propiedad horizontal, es que haya sido pactado o convenido entre la comunidad -a través de una asamblea- y la administradora; y esté claramente expresado en el contrato de servicios de administración de condominios, este criterio ha sido mencionado reiteradamente en la jurisprudencia patria, y fue ratificado de manera vinculante por la Sala Constitucional.

Vale la pena mencionar, que dichos intereses pertenecen a la comunidad, no a la administradora como lamentablemente hemos visto en algunos casos. Si no está claramente expresado en el contrato de servicios, se debe aplicar el interés legal del 3% anual.

  1. Sea cual sea, el interés a aplicar, y debido a la debacle económica que ha sufrido Venezuela en los últimos años, estos intereses son irrisorios, insignificantes y no representan una presión o castigo para el moroso.
  2. Y esto, a su vez, ha llevado a algunas administradoras y Juntas de Condominio a ser creativos al momento de cobrar la morosidad.

Creando –en algunos casos- y aplicando figuras como pronto pago, indexación, dolarización, en muchos casos al margen de la ley. En cuanto a los intereses moratorios, que en la mayoría de los casos son cobrados erróneamente, basados en el Código de Comercio, se le suma que en algunas oportunidades se incurre en el anatocismo legal, que no es otra cosa que el cobro de intereses sobre intereses; de igual manera, en algunos casos, se incurre en usura, que es cobrar por encima de los intereses establecidos y permitidos por la ley.

  1. Este tema sobre los intereses que se pueden cobrar en los condominios es, en nuestra opinión, de suma importancia.
  2. Es imperativo que las administradoras de condominios tengan un conocimiento claro, que a pesar de ser una sociedad mercantil registrada (en el caso que lo sean), no necesariamente ese hecho convierte su relación con los inmuebles administrados, en una relación mercantil; por lo tanto, no pueden cobrar intereses moratorios a la tasa establecida en, el ya tantas veces mencionado, artículo 108 de nuestro Código de Comercio.

A pesar que sabemos que la jurisdicción mercantil es atrayente, en el caso de la administración de condominios, es esencialmente una relación de carácter civil. Esto es particularmente cierto en los inmuebles residenciales, bien sean permanentes o vacacionales, ya que el recibo de condominio no refleja una actividad económica, no refleja una ganancia o lucro; sino por el contrario, simplemente refleja los gastos ocasionados para mantener el respectivo inmueble.

¿Cuántas personas pueden ser propietarios de una casa?

Según dicha normativa, no existe un número máximo de personas que puedan ser propietarias de una vivienda ; es decir, una multipropiedad puede tener tantos socios como éstos decidan, siempre que cumplan con los requisitos necesarios para serlo. También todos deberán aparecer en la escritura de la propiedad.