Consultar

Derecho, Jurisprudencia, Información

Si Soy Comisionista En Que Regimen Debo Estar?

Los comisionistas sujetos a una relación laboral donde el ingreso que obtienen (comisión) forma parte del salario (arts.82 y 83, LFT), tributarán como cualquier empleado en el Régimen de Sueldos y Salarios, por lo cual, el patrón tendrá la obligación de retener los impuestos correspondientes.

¿Qué regimen debe tener un comisionista?

Las comisiones o mediaciones de negocios mercantiles reconocidas como producto de una actividad empresarial de tipo comercial, con base en los artículos 16 del Código Fiscal de la Federación (CFF) y 75, fracciones X y XII del Código de Comercio (CCom).

  1. El vocablo comisión encuentra su origen en el Derecho Canónico como la delegación otorgada a jueces, a quienes son nombrados para juzgar sobre una causa determinada.
  2. En el comercio tiene su connotación particular, implica facultades transitorias para un negocio determinado, es el mandato en materia mercantil.

Los empresarios para aumentar su crecimiento toman esta relación contractual ante la necesidad de colocar sus productos y servicios en el mercado, y quienes la desempeñan se les prepara para su promoción o, en su defecto, resulta que ya son expertos en el ámbito.

El artículo 273 del CCom contempla que el mandato aplicado a actos concretos de comercio se reputa comisión mercantil. No obstante lo dispuesto, no se precisa que es el mandato, por lo que a falta de disposiciones de este ordenamiento y las demás leyes mercantiles, serán aplicables a los actos de comercio, las del derecho común contenidas en el Código Civil aplicable en materia federal, lo anterior con fundamento en el artículo 2o.

de dicho Código de Comercio. Así, el Código Civil Federal (CCF), en su artículo 2546, indica que el mandato es un contrato por el que el mandatario se obligado por cuenta del mandante a ejecutar determinado actos jurídicos encomendados. Continuando, de acuerdo con la definición que nos proporciona el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se refiere a un comisionista a «las personas que compran y venden a cuenta de otra».

Debido a su constante uso en el comercio, es importante conocer el alcance de su concepto, las formalidades, las obligaciones y las causales de terminación; además, de su tratamiento para efectos de los impuestos, como son para ISR, IVA e IEPS para dar el tratamiento adecuado a cualquiera de las partes, para evitar cualquier tipo de conflicto futuro.

Entonces, la comisión consiste en encargar a una persona –comisionista– vía un mandato, la realización de uno o más actos de naturaleza mercantil a cuenta de otra –comitente–, por un lado tenemos el aspecto objetivo, que es la realización de uno o varios actos de comercio, y los subjetivos, tenemos a quien confiere el encargo, denominado Comitente, mientras la otra parte, que es quien la llevará a cabo como comisionista.

El CCom señala que en la comisión mercantil deben observarse los siguientes requisitos formales: · El contrato puede ser escrito o verbal; por tema de «fecha cierta» es recomendable su ratificado, y más aún cuando antes de concluir el negocio; y · Es bilateral y oneroso. Es común que un contrato de comisión sea tratado como sinónimo de otros contratos, como lo es el de mediación.

No debe confundirse, pues en ésta última la empresa ejecutará el acto jurídico posterior, mientras que en la comisión el acto podría ser perfeccionado por el comisionista. El comisionista tiene como obligaciones la de ejecutar en interés del comitente; desempeñar el cargo personalmente, pues no puede delegar su encargo sin autorización expresa del comitente; respetar las instrucciones; informar, oportuna y frecuentemente, de los hechos que interesen al negocio, y rendir cuentas después de ejecutado el encargo a su comitente.

Si el comisionista llevara actos contrarios o perjudiciales, indemnizar por los daños o perjuicios causados, a menos que el comitente ratificara la actuación del comisionista. El comitente tendrá entre sus obligaciones la de proveer fondos al comisionista y sufragar sus gastos para que se llevan a cabo las actividades, caso contrario el comisionista podrá suspender sus actividades por falta de fondos sin responsabilidad alguna.

Asimismo, debe pagar la remuneración de acuerdo a lo acordado, en tiempo y momento. El artículo 284 del CCom señala que el comisionista puede actuar contratando en nombre propio, esto es, sin representación del comitente, teniendo acción y obligación directa con los terceros con los cuales interactúe.

Por otra parte, el artículo 285 del mismo ordenamiento indica que el comisionista también puede contratar expresamente en nombre del comitente, teniendo los derechos y obligaciones de un simple mandatario, quien se regirá por las disposiciones contenidas en el CCF. Por lo tanto, de esos preceptos se aprecian las dos formas en las cuales llevar a cabo una comisión mercantil; la primera, conocida como comisión sin representación; y la segunda, es la comisión con representación.

Respecto de la forma en que debe constar el contrato, es oportuno adicionar a lo mencionado respecto a sus formalidades, en especial lo referente a la «fecha cierta», que existe una tesis aislada, de la cual difiero mucho por no encontrar los reflexionado en el propio CCom, ésta fue emitida por la Sala Regional del Caribe del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y administrativa (TFJFA), publicada en la revista del mismo organismo, número 38, febrero 2011, Sexta Época, Pág.426, la cual se transcribe a continuación: COMISIÓN MERCANTIL.

EL CONTRATO MARCO EN QUE SE SUSTENTA DEBE INSCRIBIRSE EN EL REGISTRO PÚBLICO DEL COMERCIO PARA EFECTOS FISCALES. Que en su parte medular menciona que, los comerciantes están obligados a inscribir en el Registro Público de Comercio los documentos cuya alcance o autenticidad deben hacerse notorios; y en caso de hacerlo tiene como consecuencia que los actos sólo produzcan efectos jurídicos entre los que participan.

Como se puede apreciar, conforme al principio de especialidad, el artículo 273 del CCom establece las formalidades específicas aplicables para el contrato, siendo muy claro al manifestar que no requiere constar en escritura pública, y tampoco exige para su forma el estar inscrito en algún registro.

Ahora bien, en materia fiscal, y de acuerdo a lo que señala el artículo 16 del CFF, la comisión mercantil se incluye como una actividad empresarial, de acuerdo con su fracción primera, que especifica que: «Las comerciales que son las que de conformidad con las leyes federales tienen ese carácter y no están comprendidas en las fracciones siguientes».

Por tanto, y de acuerdo a lo que establecen tanto el CCom como el CFF se comprendería totalmente que quienes ejercen la comisión mercantil llevan al cabo una actividad empresarial, sean llevadas al cabo por personas físicas y morales. Ahora, respecto a la emisión de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) al actuar por cuenta de terceros, tomando dos planos, (i) operaciones en las que un contribuyente realiza pagos por cuenta de terceros y (ii) operaciones en las que el contribuyente realiza el cobro de cantidades por cuenta de terceros, y también emite los CFDI.

  • Tratándose de pagos por cuenta de terceros, éstas deberán documentarse adecuadamente con comprobantes fiscales y otros elementos, para evitar que sean consideradas como «ingresos acumulables», por ejemplo como lo contempla el artículo 18 de la LISR: VIII.
  • Las cantidades que se perciban para efectuar gastos por cuenta de terceros, salvo que dichos gastos sean respaldados con comprobantes fiscales a nombre de aquél por cuenta de quien se efectúa el gasto.

El comisionista persona física en materia del ISR podrá tributar en los regímenes de «Actividades empresariales» o «RESICO, Régimen de Confianza», y en algunos casos por artículos transitorios algunos estarán como Régimen Incorporación Fiscal (RIF) con ciertas limitantes.

Además, cuando presten sus servicios a una Persona Moral ésta deberá retenerle el 10% del ISR sobre la contraprestación que realiza. No obstante, si los ingresos se perciben de personas morales o personas físicas con actividades empresariales, es factible asimilarlos a salarios, de conformidad con el artículo 94, fracción VI de la Ley del ISR.

En materia de IVA, por disposición expresa del artículo 14 de la Ley de IVA, se considera una prestación de servicios gravada a la tasa del 16%. Si el pago es efectuado por una persona moral, esta se encuentra obligada a retener el importe total del impuesto de acuerdo con el artículo 1-A de la Ley del IVA, pero, pueden ser las dos terceras partes de acuerdo con el artículo 3 del Reglamento de la Ley del IVA, por lo que los comisionistas deberán considerar el complemento de retención de su CFDI.

¿Qué actividad economica es un comisionista?

Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? El contrato de comisión mercantil está previsto para regular operaciones esporádicas, no habituales, en las que el comitente encarga al comisionista la realización de actividades puntuales a cambio de una comisión.

  1. La principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no.
  2. Puede que como empresario o comerciante se haya visto necesitado en alguna ocasión de rodearse o de contar con otras personas que le auxilien en el desarrollo de su actividad económica.

En este ámbito, reviste particular interés la problemática relativa a los supuestos de colaboración destinados a facilitar la promoción o la conclusión de contratos por cuenta de otro empresario. Son de destacar, entre estos colaboradores, figuras clásicas como los comisionistas, los agentes y los corredores o mediadores.

Cuando una empresa quiere aumentar sus ventas es frecuente que contacte con otra para que venda sus productos a cambio de una comisión. Pues bien, aunque no se firme ningún contrato por escrito, en ese caso puede existir un contrato de «agencia» o uno de «comisión»; y según se trate de uno u otro, las partes van a tener derechos y obligaciones muy diferentes.

See also:  Como Es El Regimen Simplificado De Confianza?

Contrato de comisión El contrato de comisión mercantil es un típico contrato de colaboración entre dos comerciantes, o entre un comerciante y otra persona, por el que una de las partes (comisionista) se obliga a realizar, por encargo y cuenta de la otra (comitente) una o varias operaciones mercantiles a cambio de una comisión pactada previamente.

  • Su regulación general viene establecida en los artículos 244 a 280 del,
  • En lo no previsto en el contrato o en la legislación mercantil, se aplicarán las normas generales del mandato civil recogidas en los artículos 1709 a 1739 del Código Civil.
  • También hay que tener en cuenta según la materia de que se trate, la eventual normativa especial existente para banca, seguros, mercado de valores y otras.

Como principales características del contrato de comisión podemos señalar las siguientes:

El contrato de comisión es consensual y no necesita estar escrito para ser válido. Se entiende que el comisionista ha aceptado tácitamente la comisión si ejecuta alguna gestión en el desempeño del encargo que le hizo el comitente. El contrato debe ser ejecutado con buena fe y las obligaciones y derechos principales son los siguientes (salvo pacto en contrario):

Por el comitente:

Pagar la comisión. Pagar los gastos. Derecho a revocar la comisión en cualquier momento, quedando obligado solo por las gestiones practicadas antes de comunicar la revocación.

Por el comisionista:

Responde de los daños y perjuicios que se ocasionen por no ejecutar el mandato. Si se acuerda provisionar fondos, puede no iniciar el encargo mientras no se los ingresen. Las mercancías en poder del comisionista están especialmente afectas al pago de la comisión. Rendir cuentas económicas. Responder de la custodia de las mercancías que reciba. Prohibición de proceder contra disposición expresa del comitente, desviar fondos para fines distintos, la demora en la cobranza o comprar a precios más onerosos que los de mercado. Obligación de comunicar las noticias que afecten a la negociación. Prohibición de delegar salvo pacto en contrario. Prohibición de hacer de contrapartida en beneficio propio de lo que el comitente quiera comprar o vender. Prohibición de confusión de mercancías de distintos dueños. Prohibición de vender fiado o a plazos sin autorización del comitente. Puede garantizar el cobro, si tiene una comisión llamada de «garantía».

Diferencias entre el contrato de agencia y el contrato de comisión En ocasiones se plantea la polémica de si el contrato es de comisión mercantil o de agencia.Un comisionista realiza una o varias operaciones ocasionales en nombre de otra empresa a cambio de una comisión si la venta se materializa.

Por su parte, un agente comercial se dedica a buscar clientes para un tercero a cambio de una remuneración (que generalmente es una comisión por venta). Y para que exista una relación contractual de agencia, es necesario que esa labor de búsqueda de clientes sea continuada o estable en el tiempo.

  1. La importancia radica en que en el segundo caso se aplica la Ley de Contrato de Agencia.
  2. Para distinguirlos, el criterio es la continuidad: El contrato de Agencia es continuado y tiene estabilidad en el tiempo.
  3. El encargo puntual es contrato de comisión.
  4. Por tanto, la principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no.

Atención, El agente comercial está protegido por la ley, y al finalizar la relación puede tener derecho a una indemnización por la clientela aportada y a otra por daños y perjuicios. El comisionista, en cambio, no tiene derecho a estas indemnizaciones.

Resumiendo, entre las diferencias entre el contrato de comisión y agencia, pueden destacarse las siguientes: a) Frente a la comisión que es de tracto instantáneo y que responde a una relación ocasional o puntual dirigida a realizar un negocio u operación mercantil concreta, la agencia tiene un carácter duradero, de exclusividad generalmente en el objeto de su actividad y en la determinación del territorio, participando de una estabilidad que obliga al agente a promover o contratar tantos negocios como sean posibles mientras dure el encargo b) Por otro lado, el agente contrata o promueve la existencia de relaciones entre su comitente o mandante y los terceros en nombre del principal.

En la comisión, el comisionista puede desempeñar su labor representando directa o indirectamente al comitente. c) La naturaleza del encargo también suele ser diferente. Así, mientras en la comisión el encargo es concreto y específico relativo a un acto u operación de comercio, en la agencia es general refiriéndose a varios actos u operaciones.

Cuando se establezca un pacto de exclusiva al agente, normalmente el empresario se compromete a no designar otros agentes en la misma zona o respecto de un grupo determinado de personas destinatarias. También suele establecerse en el contrato de agencia el pacto de no competencia por parte del agente. En la comisión, las obligaciones del comitente suelen ser pagar una provisión de, la retribución pactada, reembolsar al comisionista los gastos justificados y asumir los efectos del contrato que hubiere celebrado el comisionista con terceros. En la comisión, entre las fórmulas más frecuentes de fijar el precio o retribución pactada está la de fijar un tanto por ciento del importe de la operación, aunque caben otras fórmulas. Normalmente en los contratos suele establecerse que este pago se efectúe una vez cumplida la operación no naciendo la obligación si la gestión no se realiza. Normalmente en la comisión no suele existir pacto de exclusividad.

e) Extinción de contrato. En caso de muerte del comisionista se rescinde el contrato, pero la muerte o inhabilitación del comitente no lo rescinde, aunque pueden revocarlo sus representantes. Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? artículo leído en el blog de la : Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura?

¿Dónde se encuentra la actividad de comisionista en el SAT?

Opciones para el manejo fiscal de comisionistas Existen dos tipos de comisiones, la laboral y la mercantil. La primera está regulada por la legislación laboral, porque obedece a la retribución de un trabajo personal subordinado, y por ende, el ingreso que obtiene el trabajador (comisión) forma parte de su salario (arts.82 y 83, LFT).

La segunda, tiene la naturaleza de un acto de comercio; de hecho, el Código de Comercio (CCom), define a la comisión mercantil como e l mandato aplicado a actos concretos de comercio (art.273, CCom). Conocer estas diferencias es básico porque, debe atenderse a la naturaleza jurídica del tipo de comisión que se paga para determinar el régimen fiscal del Título IV de la LISR que le es aplicable.

Estas comisiones se deben manejar bajo el amparo del Capítulo I, Título IV de la LISR (ingresos por sueldos y salarios); entonces, el empleador efectuará las retenciones del impuesto con base en la tarifa del artículo 96 de dicha ley. Este tipo de comisiones no causan IVA, al ser ingresos por salarios (art.14, penúltimo párrafo, LIVA).

  1. El comisionista mercantil debe cumplir con sus obligaciones dentro del Título IV, Capítulo I, Sección I de la LISR y en algunos supuestos la Sección II de la LISR (RIF), toda vez que al realizar un acto de comercio se reputa como una actividad empresarial (art.16, CFF).
  2. En este supuesto, las comisiones están gravadas por el IVA.

No obstante, el comisionista mercantil tiene la opción de cumplir con sus obligaciones de ISR, bajo la figura de ingresos asimilados a salarios, cuando así lo comunique por escrito al comitente; lo cual podrá hacer mediante una cláusula específica en el contrato de la comisión o mediante un escrito independiente (art.94, fracc.VI, LISR).

obtienen ingresos acumulables por otro Capítulo sus ingresos por asimilados a salarios superan $400,000.00 en el ejercicio comunican por escrito al empleador que presentarán su declaración anual, o se ubica en alguno de los supuestos previstos en el artículo 98 de la LISR

Otro punto para evaluar en cual régimen es más conveniente cumplir con sus obligaciones fiscales por las comisiones mercantiles, es la carga tributaria que se genera en cada uno, pues si bien se trata del mismo ingreso, las deducciones aplicables en cada Capítulo son distintas.

  1. Si las comisiones se asimilan a salarios no se tendrá derecho a aplicar ninguna deducción estrictamente indispensable para la obtención del ingreso (deducciones autorizadas), mismas que si son deducibles en el caso de tributar en el régimen de actividades empresariales y profesionales.
  2. En ambos casos, se pueden tomar las deducciones personales para el cálculo del ISR del ejercicio (art.151, LISR).

A fin de tener mayor comprensión de lo anterior, considérese el siguiente ejemplo para el cálculo del ISR e IVA de enero 2019:

Tributando en el régimen
Fórmula Asimilados a salarios Actividades empresariales y profesionales
Comisiones efectivamente cobradas $39,540.00 $39,540.00
Menos: Deducciones autorizadas (1) No aplica 4,560.00
Igual: Base gravable $39,540.00 $34,980.00
Menos: Limite inferior 38,177.70 24,222.32
Igual: Excedente del límite inferior $1,362.30 $10,757.68
Por: Tasa para aplicarse sobe el excedente del límite inferior 30.00% 23.52%
Igual: Impuesto marginal $408.69 $2,530.21
Más: Cuota fija 7,162.74 3,880.44
Igual: ISR $7,571.43 $6,410.65
Menos: Subsidio para el empleo 0.00 No aplica
Igual: ISR a cargo $7,571.43 $6,410.65
See also:  Que Regimen Fiscal Tiene Un Pensionado?

Nota: (1) Comprende gastos por combustible, depreciación del equipo de transporte, papelería y otros gastos necesarios para el desarrollo de su actividad IVA a pagar

Tributando en el régimen
Fórmula Asimilado a salarios Actividades empresariales y profesionales
Menos: IVA trasladado No aplica $6,326.40
Menos: IVA acreditable No aplica 729.60
Menos: IVA retenido No aplica 4,217.60
Igual: IVA a pagar No aplica $1,379.20

En este ejemplo para el caso del régimen de actividades empresariales y profesionales se paga un ISR menor porque se consideraron las deducciones autorizadas para el régimen; sin embargo, la carga administrativa será mucho mayor que de hacerlo en bajo la figura de asimilados a salarios. : Opciones para el manejo fiscal de comisionistas

¿Cuánto se retiene de ISR a un comisionista?

La Ley del Impuesto sobre la Renta, en su Artículo 113-A establece la tasa de retención que deberán aplicar a los afiliados que realicen actividades a través de sus plataformas, quedando de la siguiente manera: La retención de Impuesto al Valor Agregado (IVA) aplica una tasa de 8%.

¿Cómo se declaran las comisiones por ventas?

El IVA de las comisiones de un comisionista – Hay dos tipos de comisionistas : los que intermedian por cuenta ajena y los que lo hacen en nombre propio, Por cuenta ajena quiere decir que tú haces de intermediador en la venta del servicio o producto. Pero luego es la empresa (el comitente) la que se encarga del resto, es decir, de entregar el producto o prestar el servicio.

  1. En este caso, debes facturar tus comisiones a la empresa.
  2. Y aquí pasa como con los agentes comerciales, que debes aplicar el 21 % de IVA por tus servicios en la factura,
  3. Si, en cambio, eres un comisionista que actúa en nombre propio la cosa cambia.
  4. En nombre propio quiere decir que no solo intervienes en la venta del servicio o producto, sino que también te encargas de su entrega o prestación.

Es decir, que efectúas dos operaciones:

La compra del bien o servicio a la empresa (comitente) La venta de ese bien o servicio al comprador final

Pues bien, en este caso, el tipo de IVA de tus servicios (el de tu comisión) es el IVA que se aplica al producto o servicio que luego vas a entregar al comprador final, Es decir, que si se trata de un producto con un IVA al 10 %, deberás aplicar ese tipo de IVA a la factura que emitas a la empresa comitente.

¿Qué puede facturar un comisionista?

CUÁLES SON LOS PRINCIPALES DERECHOS DEL COMISIONISTA –

No están obligados a llevar una contabilidad tradicional como son registros, libros, estados financieros, ya que únicamente se lleva una contabilidad simplificada, mediante un libro o registro de ingresos y egresos (gastos). Para calcular el impuesto sobre la renta, los comisionistas podrán restar de sus ingresos las compras, gastos e inversiones que sean estrictamente indispensables para el desarrollo de sus actividades, siempre y cuando hayan sido efectivamente erogados en el año y los comprobantes reúnan los requisitos fiscales establecidos, tales como:

· Renta de su oficina o despacho. · Teléfonos, luz, papelería, artículos de limpieza y despensa, compra de libros y revistas · Sueldos o salarios en su caso, comisiones y/o honorarios. · Las cuotas que haya pagado como patrón al Instituto Mexicano del Seguro Social, incluso cuando éstas sean a cargo de los trabajadores.

  • · Materiales y equipo de su despacho.
  • · Equipo de cómputo y sus consumibles.
  • · Vehículo y su mantenimiento.
  • Tratándose de adquisiciones de vehículos en el 2008, los puede deducir siempre y cuando el valor de adquisición no sea mayor de los $175,000.00 pesos.
  • Si es mayor, únicamente lo podrá deducir hasta el importe antes mencionado.

Asimismo, estas inversiones de activos fijos se deducen en un porcentaje anual que les corresponda, en el caso de vehículos el monto a deducir en el ejercicio es del 25% anual del valor antes mencionado hasta agotar el valor de adquisición (5 años). · Gastos funerarios · Honorarios médicos, dentales y hospitalarios (incluyendo los que sean indispensables por la compra o alquiler de aparatos para el restablecimiento o rehabilitación del paciente; prótesis; medicinas que se incluyan en las facturas de los hospitales; honorarios a enfermeras; análisis y estudios clínicos.

No son deducibles las medicinas compradas en farmacias ni los pagos de cuotas por seguros médicos a instituciones públicas de seguridad social y los gastos anteriores son deducibles siempre que se hayan pagado a instituciones o a personas que residan en México), donativos (Teletón, Cruz Roja, bomberos Etc.) · Intereses reales efectivamente pagados por préstamos hipotecarios.

· Aportaciones voluntarias al SAT. · Primas por seguros de su auto y gastos médicos tanto el suyo como el de su esposa o con quien viva, el de sus hijos, nietos, padres o abuelos, entre otros. · Gastos estrictamente personales en su totalidad incurridos en cursos, congresos, diplomados, especializaciones, maestrías, doctorados, conferencias sin importar el lugar en donde se lleven a cabo dichos eventos.

Ser original y no se deduzcan en más de una ocasión. Que esté a su nombre. Que sean del periodo en que obtuvo el ingreso.

¿Cuál es la retencion por comisiones?

La retención en la fuente para el concepto de comisiones, que se aplica a personas naturales declarantes es del 11%.

¿Qué actividad tengo en el SAT?

Pasos para su uso –

  1. Ingresa tu RFC y contraseña.
  2. Elige la opción Servicios por Internet.
  3. Selecciona las opciones: Servicio o solicitudes / Consulta.
  4. Captura la información que consideres necesaria para la búsqueda.
  5. Consulta la información requerida.
  6. Obtén tu acuse correspondiente.

Si requieres consultar la respuesta de tu solicitud o aviso, registra el número de folio de la solicitud. Si no recuerdas el número de folio, puedes buscar la solicitud que requieras utilizando todos los criterios disponibles. Puedes visualizarla, enviar una nota adicional o cancelarla, según lo desees.

¿Qué porcentaje se le da a un comisionista?

Establece el porcentaje de las comisiones – El primer paso para calcular las comisiones por ventas es establecer el porcentaje que recibirán los representantes comerciales por cada negocio que sea realizado. Ten en cuenta que las comisiones de los vendedores no pueden ser excesivas, pues acabarían con las ganancias de tu empresa, pero sí deben ser justas y proporcionales al tiempo que se ha invertido en cada venta,

  • Los productos más costosos y con una dificultad mayor, debido al seguimiento constante del cliente, pueden exigir comisiones más agresivas para estimular al equipo comercial.
  • Eso sí: no caigas en el error de poner un porcentaje fijo para todas las ventas, porque los profesionales se verán tentados a ofrecer los productos más baratos y fáciles de negociar.

Aunque los porcentajes dependen de cada sector, lo normal es que los profesionales reciban entre el 2% y el 10% como máximo, ¿Quieres cautivar a tus clientes y hacerles comprar cada vez más? Lee: Mezcla de productos: 8 estrategias para hacerla atractiva,

¿Qué comisiones no llevan IVA?

¿Qué comisión bancaria lleva IVA? – Si Soy Comisionista En Que Regimen Debo Estar https://bit.ly/37G40NP La normativa legal es clara respecto al IVA en las comisiones bancarias, las financieras no llevan IVA en ningún caso, no están sujetas al Impuestos sobre el Valor Añadido. Por el contrario, las comisiones de servicios que hacen los bancos a petición de sus clientes, sí están sujetas a IVA, pero existe una amplia lista de exenciones recogidas en el artículo 20.1.18 de la Ley del IVA.

¿Cómo funciona un comisionista?

Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? El contrato de comisión mercantil está previsto para regular operaciones esporádicas, no habituales, en las que el comitente encarga al comisionista la realización de actividades puntuales a cambio de una comisión.

  • La principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no.
  • Puede que como empresario o comerciante se haya visto necesitado en alguna ocasión de rodearse o de contar con otras personas que le auxilien en el desarrollo de su actividad económica.

En este ámbito, reviste particular interés la problemática relativa a los supuestos de colaboración destinados a facilitar la promoción o la conclusión de contratos por cuenta de otro empresario. Son de destacar, entre estos colaboradores, figuras clásicas como los comisionistas, los agentes y los corredores o mediadores.

Cuando una empresa quiere aumentar sus ventas es frecuente que contacte con otra para que venda sus productos a cambio de una comisión. Pues bien, aunque no se firme ningún contrato por escrito, en ese caso puede existir un contrato de «agencia» o uno de «comisión»; y según se trate de uno u otro, las partes van a tener derechos y obligaciones muy diferentes.

Contrato de comisión El contrato de comisión mercantil es un típico contrato de colaboración entre dos comerciantes, o entre un comerciante y otra persona, por el que una de las partes (comisionista) se obliga a realizar, por encargo y cuenta de la otra (comitente) una o varias operaciones mercantiles a cambio de una comisión pactada previamente.

  1. Su regulación general viene establecida en los artículos 244 a 280 del,
  2. En lo no previsto en el contrato o en la legislación mercantil, se aplicarán las normas generales del mandato civil recogidas en los artículos 1709 a 1739 del Código Civil.
  3. También hay que tener en cuenta según la materia de que se trate, la eventual normativa especial existente para banca, seguros, mercado de valores y otras.
See also:  Como Cambiar Mi Regimen En El Sat?

Como principales características del contrato de comisión podemos señalar las siguientes:

El contrato de comisión es consensual y no necesita estar escrito para ser válido. Se entiende que el comisionista ha aceptado tácitamente la comisión si ejecuta alguna gestión en el desempeño del encargo que le hizo el comitente. El contrato debe ser ejecutado con buena fe y las obligaciones y derechos principales son los siguientes (salvo pacto en contrario):

Por el comitente:

Pagar la comisión. Pagar los gastos. Derecho a revocar la comisión en cualquier momento, quedando obligado solo por las gestiones practicadas antes de comunicar la revocación.

Por el comisionista:

Responde de los daños y perjuicios que se ocasionen por no ejecutar el mandato. Si se acuerda provisionar fondos, puede no iniciar el encargo mientras no se los ingresen. Las mercancías en poder del comisionista están especialmente afectas al pago de la comisión. Rendir cuentas económicas. Responder de la custodia de las mercancías que reciba. Prohibición de proceder contra disposición expresa del comitente, desviar fondos para fines distintos, la demora en la cobranza o comprar a precios más onerosos que los de mercado. Obligación de comunicar las noticias que afecten a la negociación. Prohibición de delegar salvo pacto en contrario. Prohibición de hacer de contrapartida en beneficio propio de lo que el comitente quiera comprar o vender. Prohibición de confusión de mercancías de distintos dueños. Prohibición de vender fiado o a plazos sin autorización del comitente. Puede garantizar el cobro, si tiene una comisión llamada de «garantía».

Diferencias entre el contrato de agencia y el contrato de comisión En ocasiones se plantea la polémica de si el contrato es de comisión mercantil o de agencia.Un comisionista realiza una o varias operaciones ocasionales en nombre de otra empresa a cambio de una comisión si la venta se materializa.

Por su parte, un agente comercial se dedica a buscar clientes para un tercero a cambio de una remuneración (que generalmente es una comisión por venta). Y para que exista una relación contractual de agencia, es necesario que esa labor de búsqueda de clientes sea continuada o estable en el tiempo.

  1. La importancia radica en que en el segundo caso se aplica la Ley de Contrato de Agencia.
  2. Para distinguirlos, el criterio es la continuidad: El contrato de Agencia es continuado y tiene estabilidad en el tiempo.
  3. El encargo puntual es contrato de comisión.
  4. Por tanto, la principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no.

Atención, El agente comercial está protegido por la ley, y al finalizar la relación puede tener derecho a una indemnización por la clientela aportada y a otra por daños y perjuicios. El comisionista, en cambio, no tiene derecho a estas indemnizaciones.

Resumiendo, entre las diferencias entre el contrato de comisión y agencia, pueden destacarse las siguientes: a) Frente a la comisión que es de tracto instantáneo y que responde a una relación ocasional o puntual dirigida a realizar un negocio u operación mercantil concreta, la agencia tiene un carácter duradero, de exclusividad generalmente en el objeto de su actividad y en la determinación del territorio, participando de una estabilidad que obliga al agente a promover o contratar tantos negocios como sean posibles mientras dure el encargo b) Por otro lado, el agente contrata o promueve la existencia de relaciones entre su comitente o mandante y los terceros en nombre del principal.

En la comisión, el comisionista puede desempeñar su labor representando directa o indirectamente al comitente. c) La naturaleza del encargo también suele ser diferente. Así, mientras en la comisión el encargo es concreto y específico relativo a un acto u operación de comercio, en la agencia es general refiriéndose a varios actos u operaciones.

Cuando se establezca un pacto de exclusiva al agente, normalmente el empresario se compromete a no designar otros agentes en la misma zona o respecto de un grupo determinado de personas destinatarias. También suele establecerse en el contrato de agencia el pacto de no competencia por parte del agente. En la comisión, las obligaciones del comitente suelen ser pagar una provisión de, la retribución pactada, reembolsar al comisionista los gastos justificados y asumir los efectos del contrato que hubiere celebrado el comisionista con terceros. En la comisión, entre las fórmulas más frecuentes de fijar el precio o retribución pactada está la de fijar un tanto por ciento del importe de la operación, aunque caben otras fórmulas. Normalmente en los contratos suele establecerse que este pago se efectúe una vez cumplida la operación no naciendo la obligación si la gestión no se realiza. Normalmente en la comisión no suele existir pacto de exclusividad.

e) Extinción de contrato. En caso de muerte del comisionista se rescinde el contrato, pero la muerte o inhabilitación del comitente no lo rescinde, aunque pueden revocarlo sus representantes. Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura? artículo leído en el blog de la : Comisionista mercantil ¿Qué debemos saber sobre esta figura?

¿Cuando no se retiene ISR en resico?

Es importante aclarar que una persona física que pague a otra física del RESICO por actividades empresariales, profesionales u otorguen el uso o goce temporal de bienes, no se encuentra obligada a retener ISR, ya que son las personas morales las que ayudarán a recaudar impuestos de los contribuyentes que se encuentren

¿Qué porcentaje se le da a un comisionista?

Establece el porcentaje de las comisiones – El primer paso para calcular las comisiones por ventas es establecer el porcentaje que recibirán los representantes comerciales por cada negocio que sea realizado. Ten en cuenta que las comisiones de los vendedores no pueden ser excesivas, pues acabarían con las ganancias de tu empresa, pero sí deben ser justas y proporcionales al tiempo que se ha invertido en cada venta,

  1. Los productos más costosos y con una dificultad mayor, debido al seguimiento constante del cliente, pueden exigir comisiones más agresivas para estimular al equipo comercial.
  2. Eso sí: no caigas en el error de poner un porcentaje fijo para todas las ventas, porque los profesionales se verán tentados a ofrecer los productos más baratos y fáciles de negociar.

Aunque los porcentajes dependen de cada sector, lo normal es que los profesionales reciban entre el 2% y el 10% como máximo, ¿Quieres cautivar a tus clientes y hacerles comprar cada vez más? Lee: Mezcla de productos: 8 estrategias para hacerla atractiva,

¿Cómo funciona una empresa comisionista?

Si algo está dando que hablar estos días es el cobro de comisiones y la profesión de ‘comisionista ‘, personas que por lo general se llevan un buen pellizco por la intermediación en cualquier negocio. A las contraprestaciones del hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid por la gestión de la compra de mascarillas en China, se suma la polémica de los empresarios Alberto Luceño y Luis Medina por el supuesto cobro de comisiones en la venta de material sanitario al inicio de la pandemia.

También, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales y el jugador del FC Barcelona y presidente de Kosmos, Gerard Piqué, han sido protagonistas de otro de los culebrones comisionistas de las útimas horas al pactar una comisión de 24 millones de euro s para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí.

TE PUEDE INTERESAR: Rubiales negó en El Partidazo de COPE haber pagado alguna comisión a la empresa de Piqué Sin embargo sobre una palabra tan recurrente y tan denostada estos días sabemos poco. ¿Qué es exactamente un comisionista y en qué consiste su trabajo? ¿Es legal? ¿en qué se diferencia su labor de la de un comercial? o ¿hay algún contrato que regule su trabajo?, son algunas de las preguntas que se plantean.

Ante todo, el comisionista, «es un empresario profesional al que se remunera por conseguir cerrar un negocio a favor de su comitente que es de quien recibe el encargo», explica a COPE.es Carmen Fernández Hinojosa, abogada de Medina Morales. El comisionista realiza un encargo puntual y concreto con total independencia en la gestión de ese encargo A priori su trabajo podría parecer que pisa el terreno de un comercial, pero hay diferencias.

El comisionista «realiza un encargo puntual y concreto con total independencia en la gestión de ese encargo». Se trata de la misma independencia con la que cuenta un agente comercial, sin embargo en su caso «la relación es más duradera en el tiempo, incluso puede ser de carácter indefinido».

¿Qué es el regimen fiscal 621?

Régimen de Incorporación Fiscal – En este régimen se encuentran registrados aquellos contribuyentes que tienen tiendas de abarrotes, carnicerías, papelerías, o bien son tianguistas, locatarios de mercados, vendedores sin local fijo, taxistas, plomeros, herreros, carpinteros, peluqueros, entre otros.

El Régimen de Incorporación Fiscal es para aquellas personas físicas con actividades empresariales que obtengan ingresos de hasta dos millones de pesos anuales y que presenten el aviso de actualización de actividades económicas y obligaciones ante el SAT a más tardar el 31 de enero de 2022, manifestando que optan por continuar tributando en el RIF.

Adicionalmente, se pueden obtener ingresos por:

Sueldos o salarios. Asimilados a salarios. Arrendamiento de casa habitación o local comercial. Intereses. Plataformas tecnológicas.

Lo anterior, siempre que el total de tus ingresos en su conjunto no excedan de dos millones de pesos al año.